jueves, septiembre 16, 2021

¿SE JUEGA JUAN GUAIDÓ su última carta en México? Lo que espera la oposición del diálogo

«Una mesa de negociación no es un acuerdo: es una propuesta para solucionar la terrible catástrofe humanitaria de Venezuela», dijo Juan Guaidó.

Para el dirigente opositor, Juan Guaidó, el diálogo en México tiene la importancia de que de allí «puede salir una solución a la crisis en Venezuela. Y ante la pregunta de que si este proceso es su última carta, tras años de intentos fracasados para cambiar el modelo, su respuesta es que «siempre hay espacio para la lucha».

«La democracia siempre tiene espacio de lucha, conquista y desarrollo. En Venezuela no estamos en una contienda de tú a tú. Esa es una distorsión que ha querido vender la dictadura. Nos agrupamos para construir unidad y, en este momento, con la Plataforma Unitaria como oposición legítima. Lidero este proceso para recuperar la democracia y equiparar la vulnerabilidad con la que nos enfrentamos a la dictadura», expresó Guaidó, en entreista con el diario El Universal, de México.

Lea también: ENTRE EL DESINTERÉS Y EL OPTIMISMO: así ven los venezolanos el diálogo en México

Para lograr soluciones

A su juicio, «una mesa de negociación no es un acuerdo: es una propuesta para solucionar la terrible catástrofe humanitaria de Venezuela. Para recuperar la democracia y convertir la ruta electoral en una solución si hay condiciones y garantías».

Sostiene que «reducir esto simplemente a Juan Guaidó y a la alternativa democrática sería minimizar un proceso muy complejo. Nos ha tomado años consolidar, para llevar la dictadura a una mesa, en la que es una de las partes».

Explicó que lo que se quiere discutir son «garantías políticas y electorales, cronograma electoral, levantamiento progresivo de sanciones [de EU]. Además de respeto a la Constitución, resarcir a las víctimas, cese de la violencia de la dictadura y seguimiento al proceso».

Ante la interrogante de que si fracasa el diálogo, Maduro podría convertirse en «inamovible», negó la especie. «No partimos de la buena fe de la dictadura, que no está inamovible y depende de financiarse con narcotráfico y oro de sangre, de ápices de reconocimiento y legitimidad. Por eso, celebró iniciar el proceso en México: tiene necesidades. Para los venezolanos, lamentablemente, que no haya acuerdo significa profundizar el conflicto. Maduro no puede gobernar, no tiene cómo. El régimen se robó los recursos de Venezuela», afirmó.

Alertó que Maduro «diluya el acuerdo sería negativo para los venezolanos y mayor presión para él. El conflicto es muy doloroso, sólo comparado con indicadores de países en guerra».

Lea también: ¿A QUIÉN CULPARÍA MADURO si fracasa el diálogo? Esto es lo que dijo

Es propaganda

Asimismo, Juan Guaidó negó que la oposición esté dividida. Lo hizo en referencia a los disidentes que se conocen como «los alacranes».

«Eso es propaganda de la dictadura. Esos sectores están sancionados por la Unión Europea, por EU, por recibir sobornos de la dictadura y secuestrar partidos políticos. Difícilmente se les puede decir oposición. Son apéndices del régimen que fueron sobornados», afirmó.

Insistió en que «la plataforma es la legítima. Lo demás es la clásica maniobra de estos regímenes de crear divisiones artificiales, generar opositores a su medida y aparentar que no hay verdadera oposición».

Y sobre la posición de la coordinadora de Vente Venezuela, María Corina Machado, quien sostiene que el proceso de México es para «acordar la coexistencia con la tiranía de Maduro, aseguró que no es así.

«El escepticismo natural de cualquier dirigente genera contrapesos. Venezuela no quiere otra fallida negociación. Necesita un acuerdo para orientar al país.Nuestra historia ha sido resistir democráticamente a persecución, censura. Además de asesinatos políticos, violación sistemática de los derechos humanos de la dictadura en una pelea desigual. En Venezuela hay conciencia plena de quiénes son responsables del desastre y la tragedia que sufrimos».

Ratificó que «de la exigencia de elecciones libres y justas no nos va a sacar ningún dictador, ni ninguna intención de querer adormecer a una sociedad».

¿Por qué México?

Y sobre las razones por las que se escogió a México como sede del diálogo, explicó que «para nosotros era bastante amigable. México, Colombia, Ecuador, Estados Unidos incluso o cualquier país europeo», lo son.

Dijo que «Maduro no tanto. Se buscó un espacio en el que ambas partes pudieran sentirse dispuestas a negociar ante las altísimas restricciones que tiene Maduro por violar los derechos humanos y por corrupción y con juicios internacionales. Creo que el gobierno de México ha hecho una labor importante en demostrar independencia de alguna manera. También neutralidad de cara a ambas partes en este momento. Es muy importante que se mantenga de esa manera, lo cual agradecemos».

Juan Guaidó afirmó que de este proceso «podría surgir la solución a lo que la catástrofe venezolana representa para América. La sede es importantísima y que mantenga neutralidad e imparcialidad de cara al proceso. Hacemos votos para que continúe de esa manera, como lo ha hecho hasta este momento. México es profesional en sus relaciones internacionales y esperamos que pueda aportar de manera constructiva y positiva».

Por otro aldo, desestimó las palabras de Diosdado Cabello en su contra, quien le ha llamado «ladrón de ladrones» y le advirti´p que «con o sin México, debería pagar».

«Una negociación ‘de micrófonos’ difícilmente sería negociación y es lo que pretende el régimen. Vemos muy clara la necesidad del pueblo venezolano de la urgencia de una solución y vamos con toda disposición para lograr un acuerdo. Si el régimen quiere seguir en su pelea estéril de micrófonos, es clara su intención y la entendemos. Pero vamos a ir a México a insistir en una solución», enfatizó.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓