jueves, enero 21, 2021

AL FILO DEL DELITO: Locura extrema por un gato

Curiosamente, y a pesar de que ocurrió hace 26 años, todavía el doble crimen de la urbanización Los Naranjos, ubicada al sur este de Caracas, se le recuerda solo como el caso de la muchacha que mató por un gato, cuando realmente, se trata de un homicidio con premeditación , alevosía y «audacia» de la homicida. No solo se trata del doble crimen sino la insania y la actuación artera de la responsable, una tierna muchacha de apenas 18 años de edad de nombre Cybel Naimes.

Ese 13 de diciembre de 1994 murieron con tiros en la cabeza Miguel Tauil Musso, joven abogado de 30 años de edad  y Juan Carlos González, estudiante de computación en la Universidad Santa María en Caracas. La noticia conmovió inicialmente a todas las familias de la urbanización cuando observaron los dos cadáveres dentro de una camioneta , propiedad de la familia Tauil, en la cual salieron a recibir a un supuesto comprador de un gato persa  quien supuestamente esperaba en la garita de seguridad, ubicada a la entrada de la mencionada urbanización caraqueña.

Ese día, la desesperación de Cybel  Naimes al no poder recuperar un cheque por 20 mil bolívares que le había hurtado de la chequera de su papá, generó una tormenta para las tres familias: las de las víctimas y también para la suya, o sea, la familia Naimes, cuyos integrantes sin imaginarse remotamente que la joven era la responsable del monstruoso caso, viajaron a Orlando en Los Estados Unidos al disfrute de unas vacaciones que habían sido programadas con meses de anticipación.

En efecto, el día 13 de diciembre la homicida se presentó en la quinta «Taumuss» y con reconocida audacia y sangre fría , no solo aceptó tomarse un café que le ofreció la señora Tauil, sino que convenció a los dos jóvenes a salir de la casa a buscar al supuesto comprador. Sin llegar a la garita, Cybel los asesinó con clara ventaja y facilidad porque ella se ubicó en el asiento trasero o posterior de la camioneta. Lo hizo al convencerse definitivamente, que no recuperaría el cheque , el cual ya había sido depositado en una conocida agencia bancaria.

Una pluralidad de indicios y pruebas ,  permitió  la detención de la muchacha semanas después de haber regresado de Orlando junto con la familia. Antes, el papá de Cybel se » anotó un auto gol» al presentarse a la sede de la entonces Policía Técnica Judicial y ponerse a la orden para ayudar con las investigaciones y los comentarios que empezaron a propagarse rápidamente y los cuales hacían referencia a  su hija Cybel Naimes. Ese hombre era el médico gineco_obstetra, Shauke Naimes.

Este médico, de origen libanés, había iniciado una investigación particular para determinar la responsabilidad en el hurto de un cheque por el valor de 20 mil bolívares que él no había emitido y sin imaginar que su hija era la responsable de ese hurto. Pero la investigación se extendió hasta el seno de su familia y el 17 de enero de ese año, debió recibir, posiblemente, una de las noticias  más desalentadoras de su vida: su hija Cybel le confesó, ante el miedo y la tensión que la invadía, que ella le había hurtado el cheque y le había falsificado la firma para la compra de un gato de Angora a su futura víctima, Miguel Tauil,

Dedicado a la venta de animales. El caso se encaminó definitivamente cuando el trabajo de la PTJ permitió determinar que el cheque había sido depositado en la agencia del Banco Unión de Parque Carabobo a nombre de Miguel Tauil, asesinado semanas antes.

Las pruebas en contra de la homicida Cybel Naimes fueron contundentes: localizaron el arma que utilizó, trayectoria balística, fotocopia del cheque y otras pruebas de interés  criminalístico. La única que no se pudo obtener fue la de ATD( análisis de trazas de disparos) en virtud de que esa prueba debe hacerse antes de los seis días de haber disparado y el doble homicidio había ocurrido semanas antes, es decir, el 13 de diciembre. Con esa prueba del ATD se buscan restos de fulminante: plomo, bario y antimonio, fundamentalmente, pero ya estábamos en las últimas dos semanas del mes de enero de 1995.

Cybel fue condenada y llevada al Inof, una cárcel para mujeres ubicada en la ciudad de los Teques y a unos treinta kilómetros de Caracas. El papá organizó un plan fallido de fuga. Posteriormente , tuvo un romance con un funcionario de la Guardia Nacional del cual nació un bebé. Finalmente se supo que obtuvo beneficios y salió del país. Ese año cuando ocurrió el doble homicidio y los 18 meses previos fueron tempestuosa mente violentos en la todavía violeta Venezuela, por la sucesión de crímenes entre ellos la muerte del pelotero grandeliga Gustavo Polidor , los sucesos de Terrazas del Ávila, la tragedia de San Román y el asesinato de la abogada María Magdalena Monagas a manos de un abogado de un famoso y extinto bufete.

También fue presentada una fotografía de ella con hematomas en la cara , producto de una golpiza que recibió de su papá y que generó un hecho colateral por el cual fue juzgado el doctor Shauke Naimes: lesiones personales. La muerte de esos dos jóvenes y las características del hecho en si, inscriben este caso en la lista de los más sonados en la historia policial de nuestro país. También, porque el móvil fue poco común: recuperar un cheque hurtado.

LO MÁS LEÍDO

CARA A CARA: Gobiernos militares no salen con votos

Varnagy considera que Maduro está soportado en el poder por los militares.

DESMANTELAN grupo delictivo que traficaba medicinas

La Guardia Nacional Bolivariana capturó, tres ciudadanos integrantes de una red que traficaba medicinas en el estado Bolívar Efectivos militares del punto de control “Marcella”...

DISPUESTO A CONVERSAR CON GUAIDÓ. Jorge Rodríguez: administración de Maduro ansiosa de diálogo con Biden

“Esta nueva Asamblea Nacional está adoptando el enfoque más amplio posible hacia el diálogo”, dijo Jorge Rodríguez.

Sigue leyendo ↓ ↓