lunes, septiembre 20, 2021

¿Qué pasó con? Ricardo Álamo

Carmela Longo
Periodista especializada en la fuente de entretenimiento.

Aunque Ricardo Álamo era el más cotizado galán de la televisión venezolana; escogió emigrar no solo por su familia, sino para darle sentido a sus sueños.

Nelson Ricardo arrancó suspiros desde muy joven. Su nombre saltó a la fama como Ricardo Álamo, más sonoro para las lides artísticas.

Fue así como a principios de los 90 el joven y apuesto actor comenzó su carrera en Marte TV; una productora independiente que hizo un importante trabajo en pro de las telenovelas venezolanas. Lástima que serían solo unas pocas.

La loba herida, Sirena y Cruz de nadie, entre otras, lo dieron a conocer mientras él tuvo la oportunidad de entrar a la escuela de actuación de RCTV para pulirse. Recibió una invitación para unise, casi de inmediato a títulos como María de los Ángeles, Niña mimada, Reina de corazones y Luisa Fernanda.

Teniendo el desaparecido canal las riendas del gusto del público, Ricardo fue seleccionado para protagonizar junto a Scarlet Ortiz Mis tres hermanas. Esta fue la primera de muchas historias que lo ayudaron a que su imagen se fijara en el gusto popular. Más que solo como un guapo galán, como una figura joven.

Lea también: SI NOS DEJAN: venezolanos triunfan en exitosa telenovela mexicana

La internacionalización

En la cúspide de su carrera, a Ricardo le tocaron la puerta de la internacionalización, un sueño acariciado por cualquier actor, de cualquier país. La telenovela Rebeca  junto a la mexicana Mariana Seoane y la venezolanas Gaby Espino le abrió las puertas de ese mercado.

También Perú requirió su trabajo como galán, pero Ricardo siempre se las ingeniaba para volver a Venezuela. Ser bonita no basta, El desprecio y Toda una dama le siguieron. Esta última, ya en la señal internacional de RCTV luego del primer cierre. Un gesto que fue muy bien recibido por el público ya que todos los artistas que se quedaron a respaldar al canal, fueron tildados de héroes.

Voló a Miami e hizo otros trabajos. Pero volvió a Venezuela para La mujer perfecta, en 2010, la últimas telenovela que hizo con Mónica Spear. Tres años más tarde trabajó por última vez en Venezuela fue En de todas maneras, Rosa.

Vida de escándalos

Una serie de unitarios, basados en hechos reales, lo devolvieron a la TV venezolana. Televen comenzó a transmitir Escándalos, un serie de capítulos hechos a partir de un suceso que estremeció a la sociedad venezolanos.

Y lo hizo junto a su propia productora, Nirvana. Razón por la cual Álamó comenzó a alejarse paulatinamente de las cámaras. Sin embargo, el proyecto no era todo lo lucrativo que él esperaba; y Ricardo Álamo no tuvo problema en reconocer que se había unido a la línea de taxis Uber para poder sacar adelante a su familia.

Y entre el volante la producción de se ha bandeado en los últimos tiempos. Hace poco, Ricardo reveló que su retiro de la actuación es definitivo. Se dedicará a la producción de series y películas.

Su vida personal también está salpicado de varios escándalos. Es padre de dos hijas mayores, que ya lo convirtieron en abuelo. Mientras trabajaba en RCTV tuvo un mediático romance con Marlene De Andrade, la actual esposa de Winston Vallenilla.

Algo parecido pasó cuando trabajó en Venevisión. Se casó con Marjorie de Sousa en una boda televisada; la cual terminaría poco después. Asimismo, en ese canal, se oyeron campanas de boda junto a la periodista Ana Alicia Alba. Pero las razones de la ruptura fue, siempre, la misma: su espíritu de picaflor.

No obstante, todo indica que en los últimos años Ricardo Álamo encontró la tranquilidad familiar. Está casado con la bloggera Caro Muizzi; con quien tiene dos varoncitos.

Ricardo Álamo y su familia. Foto Instagram
Ricardo Álamo y su familia. Foto Instagram

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓