jueves, julio 7, 2022

OPACIDAD Y FALTA CIFRAS OFICIALES: caldo de cultivo para la corrupción en Venezuela

Mercedes de Freitas, directora Ejecutiva de Transparencia Venezuela, denuncia que la opacidad en el principal obstáculo para destapar los casos de corrupción en el país, pero a la vez esa falta de información propicia la deshonestidad, sobre todo en el sector público

 «No hay datos oficiales». Esta es la respuesta más repetida a cualquier pregunta sobre Venezuela. No se sabe la cifra (oficial) de casi nada. Pero ese «casi» excluye cada día más asuntos, mientras se extiende un manto de opacidad cada vez más denso. La consecuencia es la impunidad y un caldo de cultivo para la corrupción.

La afirmación la hizo la directora de la ONG Transparencia Venezuela, Mercedes de Freitas. Para citar un ejemplo sobre la opacidad, mencionó cómo han circulado partes y vídeos acerca de combates de las Fuerzas Armadas con la guerrilla colombiana. Sin embargo, «no se obtiene ni una sola declaración oficial».

Mientras que, del otro lado, «cuando se filtra un vídeo de un guerrillero en armas y dialogando con militares venezolanos, el único dato parcial lo obtiene el número dos del chavismo, Diosdado Cabello. Pero, hasta la fecha, no hay ni un solo dato del Ministerio de Defensa», publicó la agencia Efe.

Lea también: «AMENACEN con lo que quieran, seguiremos trabajando»: Guaidó ante inhabilitación por 15 años

Datos desaparecidos

En contra de esa opacidad constante, Transparencia Venezuela pugna por sacar adelante sus investigaciones. De Freitas señala que las mismas, al menos, dificultan la corrupción.

«Todos los días hay un dato que desaparece, datos que parecen vitales. Hay más posibilidades de más corrupción», explica.

Esa escasez de información oficial lo abarca todo. Desde el presupuesto nacional, que Maduro no publica, a la producción petrolera.

«Lo que es legal es la opacidad», subraya de Freitas. Detalla que Venezuela está «entre los últimos países del mundo» en calidad de acceso a la información.

En su opinión, esa falta de datos favorece «a los que tienen oportunidad de tener esa información, que son los pocos que están cerca del Gobierno», y «tienen oportunidad de hacer negocios».

El resultado es evidente: «corrupción descarada, absoluta y sin cortapisas».

Puertas cerradas

Para Transparencia, como para la mayoría de periodistas en Venezuela, buscar información oficial es enfrentarse a una puerta cerrada.

La escasez afecta incluso a la vida cotidiana de cualquier persona, en situaciones que parecen extremadamente estrambóticas. Un incidente en el Metro de Caracas obliga a los ciudadanos a bajarse de los vagones y los vídeos inundan las redes sociales.

Al día siguiente, el usuario revisa las plataformas oficiales de un servicio básico. Dicen que el servicio está restituido y piden no replicar noticias que causen confusión. Es decir, que nadie replique lo que sucede en los túneles.

«No hay democracia sin que los ciudadanos sepan lo que está pasando en su Estado porque la democracia, principalmente, significa que son los ciudadanos lo dueños del Estado y que el Gobierno (…) está trabajando para el bienestar y el bien común de la ciudadanía»; subraya de Freitas.

Por eso, sostiene que los venezolanos, «como ciudadanos», no tienen país porque no tienen «información de cómo es ese país».

Síguenos aquí

Mantente actualizado

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

1 COMENTARIO
Suscribir
Notificar de
guest
1 Comentario
Más antiguo
La mas nueva Más votada
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓
1
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x