lunes, julio 26, 2021

¡OTRO RÉCORD FATÍDICO! Venezuela lleva 44 meses de hiperinflación sostenida

Los expertos sostienen que, pese a los esfuerzos de la administración de Nicolás Maduro, de revertir la hiperinflación, las medidas erradas que ha tomado en estos años, hacen imposible que el país se recupere

Desde 2017 Venezuela experimenta un ciclo de hiperinflación continuo. Se trata de otro récord nada honroso para el país que lo ha igualado el segundo registro más prolongado de la historia económica del mundo.

Carlos Ñáñez, economista y profesor universitario, recordó que el país lleva 44 meses en un proceso de aumento descontrolado de los precios de sus productos, bienes y servicios. De esta forma ocupa el mismo lugar que Grecia tenía entre 1992 y 1994.

Hasta el momento, el proceso de alza de precios más prolongado jamás conocido por la economía moderna es el de Nicaragua. Este país estuvo en esta situación 58 meses, entre junio de 1986 y marzo de 1991.

Esto en cuanto a inflación sostenida. Pero, según estadícticas mundiales, el país con la tasa de inflación más alta en 2020 fue Venezuel. Con 6.500% se posicionó en el primer puesto con una diferencia de 5.787% con respecto al segundo país, Zimbabwe.

«Cuando la tasa mensual de alza de precios supera 50%, ocurre la hiperinflación, según el economista Phillip Cagan. Por su parte, los economistas Carmen Reinhart y Kenneth Rogoff, el fenómeno se da cuando la inflación llega a 500% en un año. Mientras que la Junta de Normas Internacionales de Contabilidad, lo diagnostica cuando la subida de precios supera 100% durante un ciclo de tres años. De cualquier forma Venezuela cumple con los tres criterios», explicó Ñáñez, en entrevista con la Voz de América.

Asimismo, el experto advirtió que la certificación del proceso de hiperinflación se ha estancado. Esto «por el retraso de la publicación de cifras oficiales de la economía parte del Banco Central de Venezuela (BCV)».

Recordó que la Constitución ordena que el BCV debe publicar la data cada mes. Sin embargo, este año solo publicó las cifras en enero y junio.

Esto «comprueba lo dicho por especialistas independientes que hablan sobre la hiperinflación. Solo en 2018 la inflación llegó a 130.060% y en 2019 era de 9.585,5%. Mientras que en 2020 se ubicó en 2.959,8%. En los primeros cinco meses de este 2021, la inflación estaba en 264,8%, según la publicación del BCV», agregó.

Lea también: Bs. 928.333.143,02: el impagable costo de la Canasta Alimentaria Familiar de junio, según el Cendas-FVM

Dos visiones del mismo tema

Debido a la falta de información oficial, economistas y analistas opositores a la administración de Nicolás Maduro se han encargado de hacer los cálculos de la inflaciñon, por su cuenta. Este es el caso del Observatorio Venezolano de Finanzas.

En este sentido, Ñáñez señala que tanto las cifras del BCV, como las independientes, «colocan a Venezuela en la estadística de segundo país con la inflación más longeva del planeta. Ese ciclo ha destruido el signo monetario, al bolívar como institución social».

Por otra parte, la industria petrolera que ha sido el pulmón de la economía venezolana, ha caído de 3,2 millones de barriles de producción al día en 1999, a solo 529.000 barriles. Esto, de acuerdo con fuentes secundarias de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

El producto interno bruto ha tenido una pérdida de 83,5% desde 2013 y ha impulsado una dolarización de facto por la caída de la industria petrolera.

«Esto refleja que Venezuela tiene un modelo económico errado y el BCV viola el artículo constitucional que prohíbe la convalidación y el financiamiento de políticas fiscales deficitarias. Así lo señala por su parte, Aldo Contreras, economista y docente de la Universidad de los Andes.

Al mismo tiempo, «ese fenómeno se traduce en la caída de 100% del sector construcción o del ensamblaje de vehículos. Tanto, que este último solo ha logrado armar un solo carro en Venezuela durante todo el primer semestre del 2021».

Lea también: Con cuatro meses de retraso el BCV anuncia inflación de enero a abril: se ubica en 183,8%

Lejos de una economía normal

«Aún estamos lejos de una economía normal, donde la inflación sea de uno o dos dígitos. Esa segunda posición histórica da cuenta de la estanflación de nuestra economía que es una caída del PIB sumada a alta inflación. Los precios suben todos los días y el poder adquisitivo se pulveriza», apuntó.

Contreras, recordó que la administración de Nicolás Maduro está cerca de emprender una nueva reconversión monetaria, la tercera en los últimos 13 años.

«Maduro ha dado un viraje hacia la economía de mercado en los últimos dos años. Ha tratado de fomentar las inversiones en un momento muy complejo», señala Oscar Doval, presidente de la casa de bolsa Rendivalores.

«Es la época de hiperinflación más grave y la inyección de dinero (del BCV para financiar el déficit fiscal) es más moderada. El bloqueo comercial no ha ayudado para nada la circunstancia política» venezolana, dijo Doval en referencia a las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos.

Maduro atribuye a las restricciones financieras la crisis económica que padece Venezuela. Sin embargo, manifestó estar esperanzado de que el país se convierta en una «tierra de oportunidades» para inversionistas extranjeros en el marco de la Ley Antibloqueo y el proceso de negociación política con la oposición.

Los pronósticos del FMI

En abril de este año, el Fondo Monetario Internacional pronosticó que la inflación venezolana sería, al cierre de 2021, de al menos 5.500%. Mientras que expertos de la firma Capital Market Finances, consideran que el país cerrará este año con 50 meses continuos de hiperinflación.

Pese a que el BCV reportó que la inflación de junio fue solo de 6,4%, la tasa más baja del año, el Observatorio Venezolano de Finanzas criticó que los primeros seis meses acumulaba 333% y que, en los últimos 12 meses, sumaba 2.615,5%.

El economista José Guerra señala que Venezuela permanece en hiperinflación y lo estará hasta que su tasa de alza de precios no esté por debajo del 50% durante 12 meses.

Guerra cree que la hiperinflación continuará hasta principios de 2022. Además señaló que el BCV no cesará de financiar el déficit fiscal mediante la impresión de dinero. Está convencido de que prevalecerá la inestabilidad de las tasas de cambio.

«Hubo desaceleración (del alza de precio) de mayo y junio, principalmente porque el dólar estuvo estable. Pero ahora, en julio, se ha aumentado el ritmo. En 2021, vamos a seguir claramente en hiperinflación», aseveró Guerra.

LO MÁS RECIENTE

Sigue leyendo ↓ ↓