lunes, septiembre 27, 2021

¿Qué pasó con? Nelson Bustamante

Carmela Longo
Periodista especializada en la fuente de entretenimiento.

Desde pequeño estuvo rodeado de cámaras y de estudios de televisión. Por eso, no tenía mucho que pensar cuando muy joven decidió ser animador

La luces, las cámaras y los estudios de televisión formaban parte de la cotidianeidad de Nelson Bustamante desde muy pequeño. Su madre, la primera directora de TV mujer en el país. La tía, una de las periodistas más polémicas y aguerridas de los medios. El futuro, entonces, no podía embaucarlo a varias disyuntivas.

No era difícil predecir que el jovencito, cuando egresó de bachillerato, tomaría el rumbo hacia el oeste caraqueño para estudiar Comunicación Social. Antes de graduarse en la Universidad Católica Andrés Bello comenzó a adentrarse en la televisión. No como actor ni tampoco siguiendo los pasos de su madre; Beatriz Oropeza. Tampoco los de su tía Isa Dobles, como periodista de opinión. Lo de Nelson siempre fue la animación; aunque en sus inicios fue productor de musicales.

En Sonoclips, un programa de gran éxito en los 80, dio Bustamante sus primeros pasos al frente de las cámaras. El programa de Radio Caracas Televisión todavía es referencia para las nuevas generaciones. No solo porque caló con su estilo irreverente y destinado a promover el talento, principalmente, dirigido a la juventud de la época; sino porque rompió con los esquemas que hasta ese momento se tenía para programas de televisión.

Lea también: #1 ANIVERSARIO Y MADURO NOS PONE LA TORTA – La desenchufada

El ascenso de Nelson Bustamante

Poco a poco, Nelson Bustamante se fue abriendo camino y llegó a convertirse en el animador más importante del canal. Estuvo al frente de otros proyectos como Hay que oír a los niños, Fama y Aplausos y Atrévete a soñar, entre otros. Este último se convirtió también en referencia, al brindarle la oportunidad a los espectadores de conocer destinos y estrellas de Hollywood y de la música con las que, precisamente, soñaban compartir.

Su presencia en Rctv fue tan importante que a Bustamante le fue encomendado el mensaje final el 27 de mayo de 2007. La medianoche de ese domingo la señal del canal se apagó, ya que era el día del vencimiento de su concesión, la cual no le fue renovada por el gobierno de Hugo Chávez.

Sin embargo, Bustamante fue la primera figura que estuvo cuando la señal volvió por cable y también, otra vez, cuando el canal cerró definitivamente. Ahí se consolidó su carrera internacional. Hizo, desde Panamá, un programa de variedades que se veía en otros países centroamericanos; formaba parte de las filas de History Channel; tenía guiños de producción desde Miami y él mantenía la idea de trabajar en Venezuela.

Su idea se concretó en 2012 cuando lo contrataron en Televen para Un minuto para ganar. Al concluir el contrato, se dedicó a su propio proyecto. Motiva Channel, un canal que se ve en Latinoamérica y que explora una nueva faceta para Nelson. Inspirado por los cinco premios Emmy por su serie Por estos pasillos de RCTVSueños de LibertadDoble exilio y RCTV, 10 años después.

La radio también estuvo entre sus intereses. Entre ellos, Ticket en radio por Planeta FM.

​Lejos de los escándalos

La vida privada de Bustamante no dio para muchos titulares amarillistas. Se casó muy joven y, a su divorcio, se dedicó a la crianza de sus hijos Gabriel y Beatriz, quien fue llamada así en honor a la madre de Nelson. Asimismo, la relación con sus hermanos Rafael, Jorge, Nelson y Maritza siempre ha sido cordial, según dijo.

Aunque muchos fueron los rumores, la única relación pública de Nelson Bustamante fue con Gabriela Vergara; quien luego del Miss Venezuela se convirtió en protagonista de Venevisión.

Actualmente, vive en Miami con su hijo; ya que su hija se casó y se mudó a Los Ángeles a estudiar cine. Se mantiene a sus más de cinco décadas de vida jugando fútbol, la pasión que lo acompañó desde niño.

Nelson Bustamante acaricia sus premios Emmy. Foto Instagram
Nelson Bustamante acaricia sus premios Emmy. Foto Instagram

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓