viernes, septiembre 24, 2021

¿TARA GENÉTICA O MILAGRO? Una mujer descubre que puede amamantar a su bebé por la axila

Después de dar a luz, una mujer comenzó a sentir unos síntomas un tanto inusuales y resultó con una condición que le permite producir leche por su axila. Esta es la explicación científica

En Portugal, una mujer descubrió en su cuerpo un signo poco usual luego de su embarazo: puede amamantar por la axila.

La mujer, de 26 años de edad, acudió al hospital -dos días después de dar a luz a su bebé- por un dolor en la parte interior de la axila.

Cuando el médico examinó a la madre primeriza, le informó que aquel dolor era provocado por un tejido mamario extra en su cuerpo.

Al manipular la inflamación en la axila, “se liberó una secreción blanca” con características similares a las de la leche materna.

Lea También: ¿Qué le pasó al ‘gato mochilero’ que viajaba por el mundo con dueño colombiano?

¿Por qué puede amamantar por la axila?

Diversos estudios internacionales han estudiado la curiosa y nada común posibilidad de amamantar a través de la axila.

De acuerdo con un artículo publicado en 1999 en la revista ‘Mayo Clinic Proceedings’, hasta el 6% de mujeres en el mundo nacen con un tejido mamario extra.

Si bien en algunos casos este tejido incluye un pezón o areola, no es una regla que las mujeres puedan distinguirlo.

“Si el tejido mamario accesorio no tiene pezón o areola, es posible que las personas no se den cuenta de que tienen tejido mamario adicional hasta que quedan embarazadas o comienzan a amamantar.”

La razón por la que la mujer de Portugal puede amamantar a su bebé por la axila, está relacionada con la genética.

Cresta mamaria

Foto: Cortesía SDP Noticias

Según un estudio difundido en el ‘American Revista de Roentgenología’, la afección ocurre durante el desarrollo fetal; cuando las células forman las glándulas mamarias.

En la mayoría de los casos, la ‘cresta mamaria’ o ‘línea de leche’ se expande -en ambos lados del cuerpo- desde la axila hasta la ingle.

Con el paso de los meses, estas crestas solo permanecen en los senos, reseñó Sdpnoticias.

Sin embargo, la genética puede alterar este proceso y dejar tejido mamario residual en zonas adicionales; como la axila.

Así, cuando llega la hora de amamantar, la leche ‘entra’ al tejido mamario extra tal como lo hace en la zona común de los senos.

Polimastia

En el caso de la mujer de Portugal, el diagnóstico fue “polimastia”; es decir, la presencia de tejido mamario adicional en el cuerpo.

Si bien la zona abultada solo secreta leche materna -y por lo tanto tiene una condición benigna- los médicos recomendaron hacer exámenes de detección de cáncer de mama.

Asimismo, recomendaron a la mujer “no amamantar a su bebé ni extraer leche” del tejido mamario en su axila.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓