miércoles, agosto 17, 2022

VPH ¿Qué hacer para evitar que se transforme en cáncer de cuello uterino?

El VPH es un virus de trasmisión sexual que afecta al menos una vez en la vida de cada persona, pero como sus síntomas son casi imperceptibles y en algunos casos es asintomática, es un potencial peligro para la salud

El Virus del Papiloma Humano o VPH es uno de los gérmenes de transmisión sexual más frecuentes en el mundo y se considera uno de los factores para el desarrollo de casi todos los cánceres de cuello uterino.

Todos los hombres y mujeres se infectan con VPH al menos una vez en su vida, luego de iniciar su vida sexual, pero sólo una pequeña minoría de las mujeres infectadas desarrollarán lesiones pre malignas y cáncer de cuello uterino.

La ginecobstetra Carmen Mantellini señaló, en nota de prensa que: “si bien la infección persistente por el VPH es un factor necesario en el desarrollo de un cáncer, existen otros que juegan un rol en la progresión” de la enfermedad.

Entre estos destacan: el uso prolongado de anticonceptivos hormonales, tabaco, partos, coinfección por VIH e inmunosupresión.

Lea también: ¡CONÓCELOS! Estos parásitos pueden vivir en tu piel

Qué es y qué se siente

Existen cuatro grandes pasos en el desarrollo de este virus: infección, persistencia, progresión e invasión.

Mantellini indicó que «la mayoría de las infecciones por VPH son asintomáticas y se eliminan espontáneamente en un período de 2 años».

pero, «aquellas que persisten más allá de este tiempo son aquellas generalmente asociadas al desarrollo de lesiones pre malignas».

La vacuna

La médico recalca que hay «una herramienta con la que se cuenta no sólo para reducir el impacto de la exposición a VPH, sino evitar la probabilidad de una infección persistente y es es la vacunación de niñas, niños y adolescentes a partir de los 9 y antes de que inicien relaciones sexuales. Y luego la puesta al día en vacunación para todos aquellos jóvenes hasta los 26 años».

“A pesar de que la vacuna está disponible desde hace más de 15 años, aún son muchas las trabas para lograr la cobertura, sobre todo la actual pandemia del COVID-19″, agregó.

Lamentó que la pandemia haya «detenidos los esquemas de vacunación y el acceso a servicios preventivos de salud».

Por ello, indicó que «se han desarrollado estrategias de acuerdo a las condiciones de salud en cada país, entre ellas la vacunación en edades extendidas. Esto es hasta los 55 años, intentando contener la propagación de la infección viral y ampliar entonces la llamada inmunidad de rebaño”.

No es tarea fácil

No obstante, Mantellini alertó que «lograr cumplir con las metas de eliminación de esta enfermedad no es tarea fácil, puesto que esto es 90% de cobertura de vacunación en niñas, 70% de acceso de mujeres a diagnóstico temprano y 90% de acceso al tratamiento en pacientes con diagnóstico de lesiones pre malignas o cáncer de cuello uterino».

En consecuencia, «se requiere la reactivación de la vacunación, retomar las consultas de salud para poder diagnosticar a tiempo estas lesiones y con ello poder ofrecer el tratamiento adecuado y oportuno».

El Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel autorizó el uso de la vacuna en el año 2014 y en 2015 se anunció su incorporación en el Programa Ampliado de Inmunización, señala la ONG Acción Solidaria.

«No obstante esto no ha ocurrido, lo que quiere decir que el acceso a la misma está limitado a quienes puedan acudir al sector privado, donde su costo está entre 80 y 150 dólares, un precio que no se encuentra al alcance de la mayoría de los venezolanos», destaca.

Google News
Síguenos aquí

Mantente actualizado

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x