lunes, julio 26, 2021

GREMIOS ALERTAN SOBRE EL PELIGRO de vacunar a niños con la cubana Abdala y piden retirarla del país

La Academia de Medicina y la Federación Médica coinciden en alertar sobre el riesgo de someter a los jóvenes venezolanos a la vacuna Abdala que no tiene aval científico

Los gremios médicos del país alertaron acerca del peligro de inocular con «el prototipo» cubano Abdala a niños niñas y adolescentes del país. Tanto la Academia de Medicina como la Federación Médica, coinciden en que es un riesgo someter a los menores a este «candidato» a vacuna que no tiene avales científicos.

«Nicolás Maduro debe retirar de los planes de vacunación el producto Abdala. Para enfrentar con éxito esta terrible pandemia, debe privar un estricto método científico». Así lo afirmó el presidente de la FMV, Douglas León Natera.

Recomienda «evitar la politiquería y las preferencias ideológicas como método para ejecutar los planes de salud en Venezuela».

En un comunicado, destaca que «la comunidad científica venezolana y otras organizaciones gremiales del sector salud han alertado que la vacuna cubana Abdala todavía no ha culminado la totalidad de los ensayos clínicos».

Recordó la posición de la FMV incluso con la vacuna Sputnik-V. «Hasta que los laboratorios rusos, presionados por la comunidad internacional, se vieron obligados a informar sobre los resultados clínicos de sus investigaciones».

León Natera hizo un llamado a los padres y representantes a cuidar la salud de sus hijos. Esto, para que «no permitan que los vacunen con ese prototipo».

Lea también: «ES FALAZ y TENDENCIOSO»: la respuesta de Jorge Arreaza al informe de Bachelet

La Academia

Por su parte, la Academia Nacional de Medicina alertó que imponer la Abdala «es mucho más grave», si se trata de jóvenes. Por eso citó «la vulnerabilidad de los menores, en los aspectos concernientes a su participación en la toma de decisiones y la asimetría en su relación con los adultos».

Dijo que se deben tener consideraciones «éticas» en torno a que esta población debe recibir «atención especial».

«El desarrollo de investigaciones con menores implica la adopción de altos estándares científicos y éticos. Además de que es prioritario tomar en cuenta sus necesidades y características individuales. También sus patrones de pensamiento, sentimiento y actuación en diferentes etapas del desarrollo», explica.

Adicionalmente, recuerda que «los niños no tienen capacidad para dar su consentimiento», en estos asuntos.

Los académicos reiteran que «este biológico no ha sido aprobado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Tampoco por ningún ente regulatorio internacional con competencia en esta materia».

Igualmente creen que «el fármaco debe ser contemplado dentro de un estudio experimental». Por tanto «debe estar basado en un protocolo que cumpla con todos los requisitos éticos, científicos y legales nacionales e internacionales necesarios».

En ese sentido, advierten que las personas, en este caso los menores, «deben estar conscientes de que participan de una manera voluntaria en un experimento. También debe haber constancia de su consentimiento».

LO MÁS RECIENTE

Sigue leyendo ↓ ↓