lunes, noviembre 28, 2022

¡PRENDIÓ MOTORES LA PAZ CON EL ELN! La diferencia de este intento es que hay un gobierno de izquierda: Pablo Beltrán

Roberto Trobajo
Roberto Trobajo
@Roberto_Trobajo

Las partes aseguran que las conversaciones serán un proceso incluyente que tendrá voces de sectores de la economía, militares y grupos sociales

Casi seis décadas de violencias en Colombia puede que lleguen a su fin; millones de colombianos, al menos una mitad simpatizante con el gobierno de Gustavo Petro creen que ahora sí están creadas las condiciones para lograr la paz; las esperanzas están sustentadas en la existencia de un gobierno de izquierda, por primera vez en la historia colombiana.

Hoy arrancaron los anhelados Diálogos de Paz del Gobierno de Colombia con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional ELN; que pueden llegar a buen puerto.

En la tarde de hoy lunes en Caracas, Venezuela, fue instalada la mesa de conversaciones que buscan hacer devenir en exitosas estas negociaciones de paz impulsadas por el gobierno Petro.

Danilo Rueda, el alto comisionado para la paz del gobierno colombiano, afirmó que percibe que hay una disposición de parte del ELN, el grupo armado que se sienta en el mismo recinto que los emisarios del presidente Gustavo Petro y con el respaldo de los veedores internacionales Cuba, Noruega y Venezuela.

Los negociadores

En la mesa principal estuvieron Rueda, los senadores Iván Cepeda y María José Pizarro, el jefe negociador del Gobierno, Otty Patiño; el comandante de esa guerrilla Pablo Beltrán y otros elenos que encabezan la búsqueda de la paz con el gobierno colombiano.

En esa ronda de negociaciones también está José Félix Lafaurie, integrante de la mesa directiva del Centro Democrático, presidente de la Federación de Ganaderos (Fedegan) y esposo de la senadora de la oposición, María Fernanda Cabal. Sobre su escaño en la mesa, el ELN afirmó que respeta la soberanía de la Presidencia para definir ese asiento.

Recelos de los Elenos

El comandante eleno Pablo Beltrán dejó claro que una compleja problemática ineludible a tratarse; y las identificó con claridad: la presencia de la OTAN en Colombia ( el gobierno de Duque se alió con esa fuerza militar trasnacional) y la influencia que pueda ejercer el gobierno de Estados Unidos sobre el presidido por Gustavo Petro.

Beltrán afirmó que “A Colombia no le sirve ser de la OTAN, la fracasada guerra contra las drogas lleva 50 años y está cada vez peor y para desgracia de todos nuestros pueblos Estados Unidos ha sido muy protagónico en liderar una doctrina de seguridad que ya tiene 70 años que considera que todo el que lucha por cambios en estos países es considerado como enemigo interno”.

En las actuales circunstancias, los del ELN sienten algo de tranquilidad al negociar con un gobierno de izquierda colombiano, impensable anteriormente, y que les resulta afín ideológicamente.

Lea también: ¡DESDE EL HUMBOLDT!  Comenzó el diálogo entre el gobierno de Colombia  y  ELN

El proceso que empieza

El cronograma será similar al que se había conocido desde 2017, cuando el exmandatario Juan Manuel Santos intentó sellar la segunda paz de su gobierno, pero la coyuntura de esta Colombia que se sienta a hablar con los combatientes es diferente.

El mismo Pablo Beltrán opinó que el ángulo de inflexión de este 2022 es que el país tiene un Ejecutivo de izquierda.

“La diferencia de este intento con los anteriores es que hay un gobierno de izquierda. Nosotros estamos lidiando con gobiernos desde los 90 y no ha habido una política de Estado porque lo que logramos avanzar con el uno el siguiente lo niega”, afirmó Pablo Beltrán.

En esa agenda que se tenía con el expresidente Santos –y que se retoma con el Gobierno Petro– los tres primeros puntos son sobre la participación política, hay un cuarto sobre los derechos de las víctimas, el quinto tiene que ver con el fin de la guerra y el sexto busca delimitar la minucia de la implementación del posible acuerdo de paz.

La primera fase de estos acercamientos durará tres semanas y se llevará a cabo en Caracas, desde donde quieren estructurar la planimetría que se tendrá en una siguiente ronda de conversaciones que se llevaría a cabo en 2023.

Ese formato consiste en ciclos de diálogo. Es decir, a mediados de diciembre se terminaría el primer ciclo de las conversaciones y a partir de allí se prepararían los demás.

Si las partes siguen confiando, y teniéndose en cuenta lo mucho que tienen en común en cuanto a ideología, bien puede llegarle la paz a los colombianos, gracias a los esfuerzos de la izquierda progresista.

Facebook Comments
Google News
Síguenos aquí

Mantente actualizado

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
LO MÁS RECIENTE
MÁS SOBRE ESTE TEMA
Sigue leyendo ↓ ↓
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x