martes, junio 22, 2021

«NO MÁS SALARIOS MISERABLES»: maestros exigen a Maduro condiciones de trabajo dignas

El gremio de maestros se paró firme ante la administración de Nicolás Maduro y exige que les devuelvan sus beneficios, para evitar que los docentes se «mueran de hambre». También rechazan la ley que hace la AN, con la cual la comuna decidirá quién puede ser docente y quién no

El año escolar 2020-201 está por finalizar y el madurismo espera regresar a clases presenciales en octubre. Ante este panorama, los maestros decidieron alzar la voz y rechazar los sueldos que no llegan a dos dólares. Igualmente, repudian un Ley de Ejercicio Docente que hace la AN chavista, para imponer el modelo comunal en los colegios.

En este sentido, decenas de docentes tomaron las puertas del Ministerio del Trabajo. «No más salarios miserables», clamaban ante el despacho que está por discutir nuevos contratos colectivos para el sector.

La información la dio a conocer Gricelda Sánchez, secretaria de contratación colectiva del  Sindicato Venezolano de Maestros del Distrito Capital.

Emplazó tanto a Eduardo Piñate, ministro de Educación, como a las federaciones de educadores, a discutir el contrato colectivo de cara al gremio docente.

Recordó que el contrato vigente ha sido violado varias veces por la administración de Nicolás Maduro.

“Exigimos condiciones laborales dignas, con un salario decente para los maestros. Este ingreso, en nuestra opinión debe rondar los $600″, dijo la dirigente.

Pide, además, que «se nos cancele la deuda con sus recurrencias y políticas de seguro de HCM. Esto para que dejen de morirse los maestros de mengua en los hospitales. Sin olvidarnos de reactivar el servicio del Ipasme, el cual está en ruinas”, afirmó.

Lea también: Diosdado Cabello acusa de «saboteador» al rector del CNE Enrique Márquez

La ley es terrible

Sánchez recalcó el rechazo de todo el sector educativo al proyecto de ley del Ejercicio de la Profesión Docente. Alertó que la AN busca aprobarla sin discusión alguna con el gremio.

“Es una legislación violatoria totalmente a la Constitución que tiene como objetivo partidizar aún más la educación venezolana. Reafirma la cruel realidad vivida hoy en las escuelas convertidas en centros controlados por el PSUV. Ocasiona la suspensión de centenares de maestros solo por exigir condiciones humanas de trabajo y rechazar la injerencia de partidos políticos dentro de las aulas de clases”, argumentó.

También exigió «el cese de la persecución contra el gremio de profesores. Un maestro del estado Sucre como Robert Franco se encuentra preso desde más de 6 meses acusado injustamente de terrorismo. Exigimos estabilidad laboral, ya que con estas condiciones ningún docente podrá reincorporarse a clases. Desde el 2018 Maduro nos dejó sin salario real. Lo que recibimos mensualmente son limosnas”, indicó.

Educación herida de muerte

Por su parte, Franklin Piccone, docente de Petare, manifestó que la educación en Venezuela está herida de muerte. «Ahora no solo por un paro técnico que impide a los docentes trasladarse a sus lugares de trabajo . Todo por los salarios de hambre», expresó.

Denunció que «las escuelas están por el suelo, sin agua ni luz. De paso, hay un contenido ideologizado y obsoleto, sin los requerimientos tecnológicos que exige los tiempos de hoy».

“No, ahora resulta que los consejos comunales son los que van a decir si un docente puede dar o no clases, como si fueran especialistas en la materia. Pero lo peor es que ahora para ascender, un docente tiene que pertenecer a la milicia. Se trata de una verdadera locura que debemos enfrentar. Es un adefesio jurídico hecho por personas ajenas al ámbito educativo”, remarcó.

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS LEÍDO

Sigue leyendo ↓ ↓