martes, agosto 16, 2022

¡SE LES CAYÓ EL NEGOCIO! Kaláshnikov anuncia que la fábrica de misiles no podrá operar en Venezuela

Vladímir Lepin, director armamentístico de Kaláshnikov, adujo «problemas logísticos» para justificar que se detendrá la fabricación de misiles, cuyo acuerdo se ratificó en octubre del año pasado

El director general del consorcio armamentístico ruso Kaláshnikov, Vladímir Lepin, declaró este viernes que la fábrica para producir en Venezuela fusiles de esa marca AK-103 y munición no será puesta en marcha este año, por problemas logísticos.

«No, no se podrá en marcha», respondió Lepin a la pregunta de la agencia Interfax acerca de si este año la fábrica venezolana comenzará a fabricar fusiles Kaláshnikov, reseñó Efe.

En octubre del año pasado el enviado de Venezuela, Adán Chávez anunció que la construcción de la fábrica de fusiles Kaláshnikov concluiría en el segundo semestre de 2022.

Lepin indicó que el retraso de la puesta en marcha de la fábrica obedece a problemas de orden logístico.

El acuerdo ruso-venezolano para la construcción de la planta fue suscrito en 2006, pero su ejecución ha sido obstaculizada tanto por escándalos de corrupción como por las sanciones estadounidenses a Venezuela.

Lea también: ¡EN PLENO CONFLICTO MUNDIAL! Rusia ratifica acuerdo aeroespacial con Venezuela

¿De qué va el acuerdo?

El contrato para producir las armas Kaláshnikov y munición en Venezuela fue firmado en 2006, entre Vladímir Putin y Hugo Chávez.

No obstante, su ejecución se fue retrasando desde entonces por cuestiones financieras, luego por sanciones impuestas por EE.UU. y la propagación de la pandemia por el coronavirus, recordó a su vez el portal Sputnik.

Cuando se ratificó el acuerdo, en octubre del año pasado, Adán Chávez admitió los retrasos.

«Hay que reconocer que eso ha tenido algunos retrasos relacionados con el bloqueo económico-financiero que nos ha impuesto el Gobierno de Estados Unidos», afirmó.

«Seguimos buscando soluciones de manera conjunta, ya se han conseguido algunas de estas soluciones, sobre todo la financiera, y la información que puedo transmitirles es que esa fábrica debe estar concluida en el segundo semestre del año 2022», dijo Chávez en una rueda de prensa, en Moscú.

Entre escándalos te veas

El acuerdo para construir una fábrica en Venezuela para ensamblar fusiles AK-103 y munición fue firmado en Moscú por Rosoboronexport y la Sociedad Anónima de Industria Militar de Venezuela (Cavim).

Se suponía que la construcción debía estar terminada en 2011. Pero el proyecto entró en una espiral de problemas: se robó dinero, lo que culminó en una serie de casos penales.

En el verano de 2015, el jefe de la empresa contratista, el exsenador Serguéi Popelniujov, fue detenido acusado de malversar más de mil millones de rublos asignados para la construcción de las plantas venezolanas.

En diciembre de 2016, Dmitri Rogozin informó de que la planta estaba solo a medio construir. No tenía ventanas, puertas ni electricidad, pero prometió que estaría funcionando a pleno rendimiento en 2019.

En abril de 2018, el ministro de Defensa, Vladímir Padrino López, también prometió durante su visita a Moscú que la producción de armas automáticas rusas, comenzaría en diciembre de 2019.

“La construcción no está congelada, las obras están en plena marcha. Se están trayendo materiales de construcción, equipos de ingeniería, no solo de fabricación rusa, los trabajos de construcción están en marcha: el 80% de todo está ya listo”, informó la agencia Interfax en junio de este año.

También se ha acusado a EE.UU de retrasar la construcción. Serguéi Chémezov, jefe de Rostec, ha afirmado que Estados Unidos está obstaculizando las entregas de máquinas herramienta y componentes.

Se recuerda que el gobierno de Chávez firmó un contrato para la compra de fusiles automáticos AK-103 con Rosoboronexport en mayo de 2005.

El pedido incluía la compra de 100.000 fusiles de asalto, 74 millones de cartuchos de munición de 7,62×39 mm, 2.000 juegos de repuestos, 2.000 manuales y 5 simuladores de entrenamiento.

La razón de la elección del calibre 7,62x39mm solo puede especularse. Algunos creen que este calibre es mejor en la selva, otros creen que se eligió por la compatibilidad con Cuba (que nunca se pasó al 5,45×39 y sigue utilizando el AKM 7,62x39mm.

000204739W - Impacto Venezuela
Vladímir Putin y Hugo Chávez firmaron el acuerdo en el 2006. Foto cortesía

¿Por qué el Kaláshnikov?

El fusil automático Kaláshnikov, conocido como AK-47 y en algunos países como “cuerno de chivo” por la forma retorcida de su cargador de municiones, es un arma de guerra.

Está hecha con una aleación de metales capaz de soportar grandes temperaturas y mantener un funcionamiento normal pese a ello.

El Ak-47 (por el año en que se comenzó a fabricar en el siglo pasado) se ha convertido en la actualidad en uno de los fusiles reglamentarios de decenas de ejércitos en todo el mundo, principalmente en Europa del este, así como en África y Asia.

El más famoso y más efectivo fusil de guerra fue construido en 1947 por el teniente General del Ejército Rojo, Mijaíl Kaláshnikov. La novedosa arma fue adoptada como el fusil de asalto estándar del Ejército Rojo en 1949.

Según la historia, Kaláshnikov fue un soldado enlistado en el Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial.

Google News
Síguenos aquí

Mantente actualizado

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x