lunes, septiembre 27, 2021

Lo que aconseja José Guerra para que Venezuela consiga recursos del Fondo Monetario Internacional

José Guerra cree que el problema de Venezuela no es el acceso a los derechos de giro del Fondo Monetario, sino que desperdició 950.000.000.000 de dólares en 20 años

El economista José Guerra recordó que Venezuela no ha podido conseguir recursos del Fondo Monetario Internacional (FMI), porque en el organismo hay dudas acerca de quiénes son las autoridades legítimas del país.

«Al país le correspondería cerca de $5.000 millones. Como no hay reconocimiento a Maduro no hay desembolso pero ese dinero es de Venezuela y hay que recuperarlo», dijo Guerra en Twitter.

El exparlamentario hizo la aclaratroria a propósito de uno de los acuerdos del diálogo en México, acerca de la recuperación de los recursos venezolanos en el extranjero.

Recordó que el presidente Hugo Chávez expulsó del país a la Misión del FMI. «En 2004 Chávez echó de Venezuela a la Misión del FMI y amenazó con retirarse del organismo. Afortunadamente la locura no llegó a tanto. Ahora sí necesitan del FMI, según ellos el agente financiero del imperialismo», remarcó.

Guerra considera que Venezuela necesita obtener millones de dólares, debido al «despilfarro y a un modelo político que arrasó con todo».

«Hay que obtener los $ 5.000 millones pero estemos claros que Venezuela entre 1999 y 2020 recibió por petróleo más de $ 950.000.000.000. Por tanto, el problema no ha sido que no haya habido plata, sino el despilfarro y un modelo político que arrasó con Venezuela», manifestó.

Lea también: OTRO GOLPE A MADURO ¿Por qué Venezuela no aprovechará los créditos del FMI?

Las razones del FMI

A mediados de agosto, el FMI anunció la asignación de créditos por un monto total sin precedentes. El dinero era para beneficiar a países que lo necesitan, por efectos de la pandemia de COVID-19.  Venezuela no pudo aprovechar esta oportunidad.

La junta de gobernadores del FMI, aprobó una asignación de “derechos especiales de giro”. Se trata de créditos por un total de 650.000 millones de dólares, informó el organismo financiero en un comunicado.

Es “una decisión histórica” que busca dar “una inyección de ánimo” a la economía mundial tras el estancamiento por la pandemia. El dinero beneficiará a todos los países miembros, describió la directora general del FMI, Kristalina Georgieva.

Según la vocera, la mil millonaria medida aspira a mejorar las reservas globales y generar confianza. También busca ayudar a las naciones “más vulnerables” que luchan contra “los estragos” del coronavirus.

Se conoció que 42% de los derechos especiales de giro del FMI, es decir, 275.000 millones de dólares, se asignaron a países de mercados emergentes y en desarrollo.

Las asignaciones entraron en vigor el 23 de agosto. Los acreditaron a los integrantes del FMI “en proporción con sus actuales cuotas en la institución”.

¿Qué son los derechos de giro?

Los derechos especiales de giro o DEG sirven como “una divisa” entre los países miembros, que procura el crecimiento económico a partir del crédito. Esperan “ampliar la base de activos” del FMI, explica Luis Angarita, economista experto en relaciones internacionales, a la Voz de América.

El último precedente similar data de la crisis financiera mundial de 2009. Venezuela podría recibir el equivalente a 5.000 millones de dólares de esos DEG. Pero su “conflicto de reconocimiento y legitimidad” lo entorpece, dice.

“El FMI no reconoce a los representantes de Venezuela, ni del Banco Central, lo que impide que nuestro país sea beneficiario de estas acciones”, precisa Angarita.

Relaciones rotas

El economista y Alfredo Ordóñez, atribuye la dificultad de Venezuela a beneficiarse de esos DEG por tres razones. «El rompimiento del gobierno con todos los organismos multilaterales con los que no comparte filosofía política”.

Agrega que «el FMI da prioridad a economías de libre mercado y sustentadas en valores democráticas. Esta categoría que no calza a la venezolana. Y hay que sumarle el rompimiento institucional del Banco Central de Venezuela con el organismo».

Venezuela llega al momento de los nuevos créditos del FMI “en condiciones bastante desiguales” en comparación con otras economías, observa el especialista.

Menciona, por ejemplo, el desplome paulatino de la producción petrolera, cuando era hace décadas su principal y más firme carta de presentación ante el FMI.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓