domingo, junio 13, 2021

VENEZUELA Y COLOMBIA: lo que significa la muerte de Santrich (+análisis)

Protagonizan en su frontera el mejor escenario para el narcotráfico y otros negocios ilegales. ¿Qué significa para Venezuela y Colombia la muerte de Santrich?

Analistas colombianos como Néstor Rosanía, Pedro Viveros y Andrés Villota le confirman a Impacto Venezuela que si fue la GNB quien lo abatió, se confirmaría que efectivamente estaba en Venezuela.

«Sería una persona menos, con vínculos con las disidencias de las FARC y con el narcotráfico en esta lucha contra las drogas que Colombia», asegura el analísta político Pedro Viveros.

Quien también considera que la muerte del líder guerrillero se converte en una «piedra en el zapato muy grande para Venezuela» porque se confirmaría que efectivamente estaba escondido ese territorio.

«Y si quien lo abatió fueron unos mercenarios, queda demostrando que es un país frágil para la intervención de mercenarios», asegura el analista político colombiano.

El posible papel de EE.UU.

Así mismo surge la duda sobre los móviles del abatimiento de Santrich en el sentido de que» hasta hace unas horas el Gobierno de EE.UU. estaba interesado en la extradición del guerrillero y se autorizó su extradición en Colombia y horas después aparece abatido», dice Viveros.

Luego, también hay una cantidad de circunstancias que a medida que pasen las horas, todos los interesados en la transparencia de este caso sabrán qué ocurrió con quien «traicionó los principios del proceso de paz y traicionó a Colombia», concluye el politólogo.

Lea también: SANTRICH: los escándalos del guerrillero traidor (+prontuario)

La sospecha del papel que puede estar jugando EE.UU en la muerte confirmada por medios de comunicación colombianos también la tiene el internacionalista y columnista de Impacto Venezuela, Andrés Villota.

«EE.UU tenían que empezar a hacer eso para desmontarlo, eso no se podrá probar; pero tenían fichado hace mucho tiempo y a las FARC en general con el tema de tráfico de niños, no tanto por el narcotráfico», asegura Villota.

Que no se repita el episodio de Raúl Reyes

Por otro lado considera que «tenían que matarlo», asegurando que fue el Gobierno Venezolano quien lo hizo para que no se repitieran denuncias de invasión y violación de Derechos Humanos como cuando mataron a Raúl Reyes.

Recordemos que Raúl Reyes murió en 2008 durante la ejecución de la Operación Fénix, ejecutada en territorio ecuatoriano, por la Fuerza Aérea Colombiana con el apoyo del ejército y agentes de su policía.

Allí, en la zona selvática de Angostura, cercanías de la población Santa Rosa de Yanamaru, en la provincia ecuatoriana de Sucumbíos, cayó muerto alias Raúl Reyes, entonces comandante del bloque sur de las FARC.

Incluso, hubo versiones que la localización de Reyes a menos de dos kilómetros de Colombia, se dio tras una comunicación satelital de Hugo Chaves para agradecerle la liberación de varis excongresistas colombianos.

Otra lectura que también ofrece Andrés Villota, es que existe una división marcada entre las Fuerzas Militares Venezolanas que llevaron al desacato de una orden.

«Puede haber una división muy grande en las fuerzas militares y lo mataron en contra de órdenes superiores», asegura.

Colombia: guerra de disidencias

Tres variables pueden manejarse sobre la muerte de Santrich. El análisis para Colombia es que evidentemente hay una «guerra a muerte» entre dos disidencias de las FARC en territorio entre Venezuela y Colombia.

Por un lado, el grupo de Gentil Duarte con lo que él ha denominado la «verdadera FARC» y por el otro Iván Márquez, Jesús Santrich, alias El Paisa y Romañan, que conformaron la «Segunda Marquetalia».

Estas dos facciones se están peleando el poder de toda la salida de la droga y el corredor va hacia Brasil y hacia Venezuela», describe Néstor Rosanía, analista, investigador y corresponsal de conflictos armados, y Director del Centro de Estudios en Seguridad y Paz.

Venezuela: estratégico corredor para el delito

El territorio Venezolano es un gran botín porque no solo es el tema del narcotráfico, sino minería ilegal, tráfico ilegal de combustibles, las cuotas sobre las trochas por donde pasan los migrantes, etc.

«Y eso genera lo que se llama ‘portafolios de economía ilegal’, que forman parte de esa es la guerra entre esas dos grandes disidencias», dice Rosanía.

Además, para nadie es un secreto que del lado venezolano también hay grupos como «La línea», «La frontera» y un alto nivel de corrupción e influencia por parte de la Guardia Nacional Venezolana.

«Que historicamente ha protegido los intereses del ELN y que hoy parece esta más cercana a la disidencia de Iván Márquez y la «Nueva Marquetalia», explica el analista colombiano.

Lea también: ABATIDO… alias Jesús Santrich

Muerte de Santrich «no cambiará nada»

Rasanía concluye que la muerte de Santrich, se trata de un tema más simbólico y un impacto de opinión, pues carecía de poder político, militar y económico en la estructura guerrillera.

«No tenía una gran ascendencia, su papel era el de ideólogo, pero no tenía una capacidad militar y económica dentro de estas estructuras».

Es así como la desaparición de Santrich no cambiaría el mapa de seguridad en la frontera colombo venezolana donde son más de 15 los grupos que delinquen.

Y donde hay millones de dólares en juego que se mueven en tema de narcotráfico a diario.

«Que desaparezca Santrich no cambia en términos general todo el mapa de seguridad regional que tenemos en la frontera colombo – venezolana», concluye el politólogo colombiano.

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS LEÍDO

Sigue leyendo ↓ ↓