viernes, octubre 15, 2021

¿Por qué protestan los colombianos? ABC de sus peticiones

El descontento ciudadano creciente con el gobierno del presidente Iván ha superado el mes de manifestaciones. ¿Por qué protestan los colombianos? ¿Qué piden?

El proyecto de reforma tributaria presentado por el Gobierno de Iván Duque el 28 de abril fue el detonante de un malestar social generalizado. ¿Por qué protestan los colombianos, si esa reforma ya se retiró?

Andrés Macías, experto en conflicto y seguridad y docente de la Universidad del Externado, dijo a The Associated Press que las manifestaciones actuales son una “evolución” y continuidad de las protestas de noviembre del 2019.

Estas se desarrollaron en varias ciudades del país a partir del 21 de noviembre de 2019 al 21 de febrero de 2020, las cuales fueron convocadas por distintos sectores de oposición y posteriormente agrupados en el «Comité de Paro».

Manifestaciones que se produjeron previo a la pandemia y quedaron en stand by ante el confinamiento.

Sin embargo, en el ambiente quedó la sensación que «algo faltaba por hacer», un sentimiento que se desbordó con la crisis económica y sanitaria que golpeo a Colombia con el COVID-19.

Y que una vez Iván Duque anunció la reforma tributaria que golpeaba duramente con impuestos a la clase medio colombiana, se despertó vorazmente.

Lea también: ¡CAMPEÓN! Ciclista colombiano Egan Bernal gana su primer Giro de Italia

Lo que reclaman, lo que piden

Pero, a pesar del retiro del documento de reforma tributaria, los colombianos siguieron protestando.

Reclaman por igualdad y justicia social y, entre otras, por las siguientes razones está el por qué protestan los colombianos:

«El asesinato de líderes sociales, el retorno de las masacres, la corrupción, la desigualdad y el cumplimiento del acuerdo de paz firmado entre el gobierno y la falta de oportunidades para los jóvenes», asegura el profesor Macías.

Y la deuda histórica con las poblaciones más vulnerables, como los indígenas y los pueblos afrodescendientes.

Y a esto se unió la necesidad urgente de hacer reformas a la policía, producto del abuso policial de autoridad en las protestas contra los manifestantes.

Además, la población reclama soluciones a la crisis económica derivada de la pandemia de COVID-19 y se opone a nuevos impuestos y a la reforma a la salud que, aunque también se «hundió en el Congreso», se volverá a presentar, al igual que la reforma tributaria.

Asesinato de líderes sociales

En Colombia en 2019, 253 lideresas y líderes fueron asesinados según el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz).

Según la Defensoría del Pueblo 65 homicidios a líderes sociales se presentaron en el primer trimestre de 2021, hubo 9 desplazamientos forzados, 4 casos de extorsión, 2 atentados entre otras conductas.

Son 23 los firmantes del Acuerdo de Paz asesinados en 2021, siendo los departamentos del Cauca, Norte de Santander y Antioquia donde más se presentan estos actos de sicariato.

Masacres

En lo que va corrido de 2021 van 40 masacres, un fenómeno que no se presentaba debe la firma de los Acuerdos de Paz. La más reciente en Suárez, Cauca.

Corrupción

La Contraloría en años pasados sobre que la corrupción era del orden de los 50 billones de pesos anuales. Mientras que la evasión supera los 42 billones y por efecto del contrabando no se recogen 4 billones (sin contar el daño a la producción nacional).

Para el analista económico Rafael Fonseca, «mientras no haya una decidida lucha frontal contra la corrupción no podremos mejorar la situación de todos los colombianos. Es la causa directa de todos nuestros males».

Desigualdad

Producto de un desequilibrio de la economía colombiana. El índice de Gini que mide la desigualdad para Colombia es de alrededor del 0.56 (como se sabe, uno de los países más desiguales).

«Antes y después de impuestos, es decir que ni la tributación ni las transferencias corrigen la desigualdad que genera la economía colombiana», afirma Fonseca para Confidencial Colombia.

Acuerdo de paz

Fundamentados en una política del gobierno de Iván Duque de limitar las ayudas para los campesinos y campesinas de las distintas regiones de Colombia.

Es así como se enfrenta a trámites burocráticos innecesarios, largos tiempos de espera para pagos e implementación de proyectos acordados.

Así como falta de apoyos locales en materia de proyectos productivos, inexistencia de atención primaria en salud en zonas rurales y desconocimiento sobre proyectos productivos.

Desinformación, inseguridad en las zonas y violaciones de derechos humanos sistemáticas, son las principales quejas por incumplimiento de los acuerdos.

Las cuales describe la Mesa Comunal por la Vida Digna de la Región de San Pablo y Cantagallo.

Críticos al Gobierno Duque señalan que la pobre implementación del acuerdo ha generado el aumento de masacres, asesinatos de líderes sociales y desplazamientos masivos.

Oportunidades para los jóvenes

Reclaman por educación y empleo para salvalos jóvenes de la crisis. Activación económica para esta población debe ser la prioridad.

Los jóvenes que se manifiestan ahora de manera pacífica en Colombia piden que supere los traumas del conflicto armado.

Y se permita o a través de la protesta pacífica, hablar de temas como educación, derechos sociales y legalización de las drogas.

Tres soluciones a la crisis

1. Una economía más igualitaria: esperan medidas que luchen contra la desigualdad, la pobreza y el clientelismo.

2. Una reforma a la policía: hay desconfianza hacia la fuerza pública, una institución clave en un país con 60 años de conflicto armado a sus espaldas.

En proyectos de ley se ha buscado quitarle el carácter militar y un cambio de fondo en la institución que responda a las condiciones de la sociedad y de la democracia.

Incluye el desmantelamiento del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), encargado de reprimir las protestas.

A diferencia de la mayoría de países, la policía en Colombia hace parte del Ministerio de Defensa y está estructurada —su capacitación, lenguaje y objetivos— para un contexto de conflicto armado contra un enemigo concreto: las guerrillas marxistas.

3. Mejor implementación de proceso de paz: La búsqueda de un modelo económico y una policía distintos tiene que ver con la idea de un país nuevo.

Para eso, esperan del gobierno implemente el acuerdo de paz que firmó el gobierno de Juan Manuel Santos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en 2016.

Duque defiende su política de paz, la cual tiene como principal apuesta el desarrollo productivo de las regiones más afectadas por el conflicto.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓