miércoles, mayo 18, 2022

ÉXODO AL REVÉS: retornan migrantes ante perspectivas de «crecimiento económico»

Un trabajo de la agencia Bloomberg recoge testimonios de migrantes venezolanos que han decidido regresar al país, atraídos por el crecimiento económico y cansados de la de la xenofobia en otras naciones

Durante años, una tragedia tras otra los obligó a abandonar Venezuela: hiperinflación, pobreza y el colapso de los servicios obligó a escapar a 6 millones de migrantes.

Ahora, según reportaje de la agencia Bloomberg, hay «un cambio de tendencia está empezando a tomar forma». Decenas de miles de personas están volviendo a Venezuela. Lo hacen ante la perspectiva de crecimiento económico que hay en el país. También por el aumento de casos de xenofobia y las restricciones contra la migración venezolana.

Es un giro tan inesperado que incluso a los venezolanos que reciben a los retornados les cuesta creerlo. Sin embargo, la pandemia ha sido especialmente cruel con los emigrantes dispersos por la región. El empleo escasea y la xenofobia aumenta rápidamente.

Mientras tanto, en casa, la economía se ha estabilizado contra todo pronóstico. Después de años con una hiperinflación sin precedentes, los especialistas admiten «mejoras» en la economía. Todo, debido a que Nicolás Maduro ha llevado a cabo una serie de reformas «de libre mercado» que están empezando a impulsar ese crecimiento.

Es casi imposible dar una cifra exacta de los retornados. Así como saber si la tendencia durará años o se desvanecerá en meses.

Pero las señales de su llegada se acumulan por todas partes en Caracas. En el mercado en alza de alquileres de apartamentos; en el aumento de las inscripciones en las escuelas privadas.

También es evidente en las pequeñas ciudades a lo largo de la frontera con Colombia. Durante años, el tráfico era solo de ida. Ahora, dicen los lugareños, hay tanta gente que vuelve a casa como la que se va, indica el reportaje.

Lea también: ¡XENOFOBIA AL EXTREMO! Un alcalde en Perú propone que migrantes venezolanos no trabajen de delivery

Los testimonios

Alejandro Rivas señala que «no volvería a elegir emigrar», mientras esperaba a que llegara la gente a la hora del almuerzo a su pequeña pizzería cerca del centro de Caracas.

Rivas, de 34 años, regresó el año pasado de la República Dominicana, donde también regentaba un restaurante, y abrió «Mamandini» en diciembre, junto con tres socios.

Luego de superar el tipo de retos que supone invertir en una economía en crisis, Rivas se ha visto gratamente sorprendido por sus ventas. Sus clientes no son gente de la alta sociedad, sino obreros que de repente pueden permitirse gastar 5 dólares en una comida.

Esto era impensable cuando Rivas se fue en 2015. Sin embargo, unos años más tarde, Maduro dio uno de los mayores pasos en su impulso reformista: adoptar el dólar estadounidense como moneda no oficial del país. Hoy en día, más personas cobran en dólares y la mayoría de las transacciones se realizan con moneda estadounidense.

La dolarización

La dolarización ha desempeñado un papel crucial para frenar la hiperinflación y ayudar a restaurar parte del poder adquisitivo que los trabajadores han perdido.

La odisea financiera de un taxista llamado Alejandro Barreto ilustra la magnitud del impacto.

Barreto había dejado Caracas durante lo peor de la crisis económica. En ese momento, apenas ganaba el equivalente a 50 dólares al mes como taxista.

Aterrizó en Lima, donde rápidamente consiguió un trabajo en una tienda de impresión de camisetas. Le pagaban unos 350 dólares al mes. Luego llegó la pandemia y se encontró sin trabajo y en la calle vendiendo caramelos. Volvió a ganar unos 150 dólares al mes y, según dice, se sentía miserable. «Era una vida solitaria, sin amigos ni familia».

Así que compró un pasaje de autobús para regresar a Caracas y volvió a conducir un taxi. Ahora suele embolsarse los mismos 350 dólares mensuales que ganaba en la tienda de camisetas de Lima. «Volver fue la mejor decisión que he tomado últimamente», dice Barreto, de 35 años.

El hecho de que algunos emigrantes puedan ganar más dinero en casa que en el extranjero pone de manifiesto una de las verdaderas rarezas de la Venezuela socialista. Debido a sus políticas idiosincrásicas y bizantinas, el país es una isla en sí mismo que, es en gran medida, impermeable a las fuerzas globales más amplias.

Así, mientras las economías de toda América Latina siguen luchando por recuperarse del colapso inducido por la pandemia, la de Venezuela ha mejorado notablemente.

Esto no es sólo para los que ganan en dólares. Incluso en bolívares, la inflación se redujo a un ritmo anual de 25% en los últimos seis meses, según un índice compilado por Bloomberg. La producción de petróleo también ha empezado a repuntar, superando los 800.000 barriles diarios.

Para ser claros, se trata de una estabilización que llegó sólo después de años de caídas muy duras que dejaron a millones de personas viviendo en precariedad. Según un estudio, la economía tendría que crecer un 10% anual durante 18 años seguidos para volver a su tamaño en 1997, un año antes de que Hugo Chávez, mentor y predecesor de Maduro, ganara la presidencia por primera vez.

Mantente actualizado

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓