viernes, abril 19, 2024

LO METIERON EN LA PICOTA: Salvatore Mancuso regresó a Colombia tras 16 años preso en EE. UU.

Conocido con el alias de “El Mono”, Mancuso aún tiene cuentas pendientes con la justicia colombiana por cientos desplazamientos, desapariciones y homicidios cometidos por las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC)

El antiguo jefe paramilitar Salvatore Mancuso fue encarcelado este martes en Colombia tras pasar 16 años detenido en Estados Unidos y comprometerse a revelar la verdad sobre los sangrientos escuadrones de ultraderecha y sus vínculos con políticos.

“Va a estar ubicado en el pabellón de extraditables, que se encuentra en (la prisión) La Picota, en una celda independiente, aislado, no va a tener comunicación con otros internos y tampoco con funcionarios de la guardia”, dijo el director de la autoridad carcelaria Inpec.

En la tarde de este martes, dos helicópteros partieron del aeropuerto de Bogotá hasta La Picota. Pasadas las 19H30 locales (00H30 GMT), el Inpec confirmó a la AFP que Macuso ya se encontraba recluido en ese penal.

Considerado uno de los señores de la guerra más poderosos de los años noventa y principios del siglo XXI, el colombo-italiano llegó más temprano deportado en un avión y fue recibido por la autoridad migratoria en calidad de “gestor de paz” por decisión del gobierno del izquierdista Gustavo Petro.

En imágenes difundidas por la entidad, se ve al excomandante de 59 años salir de la aeronave esposado y con un chaleco antibalas, pero sonriente.

Luego fue entregado a la policía y abordó un vehículo de la institución custodiado por una decena de uniformados con escudos, según imágenes divulgadas por Interpol.

Conocido con el alias de “El Mono”, Mancuso aún tiene cuentas pendientes con la justicia colombiana por cientos desplazamientos, desapariciones y homicidios cometidos por las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), la asociación de escuadrones que enfrentó a las guerrillas de izquierda.

El gobierno de Petro lo designó como “gestor de paz” a mediados de 2023, en medio de conversaciones que el Ejecutivo adelanta con varios grupos armados, entre ellos herederos del paramilitarismo como el Clan del Golfo, también conocido como Autodefensas Gaitanistas de Colombia. En su momento el ministerio de Justicia aseguró que el nombramiento implicaba su liberación.

La defensa de Mancuso ha dicho que su apoderado correría un “riesgo extraordinario” en el sistema penitenciario de Colombia.

Lea también: Exparamilitar Salvatore Mancuso espera “soluciones definitivas” para regresar a Colombia

-“Destierro y sometimiento”


Durante su detención por cargos de narcotráfico en EE.UU, Mancuso trató de gestionar su deportación a Italia, donde nació su padre. Pero el gobierno de Colombia lo pidió en extradición por considerar que su testimonio es “imprescindible” para esclarecer cientos de crímenes.

“Tras más de 15 años de destierro y sometimiento en las más duras condiciones de privación de libertad, retorno a Colombia, mi tierra natal”, dijo el excomandante de las AUC en un comunicado.

“Regresar, a pesar de las condiciones restrictivas que me impone la justicia colombiana, a la cual acato y respeto, y de las difíciles y complejas circunstancias de seguridad que envuelven mi presencia en Colombia, es una forma de renacer”, añadió.

Luego de firmar la paz en 2006 con el entonces presidente, el derechista Álvaro Uribe (2002-2010), el jefe de las AUC en el norte y noreste de Colombia fue extraditado sorpresivamente en 2008, sin aportar su versión sobre pormenores de la guerra ni reparar a las víctimas, como lo disponía el acuerdo.

En su comunicado Mancuso se pone “a disposición de la justicia” para dar “cierre definitivo” a su desmovilización y explica su función como mediador en futuros diálogos para desactivar el conflicto.

“Me pongo a disposición tanto del gobierno nacional como de las organizaciones armadas que buscan un diálogo con este, como las Autodefensas Gaitanistas de Colombia y las Autodefensas Conquistadores de la Sierra, para acompañar las conversaciones de paz que sean necesarias, no importa lo complejas que sean”, aseguró.

-Secretos-

Desde prisión, Mancuso ha destapado sensibles relaciones del paramilitarismo con políticos. En noviembre durante una declaración por videoconferencia ante un tribunal colombiano, dijo que Uribe fue cómplice en la masacre de 15 campesinos en la localidad de El Aro en 1997, cuando fungía como gobernador del departamento de Antioquia.

El exmandatario niega esta acusación.

Criado en el seno de una familia acomodada, Mancuso ha dicho que su extradición a Estados Unidos fue ordenada para evitar revelaciones sobre quién patrocinó a los paramilitares.

En vísperas de su llegada, Rodrigo Londoño, excomandante de la extinta guerrilla FARC y otrora enemigo a muerte de Mancuso, lo invitó a “reconciliar al país y sacar a la luz pública todas las responsabilidades del conflicto armado”, en un mensaje en X.

Los paramilitares sembraron terror con masacres y persiguieron a quienes según ellos tenían nexos con organizaciones de izquierda. Entre las víctimas de ‘El Mono’ se encuentran sindicalistas, líderes indígenas, defensores de derechos humanos y alcaldes que se opusieron a las AUC.

A lo largo de seis décadas el conflicto armado de Colombia ha enfrentado a guerrillas, narcotraficantes, paramilitares y agentes estatales, con un balance de más de nueve millones de víctimas, en su mayoría desplazados.

Google News
Pulsa para seguirnos en Google News
Suscribir
Notificar de
guest

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Mantente actualizado

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

En portada ↓
Últimas noticias ↓
Más noticias sobre este tema ↓
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x