lunes, julio 26, 2021

NIÑAS ASESINADAS EN TENERIFE: juez ordenará cesar búsqueda de los restos de Anna y su padre

Tras recibir un informe de los expertos que rastrean los restos de Anna y su padre, la juez de la causa dará por terminada la búsqueda

La autoridad judicial que investiga el caso de las niñas asesinadas por su padre en Tenerife, Españ, autorizará el cese de las operaciones de rastreo del buque oceanográfico Ángeles Alvariño. Medios españoles informaron que la orden se emitirá en los próximos días. La paralización de las labores de búsqueda se producen a dos meses de la tragedia.

 Los expertos a bordo de la embarcación buscaban los cuerpos de Tomás Gimeno y su hija Anna de un año. Lo hacen días después de que, en altamar, localizaron los restos de la pequeña Olivia, de seis.

Se conoció que la juez de la cuasa habría llegado a la conclusión de que es «imposible» continuar con el rastreo ante lo escarpado de la zona de rastreo.

La magistrada titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Santa Cruz de Tenerife, órgano competente para la investigación, tomará la medida.

Se supo que recibió un informe del responsable de operaciones del barco que califica de «completamente inabordable» la exploración. Al parecer, esto ocurre por lo peligroso de la zona en donde hipotéticamente podrían localizarse nuevos resultados.

Según un comunicado del Tribunal, en torno a la zona de aparición de unos biberones, se establecieron líneas de búsqueda separadas.

«Se buscó cualquier indicio para poder tener la certeza de que en la zona no quedó ningún objeto, por pequeño que fuera».

También rastreaban el cinturón de plomos que se supone Gimeno usó para que los cuerpos se hundieran, pero no pudo hallarse.

«Dadas las corrientes en el fondo, no se puede asegurar que un cuerpo lastrado con un cinturón de buceo no se desplazaría rodando, pudiendo llegar a un lugar no determinado y, por tanto, fuera de la capacidad de búsqueda de que disponemos», dice el informe citado por el portal El Independiente.

Lea también: SE DISPARA LA VIOLENCIA DE GÉNERO en Bolívar: en un mes registraron 40 víctimas

Los hallazgos del Ángeles Alvariño

El barco de rastreo Ángeles Alvariño, encontró, gracias a su sónar de barrido lateral y su robot, el Liropus 2000, varios objetos. Los primeros eran una funda nórdica y una botella de buceo, propiedad de Tomás Gimeno.

Este hallazgo logró acortar la zona, encontrando apenas unos días después dos bolsas de deporte. Estaban unidas con el ancla de la embarcación y a 1.000 metros de profundidad. En una de ellas estaba el cuerpo de la hija mayor, Olivia, mientras la otra estaba rajada y vacía.

El siguiente hallazgo, ya cumplida la tercera de las prórrogas solicitada por Delegación del Gobierno, fueron dos botellas de oxígeno de uso individual, habituales en la práctica de apnea, a 1.500 metros de profundidad y también propiedad de Tomás Gimeno.

La investigación se centraba en localizar un cinturón de plomo de ocho kilos, que se sospecha pudo ser utilizado por el padre de las niñas y presunto asesino de Olivia, para hundirse y suicidarse en el fondo del mar.

LO MÁS RECIENTE

Sigue leyendo ↓ ↓