jueves, octubre 21, 2021

“Tu enfermedad no tiene por qué ser terminal”, el mensaje de un médico a Martha Sepúlveda

Alicia De La Rosa
@aliciadelarosa

El médico nutricionista, Guillermo Rodríguez Navarrete, le ofreció a Martha Sepúlveda, la mujer de 51 años que sufre de esclerosis lateral amiotrófica y quien decidió acceder a la eutanasia, ayudarla a sanar

El caso de la colombiana Martha Sepúlveda, quien decidió acceder a la eutanasia por sufrir de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad grave e incurable, causa revuelo en las redes sociales.

El mensaje de un médico nutricionista, Guillermo Rodríguez Navarrete, ofreciéndole una alternativa a Sepúlveda para aminorar los síntomas de la enfermedad, se viralizó.

“Si le pueden hacer llegar este video, Martha efectivamente tu enfermedad no tiene por qué ser terminal y si tú quieres y Dios me permite llegar a ti, voy a hacer lo que está en mis manos para ayudar”, dijo el médico en su mensaje.

Dieta Keto para sanar

Según su cuenta en Instagram, @nutrillermo, el nutricionista se ofrece a tratar la enfermedad de Martha cambiando sus hábitos alimenticios a través de la ya famosa dieta Keto.

Rodríguez, en su intervención, aplaudió la decisión que tomó la IPS Incodol de negarle la eutanasia a esta mujer de 51 años de edad, cuando hace más de 72 horas la había aprobado.

Como lo ha hecho con otros pacientes con la misma enfermedad, el doctor Rodríguez le ofreció “tratar la esclerosis lateral amiotrófica de la forma correcta”.

Explicó que abordará la enfermedad desde “su conexión con las micotoxina y un estilo de vida cetogénico que hacen que las células nerviosas vuelvan a producir energías”.

Le aseguró a Sepúlveda que “hay una esperanzas mucho mayor a la que tú crees sin ningún costo».

«Vamos a ayudarte a que de nuevo tengas ganas de vivir y a que disfrutes con tu hijo de una vida plena y sin sufrimientos”.

Lo qué es esta enfermedad

La esclerosis lateral amiotrófica o ELA, es una enfermedad de las neuronas en el cerebro, el tronco cerebral y la médula espinal que controlan el movimiento de los músculos voluntarios.

En la ELA, las células nerviosas (neuronas) motoras se desgastan o mueren y ya no pueden enviar mensajes a los músculos.

Con el tiempo, esto lleva a debilitamiento muscular, espasmos e incapacidad para mover los brazos, las piernas y el cuerpo.

La afección empeora lentamente cuando los músculos en la zona torácica dejan de trabajar, se vuelve difícil o imposible respirar.

No existe cura, pero médicos aseguran que hay tratamientos que ayudan a prolongar y mejorar la calidad de vida del paciente con ELA.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓