jueves, octubre 21, 2021

¡SÍNDROME ANAL INQUIETO! Conozca sus características y relación con el COVID-19

Un Paciente de 77 años desarrolló en Tokio este padecimiento después de salir airoso del virus. Científicos han contabilizado no menos de 50 secuelas post COVID

El COVID-19 llegó para quedarse. Constantemente los científicos realizan descubrimientos relacionados a esta pandemia, que pueden asombrarnos, como es el caso del Síndrome Anal Inquieto.

El Diario La Razón de España se hizo eco del caso de un paciente de 77 años en la ciudad de Tokio, tras un reporte de la revista médica la revista médica BMC Infectious Diseases.

Según el medio, el hombre después de recuperarse del coronavirus, le vinieron unos síntomas inusuales que lo llevaron a consultar con especialistas.

El hombre sentía en su zona anal una molestia y a veces algo de dolor, pero una vez que entraba en movimiento o cambiaba de posición, los síntomas aliviaban, pero al pasar de los minutos las dolencias volvían.

Un grupo de médicos realizó varios exámenes y practicaron una colonoscopia. Allí fue donde detectaron que el paciente tenía varias hemorroides internas.

«El síndrome anal inquieto es una variante del síndrome de las piernas inquietas, que tiene su origen en un trastorno neurológico asociado a síntomas y efectos típicos relacionados con la calidad de vida y la salud y que provoca la necesidad de mover las piernas para aliviar algunas sensaciones como picor, ardor y hormigueo en las piernas», explica la revista médica.

El Síndrome Anal Inquieto y el COVID-19

La revista BMC Infectious Diseases indica que según el informe del paciente en Tokio, al salir del coronavirus presentó insomnio, y algunas afecciones nerviosas. Posteriormente le vinieron los síntomas en el ano.

“Un malestar anal profundo e inquieto, aproximadamente a 10 cm de la región perineal. Se observaron las siguientes características en la región anal; la necesidad de moverse es esencial, empeorando con el descanso, mejorando con el ejercicio y empeorando por la noche”. Según la revista.

«Los hallazgos neurológicos, incluidos el reflejo tendinoso profundo, la pérdida de la sensibilidad del perineo y la lesión de la médula espinal, no revelaron anomalías. No se confirmaron milicias diabéticas, disfunción renal y estado de deficiencia de hierro», expresa la publicación médica.

La revista explica que no se ha determinado a ciencia cierta la forma en cómo el coronavirus afecta el sistema nervioso, sin embargo, resalta que desde el principio de la pandemia los pacientes post covid han arrojado síntomas neurológicos como el «síndrome de Guillain-Barré, “niebla mental” y hormigueo, el síndrome de piernas inquietas, entre otros problemas, se han relacionado con infecciones por coronavirus desde el inicio de la pandemia» .

Más de 50 síntomas

Un estudio del Centro de Neurorregeneración de Houston Methodist, en Estados Unidos, indica que han localizado unos 50 síntomas persistentes. Los mismos son provocados por la enfermedad.

El estudio abarca a 47.910 pacientes, que en un lapso de 14 a 110 días después del contagio el 80% que logra superar la enfermedad, presentan síntomas que els pueden durar de semanas a meses y losmismos pueden ser leves o muy fuertes.

«Los síntomas más frecuentes son la fatiga (58%), cefaleas (44%), trastorno de atención (27%), pérdida de pelo (25%), problemas respiratorios (24%) y pérdida del gusto (23%) y del olfato (21%)». Comenta La Razón

Pero también hay otros síntomas detectados por los científicos: pulmonares (tos persistente, dolor de pecho, disminución de la capacidad pulmonar, apnea del sueño y fibrosis pulmonar), cardiovasculares (arritmias y la miocarditis) y neurológicos (demencia, depresión, ansiedad y trastornos obsesivo-compulsivos.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓