martes, julio 27, 2021

Sistema judicial viciado separa a niños de sus madres

La custodia de los niños tiene un precio y se negocia en dólares. Es toda una red de corrupción que tiene el mismo modus operandi y un patrón que se repite

Los Padres, al ser dejados por la mamá de sus hijos o surgir una separación, en venganza, las alejan de sus pequeños. El tribunal ni siquiera les otorga la posibilidad de volver a compartir con ellos. Expedientes falsos, pruebas amañadas y mucho dinero de por medio.

El poder y el abuso solo tienen medio paso de distancia. Desde hace varios años se ha hecho evidente que el sistema judicial en Venezuela está viciado, a cambio de fuertes cantidades de dinero varios hombres compran la conciencia de algunos jueces para alejar a los niños de sus madres, aún sin pruebas que justifiquen esta decisión.

La periodista Karla Salcedo Flores, de Impacto Venezuela, lleva al menos tres años investigando sin descanso estos casos, para evidenciar la corrupción dentro del sistema judicial en la Ley Orgánica Para Niños, Niñas y Adolescentes (LOPNA).

En esta oportunidad, junto a Esteninf Olivarez le dan una ventana a Daniela Montañez para que denuncie su desgarradora historia. El 16 de mayo del 2020 comenzó un calvario para ella, cuando permitió que su hijo Lorenzo paseara junto a su padre unas horas, a partir de allí no pudo verlo más.

La jueza Carrasco bajo una trama de pruebas inconsistentes, dictaminó que Lorenzo de cuatro años, está en “peligro de muerte”. Impacto Venezuela pudo ingresar al hogar de Daniela Montañez, una casa que está impregnada del olor y la identidad del niño por todos lados. Las paredes tienen su sello, pues su madre le permite pintarlas, ya que es lo que más le gusta.

“Para la LOPNA, la psiquis de un niño o de un adolescente es un billete verde”, denuncia Montañez, quien no tiene miedo y llegará hasta las últimas consecuencias por recuperar a su hijo.

Otra madre que pidió no revelar su identidad por miedo a represalias, denunció que la LOPNA es el único tribunal de Venezuela que puede dar en adopción a niños venezolanos. Esa competencia la han utilizado para dar en adopción a niños que han sido vilmente separados de sus madres.

“No se imaginan cuánto pagan en el extranjero por adoptar. Grecia es un país que en sus leyes no permite que los niños al cumplir la mayoría de edad busquen a sus padres, no les queda forma de averiguar cuando sean mayores”, dijo.

Madres desamparadas claman justicia divina ante un sistema judicial completamente viciado por una red de corrupción.

LO MÁS RECIENTE

Sigue leyendo ↓ ↓