domingo, septiembre 19, 2021

XENOFOBIA Y EXPLOTACIÓN LABORAL: lo que enfrentan los migrantes venezolanos en Perú

Los migrantes venezolanos en Perú sobrepasan el millón, según cifras de Acnur y para la mayoría la permanencia en ese país es precaria

Actualmente, Perú alberga más de un millón de migrantes venezolanos. Ese país se ha convertido en el segundo destino que recibe a la mayor cantidad de ellos en el mundo. Esto, de acuerdo a datos oficiales del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Pero, la situación de la diáspora venezolana en esa nación no es la mejor. Una encuesta realizada por la ONG  «Familias sin Fronteras» reveló que la mayoría de estos migrantes han sido o son víctimas de xenofobia y explotación laboral.

Se trata del estudio “Vivencias de discriminación de la comunidad venezolana en Perú” . Es un informe en el que se plasman los resultados  de una encuesta sobre discriminación xenofóbica en algunas regiones del Perú. También forma parte de una iniciativa donde participan familias venezolanas y peruanas que buscan informar y sensibilizar sobre la situación general de los refugiados y migrantes en el país.

Lea también: Con desagrado y rechazo migrantes venezolanos recibieron a Jorge Arreaza en Perú

La encuesta

El sondeo se hizo sobre la base de 265 encuestados interrogados en diferentes regiones de Perú. De ellos 213 son mujeres y 52 hombres.

La muestra reveló que al menos 196 mujeres y 47 hombres sufrieron algún tipo de maltrato y/o violencia. Solamente 7 mujeres y 4 hombres denunciaron los hechos. 

La mayoría de estas personas indican que viven en Perú desde hace 1 a 3 años. De ellas, 74,3%, señala haber sentido rechazo por parte de compañeras o compañeros del colegio o el trabajo por ser venezolana o venezolano».

El estudio también mostró que gran parte de la población migrante venezolana «ha sido o es víctima de xenofobia y explotación laboral. Además de otras formas de discriminación que agravan su situación de vulnerabilidad».

Por otra parte, según el informe, el proceso de integración para niños y adolescentes venezolanos también se torna complicado. «Son víctimas de discriminación en espacios diferentes a las escuelas, por actitudes que tienen principalmente los adultos. Ello se replica y refuerza por lo que se ve o escucha en los medios de comunicación o de la clase política del país».

Destaca que los maltratos que sufren los migrantes en este país, se producen bajo la mirada expectante de los cuerpos de seguridad. Los funcionarios de estos organismos muchas veces no reciben las denuncias o dicen que las mismas no tienen sustento.

Migrantes y pandemia

La pandemia de COVID-19 también es un elemento que agrava la situación de los migrantes venezolanos en Perú. Según cifras de la OMS, Perú es uno de los países con mayor tasa de mortalidad por COVID-19 en el mundo.


En este contexto, «los desafíos de salud, economía y protección que amenazan la vida de migrantes de Venezuela se ven exacerbados. Las restricciones de movilidad del estado de emergencia peruano ocasionaron la pérdida de trabajo y de ingresos económicos para las y los migrantes de Venezuela», señala el estudio.

Recuerda que «la mayoría se desenvuelve en el sector informal y vive del comercio ambulante. Esto, sumado al aumento de los costos de los recursos básicos, ha generado la incapacidad de acceso a alimentos y la cobertura de otras necesidades básicas».

Indica que «la población venezolana no se encuentra incluida en el Sistema de Focalización de Hogares (SISFOH). Por ello no la atienden bajo las políticas de respuesta del Gobierno ante el choque económico» de la pandemia.

Otro problema que enfrenta la comunidad migrante frente a la pandemia es con respecto a la vivienda. De acuerdo al Banco Mundial, 57% de venezolanas y venezolanos viven en hacinamiento, frente a tan solo 4% de personas peruanas que viven en esta condición».

La situación dificulta el distanciamiento físico. Asimismo, 95% vive en residencias rentadas, muchas veces sin contrato formal. «Esto, junto a la pérdida de ingresos, ocasiona que las personas venezolanas se encuentren vulnerables al desalojo y por ende quedar en la calle».

Un censo realizado por el enviado de Juan Guaidó a Peri, Carlos Scull, indicó que «hay 153 mil hogares en condiciones de vulnerabilidad y con 55 mil personas venezolanas en peligro de desalojo», lo que aumenta el riesgo de contagio.

El sondeo resalta que la población migrante «tiene un acceso muy limitado a los servicios de salud, debido a su situación legal y económica.» De esta forma, «al estar más expuesta a contraer el virus, la comunidad venezolana está en una situación de mayor vulnerabilidad al no poder acceder a la evaluación y tratamiento de salud correspondiente».

Tras estos preocupantes hallazgos se elaboró un informe y petitorio que se están enviando a los gobiernos regionales de Perú con el fin de que tomen acciones inmediatas y promuevan medidas de prevención, sanción y capacitación ante estos actos.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓