miércoles, mayo 18, 2022

PAGA EN RUBLOS: Petrolera rusa en Venezuela comienza a sentir los efectos de las sanciones

Se trata de Roszarubezhneft, subsidiaria del gigante petrolero estatal ruso Rosneft que trabaja en varias empresas mixtas con Pdvsa. Esta empresa ya no puede pagar los sueldos de sus trabajadores en dólares y lo hace bolívares o rublos que nadie compra

Una compañía petrolera rusa, utilizada para proporcionar una solución a las sanciones de Estados Unidos sobre el comercio de petróleo en Venezuela, lucha para evitar otra serie de sanciones. Esta vez de Europa y Estados Unidos, como consecuencia de la invasión de Rusia de Ucrania.

Rusia es uno de los pocos aliados de Venezuela en la escena internacional. Sus empresas han ayudado a Pdvsa a mantener la producción en los últimos años. Esto, a pesar de las sanciones de Estados Unidos, recuerda Reuters.

Una de esas empresas es Roszarubezhneft que se constituyó en 2020 y poco después adquirió las participaciones venezolanas del gigante petrolero estatal ruso Rosneft. Lo hizo cuando Washington impuso sanciones a dos de las unidades de esta corporación por comercializar petróleo venezolano.

Las cinco empresas conjuntas que Roszarubezhneft adquirió producen unos 125.000 barriles diarios (bpd) de crudo en Venezuela. Las mismas emplean a unos 200 trabajadores rusos y locales, según fuentes citadas por la agencia. Esto equivale a cerca de 16% de los 788.000 bpd que produjo Venezuela el mes pasado.

Lea también: NO MÁS COMERCIO DE ACERO, CARBÓN Y ENERGÍA: Unión Europea confirma su cuarto paquete de sanciones contra Rusia

Para evitar el bloqueo

Roszarubezhneft está tratando de transferir la propiedad de sus activos venezolanos de sus unidades europeas a otra empresa en Rusia. Lo hace para evitar «el bloqueo de las actividades o la confiscación de los activos de las empresas del grupo». Así lo informó Reuters que cita varios documentos de la empresa.

La transferencia de la propiedad de los activos era necesaria para «preservar el control y la gestión de los activos y el funcionamiento estable de sus unidades de negocio». Este texto forma parte de una carta del 16 de marzo enviada por un ejecutivo de Roszarubezhneft a sus filiales venezolanas.

La carta no decía cuándo podrían producirse las transferencias, ni en qué lugar de Europa estaban registradas las empresas. Los ejecutivos de Roszarubezhneft culpaban de su situación a «las acciones inamistosas de Estados Unidos, sus aliados y organizaciones internacionales».

Las sanciones existentes ya han afectado a los negocios de Roszarubezhneft en Venezuela al privarle de divisas.

Pagan en rublos

La agencia refiere que esta situación obliga a la empresa «pagar a sus trabajadores y proveedores en el país en rublos y bolívares».

Los rublos no son ampliamente aceptados en la economía venezolana, cada vez más basada en el dólar. No hay empresas de cambio de divisas autorizadas. Los trabajadores rusos que cobran en rublos tendrían que encontrar a alguien dispuesto a cambiarlos por dólares o euros.

Estas dificultades ponen de manifiesto el gran alcance de las sanciones sobre las empresas rusas y sus operaciones internacionales. La falta de divisas llevó a los directivos de Roszarubezhneft en Venezuela a escribir a sus jefes lamentando la imposibilidad de pagar la vivienda. Además de los seguros y las necesidades cotidianas, según muestran los documentos.

La mayoría de los empleados de Rosneft se quedaron en el país después de la transferencia de activos, según dos fuentes enteradas. El antiguo jefe de Rosneft en Venezuela es ahora el representante legal de Petrolera Roszarubezhneft (Cyprus, L.t.d.).

Roszarubezhneft es propiedad de la Agencia Federal para la Gestión de la Propiedad Gubernamental de Rusia. Esta es una unidad del Ministerio de Desarrollo Económico de Rusia, según la agencia de noticias rusa Tass.

La carta del ejecutivo de Roszarubezhneft pedía a los gestores en Venezuela que completaran rápidamente las transferencias de capital y notificaran el cambio a PDVSA.

De sus activos en Venezuela, las participaciones en las empresas conjuntas Petroperijá, Boquerón y Petromonagas están en manos de unidades con sede en Europa. Se supo que se transferirían a Petromost, con sede en Moscú, que pertenece a Roszarubezhneft.

Reuters señala que Pdvsa aún no ha sido notificada formalmente. Los ejecutivos de Pdvsa y Roszarubezhneft se reunieron en Caracas la semana pasada para discutir planes para aumentar la producción, agregó.

Salarios en veremos

Las unidades venezolanas de Roszarubezhneft se han visto obligadas a cambiar los salarios denominados en dólares por rublos y bolívares tras las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea.

Los gastos de transporte, seguros y alojamiento del personal en Venezuela están obstaculizados por la falta de divisas. La suspensión de las operaciones de Visa y Mastercard en Rusia significa que los empleados de Roszarubezhneft, en su mayoría ciudadanos rusos, «ya no pueden realizar pagos para asegurar su vida diaria».

«La empresa ha perdido la oportunidad de cumplir con sus obligaciones en moneda fuerte para pagar los salarios a los contratistas, los trabajadores locales y el personal», decía una carta enviada el 7 de marzo.

La misma la enviaron desde una de las unidades de Venezuela al director general de Roszarubezhneft, Nikolay Rybchuk.

Pagar la vivienda de los trabajadores rusos en moneda local aumentaría los costos hasta 30%, informó la unidad a sus jefes.

Pagar los salarios en bolívares también expondría a los trabajadores venezolanos a la hiperinflación, que según las autoridades fue del 686% el año pasado. Parte del personal aceptaría un retraso en el pago hasta que estuviera disponible en moneda fuerte, decía la carta.

La unidad pidió permiso a la empresa matriz para permitir a los trabajadores realizar transacciones individuales en divisas en Venezuela, que tendrían que hacerse en el mercado informal.

Mantente actualizado

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓