viernes, septiembre 24, 2021
EspecialesOpiniónLos misterios tras la captura del "Koki": recompensa sin una realidad creíble...
Luis Somaza
@LuisSomazaC

Los misterios tras la captura del «Koki»: recompensa sin una realidad creíble a nivel presupuestario
L

Medio millón de dólares ofreció la dictadura por el «Koki», la misma cantidad por el «Vampi» y el «Garbis»; sin embargo, nuestros hospitales se mantienen sin insumos.

La deuda que tiene la dictadura a nivel internacional no tiene forma de pagarla, por eso prácticamente regaló el 49% de las acciones que tenía nuestro país en la Refinería Dominicana de Petróleo (Refidomsa), fueron vendidas a precio de gallina flaca a Dominicana a cambio saldar su deuda.

El régimen vendió el activo venezolano por 88 millones de dólares, cuando hablan sido compradas por 131 millones.

Venezuela perdió en un segundo 43 millones de dólares, dinero que bien lo necesitan nuestros hospitales y todos los sectores para mantenerse en pie.

Pero ahora ofrecen cantidades incalculables de dinero por unos delincuentes que ellos mismos armaron, que sometieron a nuestros vecinos de El Paraíso, Montalbán y La Vega, así como también hacia la zona de Tejerías mientras respaldaban a otras bandas.

Fingieron tener el control, recuperarlo, cuando la verdad es que los cabecillas hasta salieron por nuestras fronteras sin que ninguna alcabala los detuviera.

Ahora… Las bandas armadas por Maduro están en Cúcuta, afectando la vida de nuestros hermanos colombianos y cediendo la responsabilidad a un Gobierno que solo ha buscado brindarle bienestar a nuestra gente.

Por el jefe de la principal banda de La Vega, Yorfren Javier Guédez (Mayeya), ofrecieron cien mil dólares.

A esta lista también sumaron a Romer Ordaz y Gionel Trejo, con recompensas de 50 mil dólares. Más abajo Oswaldo René Velásquez, apodado Rocky, por el que pusieron sobre la mesa 20 mil dólares.

El medio venezolano Crímenes Sin Castigo puntualizó uno de los puntos más importantes a resaltar en estas recompensas, en Estados Unidos, por ejemplo, las sumas son ofrecidas a cambio de “información que conduzca al arresto y/o la condena”, del sujeto buscado.

La información debe ser transmitida a la autoridad que adelanta las investigaciones.

Sin embargo, como bien resalta el medio, Maduro se limitó a publicar fotos de los supuestos delincuentes con sus nombres; los respectivos sobrenombres, luego el calificativo de “asesino”.

Finalmente, colocan el monto de cada recompensa. Para mandar la información sobre la ubicación del delincuente, la dictadura colocó el número de una central (911).

En un país donde los sueldos son una miseria y la corrupción de los funcionarios públicos de Maduro es del conocimiento de todos los venezolanos, ¿cómo podría filtrarse una información con un premio económico tan gordo?

¿No podrían los funcionarios aprovecharse de eso para esconder o manipular la información? 

Y, más allá de eso, ¿Dónde está el soporte legal y presupuestario de un país en crisis para pagar unas cantidades así? La respuesta es muy evidente, no existe.

No hay forma de que Maduro pueda pagar estas cantidades a menos de que sea mediante el saqueo de nuestros recursos, como ya lo está haciendo.

La delincuencia se forja en el país con apoyo del régimen, son ellos los que arman a la delincuencia a cambio de «favores». El miedo y la zozobra de la población son responsabilidad de una dictadura criminal.

El Koki no tuvo «suerte» al llegar a Cúcuta sin ser descubierto, lo protegieron para que ninguna alcabala lo parara.

Maduro es un criminal, así como todos los que lo acompañan en Miraflores, son tan responsables por las muertes de los inocentes, como quienes dispararon las armas.

No debemos permitir que la censura nos impida darnos cuenta de los intereses de Maduro para desviar la atención en el país, está cada vez más solo y sus «aliados» se lo han hecho saber.

Vamos a ponerle punto y final a la crisis y a la delincuencia.

LO + VISTO