martes, julio 27, 2021

PRESENCIALIDAD en colegios ¿Listos para el retorno?

Lina Caicedo
Reportera, especialista en política social y estratega de comunicaciones

El próximo 15 de julio todos los colegios de Colombia retornan a la presencialidad. Una orden derivada de la Resolución 777 del Ministerio de Salud

Jardines infantiles, colegios, educación superior y establecimientos del Instituto Colombiano de Bienestar Familar (ICBF) tendrán que retornar a la presencialidad cumpliendo normas básicas de bioseguridad.

Y aunque profesores están obligados a regresar sí o sí, la ministra de Educación ha confirmado que dependerá de los padres de familia si autorizan que sus hijos vuelvan a clases.

La pregunta que surge es si Colombia está lista para el regreso a las clases presenciales.

Justo este 15 de julio coincide con la terminación de la etapa de vacunación para los profesores a quienes la Resolución 777 les exige retornar a clases presenciales para reactivar el sector educativo.

Datos del Observatorio de Gestión Educativa de Empresarios por la Educación, asegura que muy poco niños retornaron a la presencialidad en el primer semestre de 2021.

Cconfirman que solo el 16,3 por ciento de los 9,7 millones de estudiantes del país han tenido algo de presencialidad.

Lea también: A DUQUE LO VACUNA el Minsalud y ¿el resto de colombianos cuándo?

Protocolos bioseguros y alternancia

La reactivación del sector para el Ministerio de Educación se hará con protocolos simplificados.

Los cuales consisten básicamente en uso de tapabocas, distanciamiento de un metro, ventilación, lavado de manos y desinfección.

Y aunque la alternancia educativa no dejará de funcionar, solo funcionará en colegios que no puedan garantizar la distancia de un metro, explica la Resolución 777.

Para la ministra de Educación, María Victoria Angulo, la nueva etapa rige para instituciones privadas y públicas, es decir, ningún colegio podrá optar por no volver a las aulas.

“El regreso al servicio educativo presencial en las aulas es un mandato ético y normativo, como lo señala la resolución, y se debe adelantar con el cumplimiento de protocolos de bioseguridad en todos los colegios oficiales y privados”, dijo a EL TIEMPO.

La posición de los profesores

Pese a la exigencia ministerial, la Federación Colombiana de Educadores (FECODE) ve dos inconvenientes clave en el retorno.

Por un lado, se cuestiona el estado de las instituciones.

Un informe del Laboratorio de Economía de la Educación de la Universidad Javeriana (LEE) describe que al menos el 11% por ciento de los colegios oficiales no tienen acueducto. 

Un dato que no es menor si se tiene en cuenta que en Colombia el 7,8 millones de niños (80%) asisten a colegios públicos.

Y aunque para estas adecuaciones el Gobierno giró en 2020 400.000 millones de pesos, solo se han ejecutado el 50,1%.

Por eso FECODE asegura que esto se debe tener en cuenta, aunque para ellos existen otros dos puntos «inamovibles»: la vacunación y contar con los elementos de bioseguridad.

Confirman que no se niegan a volver, cediendo a su posición inicial, pero ello debe incluir protocolos actualizados.

«Por eso, nuestra labor ahora es ver que se cumpla con eso. Así como nos están exigiendo volver, nosotros vamos a exigir que se haga en las condiciones correctas», dijo Christian Rey, presidente (e) de FECODE.

Y agrego que: “Los docentes no nos negamos a volver (…) El mensaje que envió el ministro de Salud es que en julio debemos retornar. Consideramos que no es el momento por el estado de la pandemia, pero igual la orden es que debemos volver”.

Una posición similar expone la Confederación Nacional de Padres de Familia.

Para Carlos Ballesteros, su presidente, no están dadas las condiciones para el regreso a los salones.

«Los colegios no están preparados para retornar, no les ha llegado el dinero para que hagan las adecuaciones y adquirir el equipamiento para cumplir con los protocolos», aseguró a El Tiempo.

Retorno a clases en pandemia

En medio de los 4.375.861 casos positivos totales, los 177.871 activos en el país y las 109.466 personas fallecidas, el Gobierno Duque insiste en retornar a clases.

Unas cifras que alarman a profesores y, por supuesto, a padres de familia, quienes tendrán la decisión, en últimas de enviar a sus hijos a clase, según reconfirma el Ministerio de Salud.

En cuanto a las universidades, varias han hecho importantes inversiones para adecuar sus instalaciones y de esa manera ofrecer condiciones seguras para los estudiantes que retornan.

Pero, a través de Óscar Domínguez, director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún), señalan que sería ideal que el Gobierno diera prioridad en la vacunación en jóvenes.

«El crecimiento en la curva del comportamiento de la pandemia evidencia un factor de riesgo que se puede incrementar con el retorno a la presencialidad», asegura el profesor Domínguez.

Ante esto, la ministra Ángulo aseguró que enviar a los estudiantes a las aulas es una decisión de los padres de familia.

«Por lo tanto, seguiremos trabajando con un consentimiento. Como sistema educativo debemos seguir respondiendo por la educación de esos menores», dijo la funcionaria.

¿Por qué retornar?

Expertos mundiales en educación coinciden en que le contacto social es fundamental en la etapa escolar y la presencialidad se hace necesaria para optimizar los efectos del aprendizaje y el desarrollo socioemocional de los niños.

«Los niños han vivido un abanico emocional variado desde la inseguridad, el desconcierto o miedo, hasta el agrado que para muchos ha sido permanecer en sus hogares con sus familias de un modo continuado», describe Rafa Guerrero, psicólogo y profesor español.

Asimismo los pequeños se han encontrado «desasistidos, ignorados y ninguneados», lamenta Marisa Moya, directora de la Escuela Infantil Gran Vía y coautora de una guía emocional en espacios educativos.

«Los niños necesitan de iguales y necesitan calle y colegio para poder desarrollarse de una manera adecuada», apunta la especialista.

Por eso hay posiciones que defienden la presencialidad.

En ese mismo sentido se suman las recomendaciones de Unesco y Unicef, organizaciones que han dicho que los colegios deben ser los primeros en abrir y los últimos en cerrar.

Francisco Cajiao, es experto en educación en Colombia, asegura que en el país «no podemos seguir teniendo 9,7 millones de niños en la ignorancia».

Confirma que volver a clases es apenas el principio. «Ahora es necesario indagar en qué condiciones vuelven».

Dificultades en la resolución colombiana

Si bien hay sectores en colegios y universidades que defiende la presencialidad, ven algunos inconvenientes en la aplicación de la resolución.

«Plantear el regreso a la presencialidad con un distanciamiento de un metro nos impide el regreso del 100 por ciento de nuestros estudiantes y realmente nos obliga a continuar en plan de alternancia», dice la Confederación Nacional de Asociaciones y Colegios Privados (Andercop).

LO MÁS RECIENTE

Sigue leyendo ↓ ↓