miércoles, julio 28, 2021

¿SE HUNDE EL BARCO? Renuncia viceministro del Interior en protesta por la represión en Cuba

El viceministro Jesús Manuel Burón Tabit, habría dicho: «aplicar la ley no significa asesinar»

El viceministro del Interior de Cuba, el general de brigada Jesús Manuel Burón Tabit, renunció a su cargo. Esto, tras cuestionar las decisiones del ministerio y del Consejo de Seguridad. También por el uso excesivo de la fuerza policial para reprimir las manifestaciones del 11 de julio.

La información se supo a través del diario español ABC que cita fuentes próximas al régimen de Miguel Díaz-Canel.

Las versiones apuntan a que Burón Tabit tuvo desavenencias con otros mandos respecto a las medidas tomadas durante las protestas. «Hay lío en el seno del Ejército y diferencias entre militares de la vieja guardia y generales jóvenes», aseguran las fuentes de ABC.

Lea también: 5.000 detenidos, 150 desaparecidos y un muerto: las cifras de la represión en Cuba

«No significa asesinar»

La noticia también habría sido confirmada por el analista y escritor Juan Almeida en su programa Juan Juan Al medio. Según Almeida, el también miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, pidió su renuncia en el lobby del edificio A del Ministerio del Interior. Sus palabras al abandonar el cargo fueron: «Aplicar la ley con estricto apego a ella, no significa asesinar», aseveró Juan Juan.

Juan Juan es hijo del fallecido general Juan Almeida, pero él usa el nombre de Juan Juan Al medio. Fue muy próximo al círculo íntimo del castrismo. Cuando nació, Fidel interrumpió un discurso para anunciar su nacimiento. Se crió en la familia Castro, con Raúl y su esposa, señalan las fuentes. Pero, años después se alineó con la disidencia y se exilió a Miami.

Lea también: Sin acceso a redes sociales: restablecen internet móvil en Cuba con restricciones

El origen de las protestas

El deterioro de la economía cubana se ha agravado por los efectos de la COVID-19 en el sector turístico. Esta es una de las mayores fuentes de ingresos de un país muy dependiente de la entrada de divisas.

Cuba sigue acusando el incremento de las sanciones de EE.UU. y el retraso en sus reformas.

El desgaste acumulado de años intentando mantener a flote la precaria economía familiar, reflejo de la economía que se desplomó 11% en 2020, fue uno de los catalizadores de las protestas antigubernamentales del pasado domingo.

En tres días, se ha desatado la represión y el régimen de Díaz-Canel ha aplicado el apagón de Internet para evitar que se sepa lo que ocurre en la isla.

Hasta este miércoles hay un saldo de 5.000 personas detenidas, 150 desaparecidos y al menos un muerto.

LO MÁS RECIENTE

Sigue leyendo ↓ ↓