martes, septiembre 28, 2021

Vacunar a todos los venezolanos en Colombia: un reconocimiento al derecho de los migrantes

Gobierno colombiano emite Resolución para vacunar a migrantes venezolanos sin documentos. Amplía decisión inicial de inmunizar solo a quienes estaban regularizados

Robert Alexis Ruiz Montilva, tiene 34 años, migró a Colombia hace 9 meses, llegó caminando después de 32 días con su esposa y dos niñas de 3 y 2 años desde el estado Aragua.

Sin documento alguno que certifique su identidad y procedencia, viven en Bogotá. Lo hacen vendiendo bolsas para la basura o pidiendo dinero en puentes peatonales.

Justo en el puente donde Impacto Venezuela lo ubicó junto a una de sus pequeñas y ante la mirada indiferente de transeúntes para quienes parecen seres fantasmagóricos.

No los ven o sencillamente se volvieron parte del paisaje porque migrantes venezolanos ya están en cualquier esquina o puente de la ciudad.

En una escena que se repite a diario, con una misma necesidad, pidiendo ayuda, un apoyo en dinero, en comida o en ropa.

Sin embargo, Robert, su esposa y sus niñas dejarán de ser invisibles para el Estado colombiano, por lo menos ante la coyuntura sanitaria que enfrenta el país y el mundo.

Vacunación para todos

Colombia decidió a través de la Resolución 1255 del Ministerio de Salud garantizar la vacunación contra el COVID-19 para todos los habitantes de su territorio.

Esto incluye a los migrantes venezolanos que no cuenten con documento de identificación oficial en el territorio colombiano.

Por lo tanto, los vacunará sin importar su estatus legal.

Es decir, a los migrantes irregulares, unos 983.000 venezolanos que se encuentran en el país y no cuenten con el Permiso Especial de Permanencia (PEP), cédula de extranjería o salvoconducto.

Estos, los documentos clave para acceder a un puesto de vacunación en Colombia y recibir el biológico que los inmuniza contra el COVID-19.

Se trata de un importante avance en la política de salud pública para lograr la llamada “imnunidad de rebaño”.

Esto quiere decir que para conseguir esa protección integral al virus de quienes viven en Colombia, la población ha sido vacuna o se ha vuelto inmune porque se contagió.

Lea también: “No hay cama pa’ tanta gente” ¿Qué pide Iván Duque para vacunar a los migrantes venezolanos?

Avance en igualdad y equidad de derechos

Según Migración Colombia, en el país hay 1.742.927 venezolanos, de los cuales 54% estarían en condición irregular en el país.

La decisión del Gobierno Nacional para la vacunación de la migración venezolana esté regularizada o no, da cuenta de un avance en su postura inicial de no vacunar a toda la población migrante.

Luego, avanzó diciendo que solo inmunizaría a migrantes que estaban en situación regular.

Y ahora acaba de anunciar que, incluso las personas en situación irregular van a acceder a las vacunas.

“Estar si papeles en un poquito esforzado, no es fácil conseguir un trabajo, mucho menos que confíen en ti. Pero lograr la vacuna es de mucha ayuda, hay mucho colombiano comprensivo y le ayudan a uno, solo puedo decir gracias”, manifiesta Robert.

“Esto implica avanzar en el reconocimiento de los derechos de los migrantes y resaltar que sus derechos no están supeditados a su estatus legal”, explica el politólogo e internacionalista Mauricio Jaramillo.

Quien complementa que se trata de un “avance del estado colombiano en el reconocimiento de esos derechos a través de la concesión del estatuto temporal de protección”.

Equidad en la vacuna

Pero, además es reconocer que los venezolanos migrantes serán vacunados de acuerdo con los criterios de priorización e igualdad de derechos que tienen los colombianos para acceder al biológico.

Acceder al plan de vacunación por parte de la población venezolana residente en Colombia no tendrá ninguna restricción.

«Colombia no puede preguntarse por ningún motivo si primero los colombianos o primero los venezolanos. No. Los dos al tiempo», manifestó en su momento la canciller y vicepresidente Marta Lucia Ramírez.

Por lo pronto la vacunación de venezolanos en Colombia forma parte de la política de distribución equitativa de vacunas contra el COVID -19.

La Resolución

Personas que  no cuenten con identificación por parte del Estado colombiano, incluidos los migrantes venezolanos, serán vacunados.

Para ello tendrán que ser censados por el municipio donde permanezcan y sus datos pasarán a formar parte del registro nacional a través de la App Mi Vacuna.

Así, venezolanos indocumentados en Colombia podrán recibir la vacuna contra el coronavirus.

Una clara decisión gubernamental que se toma con un sentido claro: para alcanzar la inmunidad de rebaño se deben vacunar todas las personas que residan en Colombia.

Incluso, incluye a sus connacionales sin documento de identificación válido en Colombia.

Para Gerson Bermont, director de Promoción y Prevención del Minsalud, lograr esa inmunidad colectiva depende de la vacunación de toda la población.

“Necesitamos vacunar a las personas que viven en Colombia, así no tengan documento de identidad expedido por el Gobierno Nacional”, especificó el funcionario.

Censo de venezolanos

Para ello se necesita ubicar a toda esa población y vincularlos al Plan Nacional de Vacunación.

Y para ello los municipios, distritos y departamentos, tendrán que censar a quienes no estén en las bases de datos de Registraduría y Migración Colombia.

“Asimismo, serán los responsables de reportar la información consolidada (…), y conformar la base de datos maestra de vacunación, explicó Bermont.

Esto quiere decir que esta población tiene que aparecer en Mi Vacuna para registrar datos de los inmunizados, para poder ser vacunada.

Quienes ya estén en el Registro Único de Migrantes Venezolanos (RMUV) que coordina Migración Colombia, ya están en Mi Vacuna y no serán censados.

“Tenemos alrededor de 800.000 migrantes venezolanos regularizados incluidos dentro del plan. Pero tenemos más de 900.000 venezolanos que no están de manera regular y necesitamos aplicar vacunas a este grupo”, dijo.

Obligación epidemiológica

El Gobierno del presidente Iván Duque ha asegurado que vacunará a 1.742.927 de migrantes venezolanos que viven en Colombia.

Pues el ministerio de Salud colombiano considera una «obligación epidemiológica» vacunar a migrantes venezolanos, tanto los regularizados como quienes están de tránsito.

“La vacunación debe incluir a más de un millón ciudadanos venezolanos que no tiene un estatus regular y permanecen en Colombia”, asegura el ministro Fernando Ruiz.

Quien ha dicho también que la inmunización de venezolanos es objetivo clave para Colombia.

Vacunar a la comunidad venezolana complementa la estrategia de inmunización de la población local. Además de migrantes africanos y de la región para alcanzar la inmunidad de rebaño.

“Si no los vacunamos, no vamos a generar inmunidad del rebaño, no vamos a generar protección”, argumentó.

Vacunas y apoyo internacional

Sin embargo, para lograr ese objetivo Colombia requiere del apoyo de la cooperación internacional para conseguir las dosis «ya sea como donación o préstamo».

Recientemente el Gobierno de Estados Unidos donó 3.5 millones de dosis a Colombia y un gran porcentaje se destinó a los migrantes regularizados que representan 759.584 personas.

Fueron vacunas de Moderna que requieren una sola dosis, como una estrategia además para que está población no se vea afectada con la escasez de una segunda dosis y facilitar la inmunización de manera rápida.

Tanto EE.UU., la OMS, como Canadá han prometido al gobierno colombiano donación de más dosis.

En este sentido agradeció al gobierno de EE.UU. la donación que ha hecho recientemente para vacunar a la población vulnerable en Colombia, entre quienes se encuentran los migrantes venezolanos.

Insistió también en que «es un tema muy crítico tener la vacuna, ojalá de una sola dosis».

Impacto de la vacunación a migrantes

Para la epidemióloga colombiana, Zulma Cucunubá vacunar a los migrantes venezolanos es un tema de responsabilidad social y una decisión inteligente.

“Porque la dinámica de transmisión del COVID-19, en la forma como funciona, tiene el riesgo de que quienes no se vacunan pueden ser el origen de nuevos brotes”.

Y agrega que: “Por las características de la población migrante, son un grupo muy grande, que comparten vulnerabilidad y de no vacunarlos van a ocasionar problemas para ellos directamente e indirectamente van a incrementar la transmisión en el resto del país (…) Son fundamentales para la prevención”, explica la especialista.

La doctora Cucunubá explicó también que los migrantes venezolanos con enfermedades crónicas, mujeres en embarazo y en periodo de lactancia, también se priorizan para ser vacunados en Colombia.

Mujeres en embarazo

Explicó que en 2020 la mortalidad materna incrementó en un 40% en el mundo, una cifra equiparable con las venezolanas y colombianas en estado de gestación que han muerto por COVID-19.

Aseguró que este tipo de población puede y debe vacunarse entre la semana 12 de embarazo y los 40 días después del parto, para una mayor protección.

Y recomendó hacerlo con la vacuna de Pfizer que es la que tiene estudios de seguridad para estas mujeres y sus bebés.

Además de ser el biológico que para tal fin se le está aplicando a las gestantes en territorio colombiano sin importar su nacionalidad.

Trabas en el proceso

Aunque las garantías de vacunación para la población venezolana están dadas, por lo menos en el papel, nacionales de ese país describen otro panorama.

Luis José Montilva resume su experiencia “me acerqué al puesto de vacunación con mi Permiso Especial de Permanencia y me negaron la vacuna”, denuncia.

Casos como este son frecuentes dada la desinformación por parte del personal vacunador, algo que según el Ministerio de Salud se subsanará ahora que hay la orden de vacunar a todos los venezolanos así no tengan documento de identidad validado por el Estado Colombiano.

Otro tema que hay que desvirtuar es el temor que tienen muchos migrantes indocumentados a acceder a un puesto de vacunación donde consideran que serán juzgados, estigmatizados y fichados ante las autoridades migratorias.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓