martes, septiembre 28, 2021

¡UNA TRAGEDIA TRAS OTRA! Paso de la tormenta Grace podría empeorar labores de rescate en Haití

Las intensas lluvias provocadas por la depresión tropical Grace amenazan con provocar inundaciones repentinas y posibles aludes de tierra, esto afecta el traslado de los heridos quienes prefieren esta al aire libre que bajo techo

Las labores de búsqueda y salvamento podrían empeorar la situación en Haití con la amenaza de la tormenta tropical Grace, apenas dos días después del potente terremoto.

Hasta el momento se han reportado oficialmente casi 1.300 personas, los trabajadores de rescate se afanan en la búsqueda de desaparecidos posiblemente atrapados en las ruinas.

Todo esto mientras la depresión tropical Grace amenaza con dejar inundaciones y deslizamientos de tierra en Haití y la vecina República Dominicana.

De acuerdo al reporte de estadounidense Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami. 

La tragedia natural fue sábado en la mañana y  dejó la alarmante cifra de 1.297 muertos, más de 5.700 heridos y casi 30.000 viviendas destruidas o dañadas.

Las cifras oficiales las emitió Protección Civil local el domingo por la noche. 

Lea también: VIDEO – NOTICIAS IMPACTO VENEZUELA – ENTRE LA ANGUSTIA Y EL DESESPERO: a 1.300 se incrementa el número de muertos en Haití

Entre la espada y la pared

En la pequeña ciudad costera de Port Salut, al igual que en el resto de las zonas afectadas, los residentes se enfrentaban a un dilema.

Los habitantes no sabe si permanecer al aire libre para protegerse de las réplicas, o trasladarse a los edificios dañados para refugiarse del fuerte temporal que se espera con la depresión tropical Grace. 

El hospital de la ciudad decidió intentar proteger a los pacientes que se hacinan en el patio bajo lonas de plástico desde el terremoto.

Al mediodía del lunes, los pacientes estaban siendo trasladados al interior de las instalaciones a pesar del temor a las réplicas. 

«Los médicos nos piden que volvamos bajo la losa de hormigón esta noche, pero hasta ahora no estamos seguros. Todavía está temblando, así que por eso estamos fuera», dice Wilfried Labaye, de 41 años, antes de que se tomara la decisión de meter a todo el mundo dentro.  

Su esposa, Esperance Rose Nadine, de 36 años, yace en el suelo a su lado. Sus dos piernas fueron aplastadas cuando su casa en las montañas cercanas se derrumbó. 

Labaye está preocupado no sólo por la salud de su esposa sino también por el clima, del que no pueden escapar. 

«No sé cómo será esta tormenta», dice. 

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓