jueves, mayo 26, 2022

Pánico en una iglesia de Ibagué, capital del departamento colombiano Tolima

Roberto Trobajo
Roberto Trobajo
@Roberto_Trobajo

Armado con un cuchillo, un hombre causó pánico a los feligreses católicos de una parroquia en la capital tolimense

La comunidad católica de un reconocido sector de Ibagué no se explica un hecho aterrador que ocurrió este pasado domingo. 

En plena eucaristía, un hombre armado con un cuchillo amenazó con cometer un doble homicidio ante los ojos de los creyentes y de Dios.

El hecho se presentó en la parroquia San Judas Tadeo, que está ubicada en un importante sector de la capital del Tolima, a pocas cuadras de la Universidad, el Sena y el estadio Manuel Murillo Toro. Allí se reunieron este domingo los creyentes para la misa de 6:30 de la mañana.

Angustia

El párroco Alfonso Bonilla Aristizábal adelantó la eucaristía como normalmente lo hacía, pero fue interrumpido por los gritos de un hombre tras los primeros veinte minutos. Aunque trató de ignorarlos, el temor de la comunidad lo llevó a detener la misa para atender la situación.

Un sujeto de unos 30 años de edad ingresó a la iglesia y empezó a vociferar y gritar improperios mientras avanzaba hacia el altar. Pero el temor se incrementó cuando el hombre gritó: “Ante los ojos de Dios voy a matar a dos personas hoy” y sacó un cuchillo.

Al ver el arma, los creyentes se asustaron, gritaron y se alejaron del hombre, quien continuaba amenazante hacia el altar. Uno de los acólitos, al ver la situación, tomó una silla plástica para defenderse y proteger al sacerdote.

El padre Bonilla, sin inmutarse, le pidió a los feligreses que no se asustaran y estuvieran tranquilos, mientras la comunidad buscaba la forma de mermar la situación. “En ese momento, el temor se apoderó de todos y empezaron a gritar, sin saber cómo manejar la situación al ver que esta persona aceleraba más el paso hacia el altar muy cerca de nuestro párroco”, dijo una de las testigos a la emisora Alerta Tolima.

El hombre con el cuchillo logró acercarse al altar, subió unos cuantos escalones en dirección al padre, pero en ese momento fue atajado por un grupo de personas que se abalanzaron sobre él, lograron desarmarlo y disminuirlo. Fueron en total dos minutos de pánico, hasta que lograron reducir al amenazante personaje.

La comunidad siente temor porque vieron que el hombre estaba decidido a atacar al sacerdote y temen que quiera regresar a afectar a los miembros de la iglesia o nuevamente contra el párroco Bonilla. Pues tras la situación lo expulsaron de la iglesia, se quedó en el exterior, pero no se presentaron denuncias o llamados a las autoridades.

Álex Venegas, comandante operativo de la Policía Metropolitana de Ibagué, aseguró que no habían recibido llamadas de la iglesia o de la comunidad ni denuncias al cuadrante. Sin embargo, tras conocer la información se entrevistaron con el padre, quien contó lo sucedido, pero les pidió no agrandar el problema y descartar la situación para no aumentar el temor de los fieles.

Aún así, las autoridades sí solicitaron los videos de seguridad de la parroquia y testimonios de las personas que asistieron a la iglesia para establecer la identidad del aterrador sujeto y poder darle captura para impedir que vuelva a provocar agresiones a la comunidad.

Los creyentes, a causa del temor, aseguraron que parecía un caso de posesión demoníaca. 

Lea también: DESPOJABA CON UNA CULEBRA: preso un brujo colombiano por cobrar $50 mil a una mujer en EE.UU. para “sacarle parásitos”

Mientras otros cuestionan si se trató de un efecto del consumo de sustancias psicoactivas o trastornos psicológicos o mentales que llevaron al hombre a cometer ese acto violento. Así mismo, algunos dicen que era un habitante de calle, otros consideran que no era una persona de esa condición.

Mantente actualizado

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓