miércoles, julio 28, 2021

VIDEO – NOTICIAS IMPACTO VENEZUELA – En Chile rescatan a 30 migrantes secuestrados en la frontera con Bolivia

Una pareja de venezolanos mantenía secuestrados a 31 migrantes a quienes ayudaron a cruzar la frontera

La Fiscalía del Tamarugal en la región fronteriza de Tarapacá, en Chile, investiga un caso de presunto tráfico y secuestro de 31 migrantes. 30 de ellos son venezolanos y uno ecuatoriano, a quienes privaron ilegalmente de su libertad en la comuna de Pozo Almonte.

El medio local, Cooperativa Regiones, informó que la situación quedó al descubierto este lunes, tras una denuncia interpuesta en la 19º Comisaría de Providencia. 

«Tuvimos conocimiento de una ciudadana venezolana que se encuentra regular en nuestro país. Ella denunció que su hijo, que había ingresado de forma irregular a territorio nacional, se encontraba secuestrado en un domicilio de la comuna de Pozo Almonte», expuso el prefecto de Carabineros de Tarapacá, Andrés Arenas,

A raíz de esta situación, se dio aviso a personal de Carabineros. Esta es la unidad que actualmente lleva a cabo las investigaciones del caso.

«Al iniciar las acciones estas dieron muy buenos resultados. Dimos con un domicilio, del cual, al acercarnos ,salió un menor de 17 años. Este manifestó que estaba en contra de su voluntad en este inmueble», detalló Arenas. 

Tras dar aviso a la Fiscalía, el Juzgado de Garantía emitió una orden de registro del inmueble. «Se ingresa al domicilio y nos encontramos con 31 ciudadanos, 30 venezolanos y un ecuatoriano. Un ciudadano venezolano  los tenía en este domicilio», complementó.

Lea también: Muere otra migrante venezolana en la frontera entre Bolivia y Chile: tenía 75 años y la llevaban para recibir tratamiento médico

La investigación 

La investigación determinó que «el menor de 17 años ingresó de manera irregular hasta la Región de Tarapacá. Lo hizo junto al grupo de extranjeros, previo pago de dinero a dos coyotes».

«Ellos aducen, y esto es materia de investigación, a un proceso que se inició en Bolivia. Ellos proceden contactar a los coyotes que los hacen ingresar de forma irregular a nuestro territorio, a cambio de dinero», relató el prefecto Arenas. 

Entre el grupo de 31 extranjeros se contabilizaron ocho menores de edad. A estos ciudadanos los llevaron a una residencia sanitaria para iniciar una cuarentena y prevenir contagios de COVID-19.

Tras estas diligencias, la policía logró la detención de dos personas. Se trata de un hombre y una mujer, también de nacionalidad venezolana, quienes estaban a cargo del inmueble. 

Dijo que «ambos pasarán a control de detención por el delito de secuestro y tráfico de migrantes. Se pudo acreditar que él era el encargado de dar los alimentos. La otra persona  hacía los contactos para que los extranjeros pasaran a nuestro país», aseguró el carabinero.

El fiscal del Tamarugal, Javier Gutiérrez, informó que ambos extranjeros están «a disposición del Tribunal de Garantía de Pozo Almonte». Se espera que este miércoles les hagan la audiencia de control de detención.

LO MÁS RECIENTE

Sigue leyendo ↓ ↓