jueves, junio 17, 2021

Maduro tiene un dilema: sacar del Ejército a la promoción de Diosdado Cabello

Parece que el «único seguro» en mantener su lugar es Vladimir Padrino, porque el régimen no contaría con otro con las credenciales para el puesto

El 5 de Julio, día de la firma del Acta de la Independencia de Venezuela, tiene además un significado muy especial para la Fuerza Armada nacional: se anuncian los ascensos militares.

En momentos de crisis como los que vive Venezuela, este tema no pareciera tener mayor relevancia, pero, a juicio de la periodista especializada en el tema, Sebastiana Barráez, el 5 de julio de este año tiene una especial significación, y es que Nicolás Maduro estaría en la disyuntiva de dar de baja o no a la promoción de 1987, a la cual pertenece Diosdado Cabello, pieza clave del régimen.

Las variables

Maduro pudiera considerar no cambiar el Alto Mando Militar, considerando la cantidad de variables que tiene en juego, principalmente su intención de lanzar las elecciones parlamentarias y el avance del COVID- 19. Y posponer esos cambios para el mes de diciembre.

Si decide hacer los cambios, y de acuerdo con las piezas que se muevan en este período de ascensos militares, se va a determinar si los llamados febreristas, es decir, los que participaron en la intentona golpista del 4 de febrero 1992, van a seguir teniendo algún tipo de poder en la estructura de mando político y militar. Todo indica que por ahora no va a sustituir al ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, porque no se vislumbra a nadie o para sustituirlo y no agitar el mundo militar, aun cuando debió salir de baja en el año 2014.

Ahora Maduro tiene la oportunidad de dar de baja a la promoción 1987, a la cual pertenece Diosdado Cabello que, aunque solo llegó a teniente, es un hombre con poder en la estructura de poder en Venezuela y tiene a su cargo parte de comandantes en puestos claves.

La pieza más importante de Cabello en el Alto Mando es Rodríguez Cabello, quien debe ser movido de la Comandancia del Ejército porque sino se crea un tapón en la estructura de ascenso que no le permitiría subir a la de 1988.

Entre los oficiales, de la promoción 1988 “GB Manuel Manrique”, que sin duda será referencia en los nuevos ascensos, por los cargos a los que podrían ser destinados, está el jefe de la Región de Defensa Integral (REDI) Capital,  Mayor General Domingo Antonio Hernández Larez quien, por ser hombre incondicional para la revolución de Nicolás Maduro, seguramente ocupe el cargo de Comandante General del Ejército con miras a ser en corto plazo el Comandante Estratégico Operacional (Ceofanb).

 Los de más confianza

Otro de los nombres claves, como hombre de confianza de Maduro, es el MG Iván Rafael Hernández Dala, quien ha ocupado simultáneamente los cargos de Director General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y Jefe de la Guardia de Honor Presidencial (Casa Militar), a quien podría nombrar en el Alto Mando Militar, aunque él haya estado bastante tiempo alejado de la Fuerza Armada, lo que le impide tener ascendencia y liderazgo en el componente más importante de la institución castrense, y mucho más en estos momentos en que la Fuerza Armada enfrenta fuertes tormentas internas.

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS LEÍDO

Sigue leyendo ↓ ↓