jueves, julio 29, 2021

SIMILITUDES Y COINCIDENCIAS, atentado en Cúcuta recuerda sangriento ataque a escuela de policía en Bogotá

Lina Caicedo
Reportera, especialista en política social y estratega de comunicaciones

Varias coincidencias relacionan los dos atentados. En ambos casos fue un carro bomba, se responsabilizó al ELN y hubo fallas de seguridad

El atentado contra la Escuela de cadetes de la Policía en Bogotá en 17 de enero de 2019 fue perpetrado por el Eln y dejó 21 estudiantes asesinados. El ataque contra la Brigada 30 en Cúcuta no dejó muertos pero sí similitudes por el modus operandi.

En ambos casos los terroristas aprovecharon fallas en la seguridad en las instalaciones de la Fuerza Pública.

Similitudes o coincidencias dan cuenta que los carros bomba fueron inspeccionados previo ingreso, pero no con el detalle que permitiera detectar que sendas cargas explosivas iban en su interior.

Asimismo, hubo un primer sospechoso del atentado cuyo retrato hablado se conoció a pocas horas del estallido. Y videos también dieron cuenta de cómo ingresaron los vehículos.

Guardando las proporciones, en el caso de la Escuela de Policía, General Santander en Bogotá murieron 21 personas (incluido el perpetrador) y otras 68 resultaron heridas.

En Cucutá, los heridos por el atentado alcanzan una cifra extraoficial de 36 heridos, según el último reporte del Ministerio de Defensa.

Allí la explosión fue sobre las 15:30 de la tarde (20:20 GMT).

Por su parte la detonación del carro bomba en Bogotá se produjo a las 9:30 hora local (14:30 GMT). Causó daños a las instalaciones de la escuela y a edificaciones cercanas.

La Escuela de Policía Francisco de Paula de Santander, ubicada en el sur de Bogotá, es una institución dedicada a la formación de oficiales.

Mientras la Brigada 30 es la unidad del Ejército que lucha contra el terrorismo y el conflicto armado; la más importante del nororiente del país y clave en la frontera con Venezuela.

Lea también: BRIGADA 30 DEL EJÉRCITO: ¿Por qué atentan contra ella?

Los carros

En el caso de Cúcuta, el explosivo, aún no revelado por las autoridades, estaba en una camioneta Toyota blanca de vidrios polarizados, de placas JGX-180.

Al respecto el vehículo ingresó sin mayores problemas por la entrada a la Brigada, donde sólo había un soldado de guardia dedicado a controlar el ingreso de vehículos.

Aunque el soldado revisó la parte de atrás de la camioneta, no se percató de la carga explosiva, que pudo estar camuflada en el asiento de atrás del vehículo.

Como no había en ese momento apoyo de perros antiexplosivos, nadie detectó la bomba y la Toyota siguió su marcha hacia el interior de la instalación militar.

La camioneta Fortuner blanca fue requisada y le fue permitido el acceso al no detectar nada extraño en su interior.

Estuvo en la Brigada desde las 12:32 p. m. hasta pasadas las 3 p. m., cuando se produjo la primera de las dos explosiones.

A su turno en Cúcuta no se sabe aún que clase de explosivo fue el que se detonó. En el caso de Bogotá fue una carga de 80 kilos de pentonita.

Los relatos recabados señalaron que el auto estalló al chocar contra el edificio de la escuela y que el carro bomba superó los puestos de control de seguridad.

El carro bomba en Bogotá fue una camioneta gris marca Nissan Patrol modelo 93.

Lea también: EN VIDEO: revelan el momento en el que llega el carro bomba a la Brigada 30 de ejército nacional de Colombia

Los sospechosos

Para la Brigada 30 hay un sospechoso, alias ‘Julian’, jefe del Eln y principal sospechoso del ataque terrorista en la sede del Ejército.

Hay un retrato hablado del supuesto terrorista, quien según las autoridades se identificó con un documento falso y logró el acceso burlado los protocolos de seguridad.

Por su parte quien manejaba el carro permaneció dos horas y media en las instalaciones de la Brigada 30 e incluso movilizó el vehículo justo frente al dispensario.

Luego lo estacionó frente a la Dirección de Inteligencia donde finalmente explotó. Y con tiempo suficiente para que el delincuente saliera de la sede militar.

En el caso de Bogotá, las pesquisas iniciales indicaron que el presunto autor material fue identificado como José Aldemar Rojas Rodríguez.

Y las autoridades anunciaron la detención de Ricardo Carvajal como presunto cómplice. Los dos relacionado con el ELN.

Rojas Rodríguez falleció dentro del carro bomba.

Lea también: ATENCIÓN: se filtra imagen del presunto autor de ataque con carro bomba a la Brigada 30 en Cúcuta

Responsabilizan al ELN

En ambos casos el gobierno acusó casi de manera inmediata al Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Para el caso de Cúcuta el atentado lo habría realizado el ELN contra militares estadounidenses que estaban en el lugar, en un convenio de asesoría con Colombia.

Esto como una posible retaliación por la persecución del gobierno norteamericano contra los jefes del ELN.

Por otro lado, en Bogotá la guerrilla del ELN reconoció la autoría del atentado terrorista.

«Es una instalación militar» donde se forman oficiales de Policía «que luego realizan inteligencia de combate, conducen operaciones militares, participan activamente en la guerra contrainsurgente».

Vale la pena recordar que la Brigada 30 es una instalación militar donde también se instruye a oficiales en acciones antiterroristas, antinarcóticos y antiguerrillas.

Después de eso el gobierno de Iván Duque, que ya había suspendido los diálogos de paz con el ELN decidió condicionar su restablecimiento a la liberación de todos los secuestrados del ELN y el cese total de los atentados.

Además reactivó las órdenes de detención de los 10 negociadores que el ELN tiene en La Habana.

La mesa de negociaciones de paz con la guerrilla fue establecida a principios de 2017.

LO MÁS RECIENTE

Sigue leyendo ↓ ↓