martes, septiembre 28, 2021

Patrullan en Tibú y así son emboscados soldados

Con un desenlace fatal terminó patrullaje de un grupo de soldados en la zona del Catatumbo colombiano. Disidencias de FARC, posibles responsables

Los soldados patrullaban por el municipio de Tibú, zona del catatumbo colombiano, cuando un evento imprevisto, los sorprendió en su marcha.

Ante ello, los más afectados fueron cuatro integrantes del comando militar que cumplía con su deber este sábado en las inmediaciones del municipio.

Fue así como un soldado murió y tres más resultaron heridos con el ataque, el cual se produjo con artefactos explosivos improvisados.

Por lo pronto las autoridades sindican del atentado contra los militares colombianos a las disidencias del frente 33 de las FARC que opera en la zona del Catatumbo.

Los uniformados afectados son el soldado Andrés Felipe Martínez Barahona, quien falleció luego de la emboscada.

Otros tres uniformados resultaron heridos en el ataque y reciben atención médica en la Clínica Medical Duarte de Cúcuta.

“Nos encontramos en el municipio de Tibú adelantando operaciones ofensivas para dar con el paradero de los narcoterroristas del GAO residual 33”, aseguró el general Fabio Caro, comandante de la Brigada 30 del Ejército.

Quien además agregó que dicha acción se ejecutó en “una acción contra la integridad de la fuerza pública que protegía a la población civil”, confirmó.

Por su parte, defensores de derechos humanos se pronunciaron sobre el suceso en Tibú, cuestionando la labor del Estado.

“Se cree que se resuelve el problema con consejos de seguridad, que son saludos a la bandera”, enfatiza Enrique Pertuz, defensor de derechos humanos en Norte de Santander.

Asimismo las autoridades reforzaron la seguridad en la zona en donde ya se han presentado alteraciones de orden público en los últimos días.

Lea también: “MADURO PROVOCADOR”, el mensaje que deja con incursión de GNB en Guainía, dice Duque

Lo que pasa en el Catatumbo

El acuerdo de paz de 2016 entre el gobierno colombiano y las FARC, fue una oportunidad histórica la violencia en Colombia.

Sin embargo, la falta de control pleno y efectivo por parte del gobierno en algunas áreas que dominaban las FARC ha contribuido a que continúen esa violencia y abusos contra civiles.

Ante la ausencia de Estado, otros grupos armados han ocupado incursionado y se disputan el control del territorio y de actividades ilícitas.

Por ejemplo, en el Catatumbo, en el noreste de Colombia, el ELN y el EPL, enfrentados desde principios de 2018 en una lucha brutal por el territorio.

También operan en la zona exmiembros de las FARC, como el frente 33 de las disidencias, que cometieron el ataque este sábado en Tibú.

Esa si como los grupos armados delincuenciales han cometido numerosos abusos contra civiles, incluidos asesinatos, desapariciones, violencia sexual, reclutamiento infantil y desplazamiento forzado.

“También han plantado minas antipersonales e intentado controlar a la población por medio de amenazas, incluso contra líderes comunitarios y defensores de derechos humanos”, asegura informe de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA).

Además, muchos venezolanos desesperados, y a menudo indocumentados, que cruzan la frontera a Colombia en busca de alimentos, medicinas y trabajo están expuestos a estos abusos.

En una situación que ocurren en el contexto del conflicto armado y evidencia que este persiste en Colombia.

Para 2019 unos 25.000 venezolanos vivían en el Catatumbo, según la OCHA.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓