lunes, septiembre 27, 2021

TIRADO EN UNA ACERA Y MOLIDO A GOLPES murió un carnicero en Táchira

Al carnicero lo apreciaban en la comunidad. Las autoridades policiales del Táchira manejan varias versiones, desde el robo hasta el arrollamiento

José Richard Rodríguez Cáceres, de 46 años, debe haber hecho algo terrible, pues las circunstancias de su muerte aún son un misterio para las autoridades del estado Táchira. Lo que es cierto es que el hombre, quien se desempeñaba como carnicero, murió de una manera horrible. Le dieron una paliza mortal y lo dejaron abandonado en plena calle.

El hecho ocurrió el domingo pasado en la noche. Sus familiares no tienen algún posible motivo para lo que pasó y sostuvieron que él no tenía enemigos ni problemas de alguna índole. Al contrario, por ser un hombre alegre, trabajador, de buen corazón y extrovertido, se había ganado el aprecio de quienes le conocían. Los vendedores y clientes del Mercado Municipal de Rubio, donde trabajaba en la carnicería de su papá, no se explican el hecho.

Según el diario La Nación, a Rodríguez Cáceres lo atacaran brutalmente a golpes, quizá utilizando un objeto contundente, como un bate. Y que luego, mal herido, lo dejaron abandonado a las puertas del mercado Los Carapos.

Calcula la familia que allí permaneció agonizante, en una acera, por al menos unas 12 horas. Cuentan que un amigo lo reconoció al día siguiente, el lunes, cerca de las 8 de la mañana. Le prestó auxilio, trasladándolo al hospital “Padre Justo”. desde allí lo remitieron al Hospital Central de San Cristóbal, donde finalmente expiró.  Nunca despertó de su inconsciencia.   

Creen que, pese a lo transitado de la zona, nadie le prestó atención a José Richard. Posiblemente al confundieron con un borracho que dormía plácidamente, frente a Los Carapos.

Al parecer, esas horas sin ser atendido, finalmente le costaron la vida. El asesinato del amable carnicero conmocionó bastante a la zona. 

Lea también: Porque le enamoraba a la novia: A SANGRE FRÍA mató a su padre

Versiones extraoficiales

Indagando entre vecinos del lugar, surgieron varias versiones extraoficiales, como que se trató de una riña o que se resistió a un robo. Pero, por una lesión que le observaron en la clavícula, se presume que pudo haber sido impactado por un vehículo.

También se especuló que el carnicero había cobrado un “san” (sistema de ahorro informal), pero sus familiares lo desmintieron, aunque si le correspondía cobrarlo, no alcanzó a hacerlo. Antes de ser atacado había pedido un préstamo de 150 mil pesos, que no aparecieron entre sus pertenencias. En su cartera solo hallaron 20 mil pesos. Se ignora qué pasó o qué hizo con el dinero que le prestaron.

El domingo, más temprano, aproximadamente a las 4 de la tarde, al terminar el trabajo en el mercado, estuvo un rato con su hermana Marisol y el esposo de esta. Se tomaron algo y luego se fueron los tres a la casa materna, en el sector Las Marías, donde, después de tomar un baño, José Richard dijo que iba a salir.

Le ofrecieron la cena, pero él dijo que lo haría al regresar, entre las 7 y 8 de la noche. Esa fue la última vez que sus seres queridos lo vieron con vida. Estiman que el ataque ocurrió a eso de las 8 y 10 de la noche.     

Pasadas las horas, la familia no se preocupó porque no llegaba, pensó que quizá se había quedado a dormir en otro sitio. Y no podían llamarlo por teléfono, porque no tenía, situación que hoy lamentan, porque piensan que, de haberlo tenido, tal vez hubiera podido pedir auxilio.  Después se conoció que ese domingo, al salir de la casa, se fue a ingerir licor, y por eso investigan su entorno amistoso.

El otro elemento que está bajo investigación es el sitio exacto donde inició la agresión, pues sospechan que él corrió en busca de ayuda, hasta que se desplomó frente al mercado.

Los familiares solo insisten en que se haga justicia, esperan que las investigaciones que desarrolla el Eje de Homicidios del Cicpc rindan frutos y que el o los asesinos del alegre caraqueño, radicado en Táchira desde hace unas dos décadas, paguen por lo que hicieron. José Richard dejó dos hijos.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓