viernes, septiembre 24, 2021

Viudas velan al mismo hombre y en la funeraria descubren el engaño

Particular demanda es el desenlace de un insólito caso que involucra a dos mujeres y un hombre. El individuó muere y ellas velan el cuerpo dos veces

Demetra Street quería cremar a su marido fallecido, mientras que otra mujer terminó enterrándolo en un cementerio de Baltimore en EE.UU.

Tremenda confusión se armó en la funeraria, que por ambos servicios cobró una buena cantidad de dólares.

Es decir, las viudas descubren en la funeraria que velaron al mismo hombre.

Por eso la señora Demera acusó a ‘Wiley Funeral Homes’ por presuntamente entregar el cuerpo de Ivan Street, su difunto esposo, a otra mujer.

Una mujer misteriosa que también alegaba ser la pareja sentimental del fallecido.

Se trata de una millonaria demanda a la funeraria que habría velado el cuerpo dos veces. Esto fue en los juzgados de la ciudad de Baltimore, EE.UU.

Todo empezó cuando Demetra Street contrató el servicio funerario de la casa ‘Wylie Funeral Homes’ para cremar a su marido.

La ceremonia transcurrió con normalidad hasta que Demetra fue a reclamar las cenizas de su esposo, pero los operarios del lugar se negaron a dárselas… La urna estaba vacía.

Indagó por qué no eran entregados los restos y se enteró de que su marido había sido enterrado tres días antes en el cementerio ‘Mount Zion’ de Baltimore.

A su vez fue en una ceremonia que se efectuó a nombre de otra mujer quien también decía ser la esposa de Ivan Street, según lo dicho por The Washington Post.

Este curioso caso se conoció porque Demetra Street impuso la demanda contra la casa funeraria por haber cobrado dos servicios, uno para ella y otro para la segunda esposa.

De esa segunda esposa, poco se sabe y su identidad no ha podido ser identificada de manera certera.

Demetra también exige a ‘Wylie Funeral Homes’ la suma de 8.5 millones de dólares por haber incumplió el contrato acudiendo a declaraciones falsas para obtener ganancias.

Lea también: ¿Cuánto pagarías por una Coca-Cola edición especial?

Según el abogado de la señora Street, Alex Coffin al ‘Washington Post’, la demandante e Ivan, estaban separados y vivían separados.

Pero las investigaciones demuestran que al momento de la muerte del hombre, legalmente seguían en unión.

De todos modos, el 13 de enero del presente año ‘Demetra’ acudió a la funeraria para identificar el cuerpo de ‘Ivan’ con un certificado de matrimonio, demostrando que ella era la pariente más cercana.

Luego firmó un contrato de 2.500 dólares para comprar un servicio conmemorativo y cremar a su esposo.

Poco después, apareció la otra mujer, se presentó en la funeraria argumentando ser la esposa de Ivan, mostró un certificado de matrimonio sin sello, del año 1997, y pidió hacerse cargo de los servicios funerarios.

Según lo escrito en la demanda, los empleados de la funeraria le mencionaron a Demetra de la aparición de esta mujer.

Pero ella les mencionó que la ignoraran y siguieran con el servicio que ella había pagado cuando fue a reconocer el cuerpo.

No obstante, esto no ocurrió y se llevó a cabo la ceremonia de la mujer aún no identificada, quien decidió enterrar el cuerpo de Ivan.

Demetra Street alega que mientras la mujer “anónima” enterraba a su marido, la funeraria ´Wiley Funeral Homes’ le aseguraba cumplir con el contrato de cremación.

¿Qué dice la funeraria?

Por su parte, Brandon Wylie, dueño de la funeraria desmintió las declaraciones de Demetra Street en el diario ‘Baltimore Sun’.

Aclaró que debido a las restricciones de confidencialidad y la existencia de litigios pendientes, no podían revelar toda la información del asunto.

“Sin embargo, negamos con vehemencia las afirmaciones presentadas por la Sra. Street y afirmamos que el asunto subyacente se manejó con la mayor sensibilidad hacia los seres queridos de los fallecidos”, dijo.

Según información de ‘The Washington Post’, Demetra e Ivan se casaron en 2016, pero empezaron los trámites de su divorcio en el 2018.

Respecto a la segunda mujer, el medio no pudo identificar con certeza su identidad ni lugar de residencia.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓