viernes, enero 21, 2022

¡RESCATADA Y A SALVO! Niña afgana vendida a un hombre de 55 años tiene otra oportunidad

La pequeña Parwana Malik se salvó de un cruel destino luego que una ONG la salvara de convertirse en la segunda esposa de un hombre 45 años mayor que ella

Hace un mes aproximadamente, la historia de la niña afgana Parwana Malik, de solo 9 años, dio la vuelta al mundo. En un video que se hizo viral, se podía ver que la pequeña lloraba y se resistía a salir de su casa, cuando su comprador se la llevaba a la fuerza.

Su padre la vendió a un hombre de 55 años, por unos 2.000 dólares, porque no tenía como alimentar a su familia.

No obstante, la organización sin fines de lucro Too Young to Wed (TYTW), con sede en Estados Unidos, hizo posible reubicar a Parwana Malik. Además de a otras niñas vendidas, sus hermanos y sus madres en una casa segura. Así lo reporta la cadena Univisión que cita a CNN.

«Esta es una solución temporal. Realmente lo que estamos tratando de hacer es evitar que las niñas sean vendidas para casarse», explicó Stephanie Sinclair, fundadora de TYTW.

«Estoy muy feliz. La organización me libró de mi marido que es viejo», dijo la niña en el viaje de regreso, según la cadena.

Lea también: ¡PRÁCTICA INDIGNANTE! Familias en Afganistán venden niñas pequeñas a hombres mayores para sobrevivir

Crisis humanitaria

Tras la salida de las tropas estadounidenses y de sus aliados de Afganistán en agosto pasado, los reportes de violaciones a los derechos humanos se multiplican. De hecho, Naciones Unidas habla ya de una de las mayores crisis humanitarias del mundo.

Las mujeres y las niñas son las más vulnerables. La cadena británica BBC reportó, por ejemplo, la historia de una bebé de apenas cinco meses, vendida por $500 para alimentar al resto de la familia.

Parwana Malik tuvo que pasar dos semanas, hasta que fue rescatada, en casa del hombre de 55 años. Este reconoció ante CNN que la compraba como segunda esposa.

Durante años, la familia de la niña ha vivido en un campo de desplazados afganos en la provincia de Badghis, al noroeste del país.

«Día a día, aumenta el número de familias que venden a sus hijos. Falta de comida, falta de trabajo, las familias sienten que tienen que hacer esto», dijo un activista por los derechos humanos en esa provincia.

Tanto la niña como su familia han sido sacados del campamento y viven ahora en otro lugar, Tienen una casa y la madre espera que Parwana y sus hermanitos puedan educarse.

Tras la difusión de la noticia de la venta de Parwana y luego de la indignación que causó, el Talibán prohibió, apenas la semana pasada, el matrimonio de niñas.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓