martes, julio 27, 2021

¿Qué pasó con? Flavio Caballero

Carmela Longo
Periodista especializada en la fuente de entretenimiento.

El actor colombiano, que se radicó en Venezuela, quiso ser psicólogo sin saber que daría vida a un importante personaje histórico venezolano

Aunque Flavio Cabellero es recordado como uno de los mejores actores que pasaron por la televisión venezolana; no fue la pantalla chica donde su rostro se dio a conocer. Nacido en Cartagena, Colombia, pero adoptado desde muy joven en Venezuela, tuvo en su carrera la responsabilidad de darle vida a un icónico personaje. Y eso lo afianzó en el cariño popular.

De muy joven emigró con su familia a Venezuela y comenzó a estudiar psicología en la universidad, cuando sucumbió a la actuación. Su formación la inició en la escuela Juana Sujo, el legado que la icónica actriz argentina, quien fue esposa de Carlos Márquez, dejó en el país.

Ya con cierta experiencia, debutó en 1971 en la pantalla grande con la película Il Corsaro Nero (El Pirata Negro). Asimismo, también participó en otras producciones como El rebaño de los ángeles, Domingo de Resurección y Cien años de perdón, entre otras; y dio, dada su formación, sus primeros pasos en el teatro.

Lea también: Luiseth Materán es designada como Miss Universo Venezuela

En las telenovelas, su debut fue en La señorita Perdomo, en plena efervescencia de la llamada telenovela cultural. De hecho esta historia, que protagonizaron Caridad Canelón y Gustavo Rodríguez fue escrita por José Ignacio Cabrujas y Salvador Garmendia; precursores del género que dividió en esos años a la televisión.

Flavio Caballero y su despegue

El trabajo en la mencionada telenovela le abrió las puertas de más de 20 producciones. No solo en Venezuela, sino también en otros países. Leonela, Mi amada Beatriz (junto a Catherine Fullop), Rubí Rebelde, El desprecio y Amanda Sabater, entre otras, le allanaron el camino para consolidarse como un primer actor.

La última de las mencionadas, que protagonizó junto a Maricarmen Regueiro, le sirvió para darse a conocer internacionalmente. En Venezuela ganó en su momento el rating, algo que también repitió en otros mercados.

Gracias a esta proyección, Flavio Caballero tendría años después la oportunidad de trabajar en las producciones maiameras La Viuda de Blanco, El rostro de Analía; así como en la mexicana Nada personal, su última telenovela hace cuatro años. En su Colombia natal, donde se radicó un tiempo estuvo en una versión de El cartel de los sapos.

Pero una de las interpretaciones más icónicas del actor fue su caracterización como Jose Gregorio Hernández. En 1990, Leonardo Padrón fue encomendado por Rctv para que reconstruyera en los llamados unitarios al “médico de los pobres” y así lo hizo. Caballero fue el escogido, en un momento en que la competencia le encomendó el mismo papel a Mariano Álvarez.

Flavio logró ponerse en el rol del venerado personaje venezolano en El venerable, un largometraje para TV y cuya interpretación superó, según la prensa de la época, la de su competidor.

Vida tranquila

El escándalo nunca salpicó su carrera. En ocasión de las grabaciones de Rubí Rebelde, de la cual era coprotagonista, la prensa especuló sobre una rivalidad con Jaime Araque. Incluso, en una escena que se grababa en exteriores, y en la que ambos se disputarían el amor de la protagonista (Mariela Alcalá) a golpes; todo indicó que los mismos fueron reales.

Sin embargo, supo mantener la polémica a raya; construyendo una relación sólida con Silvia, su compañera con quien tiene una hija, Valeria junto a quienes actualmente vive en Miami.

Flavio Caballero compartió con Yordano recientemente. Foto Instagram
Flavio Caballero compartió con Yordano recientemente. Foto Instagram

LO MÁS RECIENTE

Sigue leyendo ↓ ↓