jueves, octubre 29, 2020

Los bolivianos vuelven a las urnas: a un año de incertidumbre y la caía de Evo Morales

Los bolivianos deben decidir este domingo, otra vez, si logran cambiar su destino, tras un año convulso y marcado por la pandemia

A media noche del 20 de octubre de 2019, fecha de las últimas elecciones nacionales de Bolivia, ese país todavía no sabía si Evo Morales se mantendría en la presidencia. 363 días después de aquella controversial elección anulada, este domingo los bolivianos vuelven a las urnas.

Quieren intentar, de nuevo, decidir quién será el primer presidente electo después de los casi 14 años de gobierno de Morales. También deben decidir su destino, tras el controversial interinato de Jeanine Áñez, publicó la BBC.

Morales dimitió el 10 de noviembre pasado en medio de una masiva movilización social. Esta se sumó al motín de gran parte de los policías bolivianos y el pedido de renuncia emitido por las Fuerzas Armadas. Tras horas de tensión, los disturbios lo acabaron sacando del poder.

Lea también: Fiscalía y Defensoría son cómplices silentes de torturas en Venezuela |Cara a cara

Año marcado

A la incertidumbre política se sumó la pandemia de coronavirus. Pero, los comicios de este domingo llegan con el partido fundado por Morales, el Movimiento al Socialismo (MAS), como favorito. El candidato es Luis Arce Catacora.

Quien fuera ministro de Economía y Finanzas de Morales durante casi todo su mandato (salvo dos años por un cáncer) lidera las encuestas. Pero en una situación muy diferente al tiempo en el que se daba por segura una victoria del MAS con más del 60% de los votos.

Los estudios de opinión en Bolivia posicionan a Carlos Mesa en el segundo lugar, expresidente y periodista que desde 2019 se convirtió en el mayor contrincante del MAS.

Y en tercer lugar llega, de acuerdo a los sondeos, Luis Fernando Camacho, señalado como el «Bolsonaro boliviano» y uno de los líderes de la revuelta que aportó a la caída de Morales.

Cronología

Morales renunció a la presidencia 21 días después de los comicios del año pasado tras una ola de protestas callejeras que denunciaban fraude electoral.

Una auditoría realizada por la Organización de Estados Americanos (OEA) señaló que se produjeron irregularidades en la votación y que los resultados no eran confiables.

El informe de la OEA, sin embargo, no indicó de manera literal que se produjo un fraude y fue cuestionado por diferentes entidades académicas y políticas a lo largo de este año. Sin embargo, sigue siendo uno de los principales argumentos de los detractores de Morales para acusarlo de que hizo trampa electoral en 2019.

Además, una misión de observadores de la Unión Europea llegó a sugerir que se realizara una segunda vuelta. Ambos hechos multiplicaron la susceptibilidad y crisis política en ese momento.

El 10 de noviembre, horas después de que se conocieron los resultados preliminares de esa auditoría, Morales renunció a la presidencia denunciando que fue víctima de un golpe de Estado.

El año de Jeanine

Dos días después, Jeanine Áñez asumía la presidencia debido a la vacancia anunciada por el exmandatario, el exvicepresidente. la expresidenta del Senado, Adriana Salvatierra, y el primer vicepresidente de esa Cámara Alta.

Su asunción fue avalada por el Tribunal Constitucional. Mientras los bolivianos estaban en la incertidumbre.

Así fue como empezó el interinato de la actual jefa de Estado. Menos de 48 horas después de saludar desde el Palacio de Gobierno, ella le garantizó que su objetivo principal era llamar a nuevas elecciones y no postular en ellas.

Sin embargo, en enero de este año, tomo una decisión contraria y se lanzó como candidata presidencial. En un momento en el que las encuestas le daban altos márgenes de aprobación.

Áñez terminó renunciando a su postulación a finales de septiembre, argumentando que lo hacía «para que no vuelva Evo» y cuando se conocía su bajo rendimiento en las encuestas.

Similar decisión tomaron otros dos partidos políticos que retiraron sus candidaturas a menos de dos semanas de las elecciones.

Durante el gobierno transitorio se tomaron decisiones que iban más allá de la reinstalación de un mandato electo. Por ejemplo, se cambió a gran parte del servicio diplomático y se rompieron relaciones con países como Cuba y Venezuela.

Y el cambio de autoridades fue constante y no libre de escándalos de corrupción.

LO MÁS LEÍDO

Jennifer Aniston invita a votar, pero no por Kanye West

La actriz mostró orgullosa cómo enviaba su voto y asegurar que Estados Unidos atraviesa una etapa difícil y no un juego

¡MONSTRUOSO! Sujetos quemaron a una madre y su hijo tras robar en la casa

Se trata de Rona Katlyn Uzcátegui de 52 años su hijo Alejandro David Peña Uzcátegui de 12 años. Los sujetos los maniataron...

EN IMÁGENES: feligresía espera acto de exhumación de José Gregorio Hernández frente a la Iglesia la Candelaria

Feligresía sigue el acto de exhumación de José Gregorio Hernández en la Plaza La Candelaria.

Adolescente mató a una mujer de un tiro en la cabeza en La Panamericana

La casa donde ocurrieron los hechos era donde vivía el adolescente, que fue detenido al poco tiempo del suceso

El colombiano Giovanni Suárez pide que oren por él

El recordado Benito Santos de Pasión de gavilanes anunció que lucha para que no lo conecten a un respirador

Sigue leyendo ↓ ↓