jueves, julio 29, 2021

¿Quieres una vida saludable? práctica estos ocho consejos

Miyeilis Flores
Comunicadora Social egresada de la Universidad Central de Venezuela

La voluntad y el propósito son la llave de cualquier cambio que deseemos hacer. Tener una vida saludable siempre es un buen propósito para comenzar o retornarlo en cualquier momento. Hoy te traemos 8 consejos que te ayudarán

Para tener una vida saludable es muy importante tomar la decisión y mantenerla, por eso te traeremos estos ocho consejos que te pueden ayudar a lograrlo.

Buena alimentación

Muchas veces escuchamos la importancia de alimentarnos bien, pero ¿Cómo lo logramos?

Una de las primeras recomendaciones es una buena salud digestiva. Esto es fundamental para una vida saludable y, para eso, contamos con un aliado, la fibra.

Hay alimentos ricos en fibra como las frutas, las verduras y las semillas.

También tenemos el salvado de trigo que ayuda el tránsito intestinal y por consiguiente ayuda a la salud digestiva.

Asimismo la fibra presente en semillas como el centeno, contribuye al correcto funcionamiento del intestino.

Tipos de fibra

Existen dos tipos de fibra: la fibra soluble y la insoluble.

La primera está presente en alimentos como la fruta, legumbres, verduras, y en ciertos cereales como la avena o la cebada.

 Este tipo de fibra, al entrar en contacto con el agua, aumenta su tamaño y por tanto su capacidad de circular por el intestino es mayor.

La fibra insoluble podemos encontrarla en los demás cereales y sus derivados como el pan o la pasta integral.

Tomar suficiente agua

La mayor parte de nuestro cuerpo está compuesto mayoritariamente por agua, por lo que hay que estar continuamente reponiendo estas reservas.

La recomendación es estar correctamente hidratado lo ideal es beber dos litros de agua al día.

Consumir esta dosis de agua es beneficioso porque ayuda a mantener las funciones físicas y cognitivas normales.

Lea También:¡Atención!: ver mucha televisión acelera el deterioro cognitivo

Consumir fermentos

Consumir leches fermentadas ayuda a tu salud digestiva.

Para completar tu menú puedes tomarlo como postre tanto en comidas y cenas.

Añádele unos frutos secos o fruta fresca para hacerlo aún más saludable. Recuerda también combinar la dieta con algo de ejercicio físico.

Comer varias veces al día

Una alimentación saludable es parte de una vida saludable. Organizar la dieta diaria en cinco tomas consiste en hacer tres comidas principales junto con dos snacks, uno a media mañana y otro a media tarde.

Lo ideal es procurar hacer una de estas comidas cada tres horas aproximadamente, así evitaremos que el hambre aflore.

Ejercitarse – Vida saludable

Caminar durante 30 minutos al día hará que tengamos una vida más activa.

También podemos cambiar pequeños gestos en nuestro día a día, como elegir las escaleras antes que el ascensor o ir caminando al trabajo, estos hábitos nos mantendrán alejados del sedentarismo.

Hacer deporte tiene muchos beneficios, de acuerdo con el portal Danone.

Dormir bien

Tener el cuerpo y la mente descansados hace que nuestro nivel de concentración aumente, además estaremos de mejor humor y el cansancio no interferirá en nuestra rutina.

Se recomienda al menos dormir 8 horas diarias para rendir mejor durante la siguiente jornada.

Dígale adiós al estrés

El estrés se produce cuando una hormona llamada cortisol se descontrola. Con el estrés, los estados de ánimo también se ven afectados.

Por esta razón, tener niveles altos de cortisol en nuestro organismo puede ser causa de estrés.

Para combatirlo hay una serie de trucos sencillos que puedes seguir. Escuchar música, por ejemplo, ayuda al cerebro a relajarse.

Echarse una pequeña siesta también nos puede servir de ayuda, ya que el cerebro descansa.

La magia del Mindfulness

Disfrutar de cada momento es la base de esta nueva forma de vida. Mindfulness es una técnica de meditación que consiste en observar la realidad en el momento presente, sin intenciones de juzgar y con plena apertura y aceptación.

Si eres consciente en cada momento de lo que estás haciendo y no permites que pensamientos negativos te impidan estar al cien por cien en tus actividades, conseguirás ser más feliz y tener una vida más plena.

Las técnicas mindfulness también se extrapolan a la hora de comida. Algo tan sencillo como concentrarse en los alimentos que ingerimos, disfrutar de cada bocado y de todos los sabores, convertirá la comida en un momento de placer.

Así que ya sabes, tomarse la vida con calma, llevar una buena alimentación, ser más activo y beber mucha agua, son las claves para llevar una vida más saludable.

Ahora que conoces todo esto, ¡no esperes a ponerlo en práctica!

Como siempre, si tienes cualquier duda, te recomendamos que le preguntes a tu médico.

LO MÁS RECIENTE

Sigue leyendo ↓ ↓