martes, mayo 18, 2021

¿Qué pasó con? Marlene

Está considerada como una de las mejores cantantes venezolanas. Un solo disco le bastó para consagrarse. El único que grabó.

Una joven que se había anclado a otros artistas para ir construyendo su carrera como cantante, literalmente, explotó en 1982. La voz de Marlene Estefanía Arias comenzó a escucharse en un sugerente tema (para la época). Todo ese disco fue el éxito que tenía más de una década buscando. Irónicamente, también fue su despedida.

Además, a Ámame lo combinaron en la telenovela más exitosa del momento, La Heredera. La producción la protagonizaron Hilda Carrero y Eduardo Serrano. El éxito no se hizo esperar; pues la voz afinada y sensual de Marlene (como se le conoció artísticamente), más la letra “subida de tono” calaron en el público. De hecho, muchos le atribuyen una buena parte de la aceptación de la telenovela a la canción.

La cantante nació en Ciudad GuayanaEstado Bolívar. De muy niña le gustaba integrarse a los actos escolares, así como en concursos de talentos locales. A los 12 años, ganó su primer festival auspiciado por una radio de la región.

Su carrera musical Arias la comenzó como corista. Ya residenciada en Caracas, su talento le permitió abrirse camino y se convirtió en corista de artistas como Mirla Castellanos, Trino Mora, Nancy Ramos y Carlos Morean, entre otros.

Lea también: Muere a los 99 años el duque Felipe de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II

Un trío en boga en los 70, Los Tres Tristes Tigres, sufrió lo que le pasó a muchas agrupaciones. Dos de sus integrantes decidieron tomar rumbos separados y formaron el suyo, Los Tigres. Marlene fue la voz del grupo. Tres años estuvo con ellos hasta que decidió que era el momento de seguir como solista.

Marlene y el toque de “El Puma”

Lograr su objetivo de hacerse una carrera en solitario no fue sencillo. Así que continuó como corista. Uno de los artistas que quedó deslumbrado por su voz fue José Luis Rodríguez, “El Puma”. Se la llevó, sin saberlo ninguno de los dos, a lo que sería el antes y después de la carrera de ambos.

En 1981, “El Puma” se consagró en el Festival de Viña del Mar, en Chile, y Marlene era una de sus dos coristas. El resto, para él, es historia. Para ella, quien continuó al lado del intérprete un tiempo más, fue también una carta de suerte.

No pasó mucho tiempo hasta que la naciente disquera Sonorodven la firmara y pusiera tras de ella una fuerte maquinaria promocional. Las letras de Juan Carlos Calderón fueron decisivas. No sólo Ámame logró posicionarse en Venezuela y otros países, incluido Estados Unidos.

También lo hicieron No notas que estoy temblando y Qué nos pasa esta Mañana. Las jovencitas de la época la imitaban en su estilismo y modo de vestir; además de los gestos sensuales que hacía al cantar. De hecho, las letras levantaron alguna voz de protesta en la entonces sociedad conservadora, porque no todo el mundo estaba de acuerdo con aquello de retorcerse entre sábanas blancas, por ejemplo.

Debut y despedida

Muchos eran los planes que se tenían para consolidarla como una de las cantantes más importantes, no solo de Venezuela, sino de Latinoamérica. Le comenzaron a producir un segundo disco y se grabó el tema Señor de mil palabras.

Cuando todo iba marchando según lo previsto, Marlene anunció que se retiraría porque iba a casarse. Y lo hizo con el ejecutivo discográfico que estuvo detrás de su éxito. En la cúspide de su carrera, se pensó que sería algo momentáneo. Pero no. Ya han pasado casi cuatro décadas de ese éxito y la cantante de ahora 67 años no volvió más a la palestra. Como paso luego de su boda, vive aún en Miami y solo dedicada a la vida familiar.

Para sus muchos seguidores, el disco original puede comprarse en línea en Amazon. Asimismo, también hay muchas recopilaciones que tienen el segundo de sus temas.

El único, y exitoso, disco que grabó Marlene. Foto Amazon
El único, y exitoso, disco que grabó Marlene. Foto Amazon

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS LEÍDO

Sigue leyendo ↓ ↓