martes, junio 22, 2021

Líderes indígenas en la mira de los violentos en Colombia

Este 9 de junio fue asesinada Argenis Yatacué, lideresa indígena en el Cauca. Alerta por violencia contra los pueblos indígenas en Colombia

En la madrugada de este miércoles 9 de junio fueron asesinados los líderes indígenas Oneida Argenis Yatacué y su esposo, Marcelino Yatacué Ipia.

El suceso se produjo en la vereda Media Naranja del municipio de Corinto, Cauca, departamento donde se centra el mayor número de asesinatos a indígenas

Yatacupe era profesora y autoridad indígena del resguardo Páez, en Corinto.

“Corinto, norte del Cauca, la zona más militarizada del país. Sin embargo, hoy disidencias mataron la autoridad indígena y su esposo en el área urbana, en menos de 8 días 5 indígenas masacrados”, manifestó el senador indígena Feliciano Valencia.

Por su parte, la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), manifestó su rechazo a estos hechos de violencia.

La agremiación exigió “que cese la violencia contra los Pueblos y territorios Indígenas”.

Solo hace una semana se registraba en Santander de Quilichao, también en el Cauca, la muerte de dos comuneros indígenas Juan David Güegüe y Aleida Perafán.

Además cuatro heridos de gravedad, entre ellos, Beatriz Cano, periodista indígena quien murió días después.

Ellos resultaron víctimas de un atentado contra dos policías (María Isabel Ángulo y Carlos Delgado Jiménez) cuando los agentes inspeccionaban el vehículo en el que se movilizaban los indígenas.

Lea también: DOS POLICÍAS Y TRES INDÍGENAS muertos en emboscada a patrulla en Cauca

Datos de indígenas asesinados

El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), reportó que a junio de 2020 había 269 líderes indígenas asesinados.

De los cuales 167 líderes indígenas han sido asesinados durante la presidencia de Iván Duque. Asegura también que la gran mayoría murienron desues de la firma del Acuerdo de Paz.

«En el 2020 han sido asesinados 47 líderes indígenas, 14 de estos durante el período de cuarentena«, Indepaz.

Por su parte los departamentos donde más se registran estos sucesos son: Cauca, Nariño, Caquetá, Valle, Putumayo, Norte de Santander, Córdoba,Chocó, Antioquia e incluso Bogotá.

Por qué líderes del Cauca

«Lo que ocurre en Cauca responde a la lógica de un departamento donde históricamente se han presentado conflictos territoriales, con sectores privados legales e ilegales tales como la minería», señaló la organización.

También influyen en el conflicto las azucareras, la explotación de madera, la ganadería.

Así como la megaminería, la concentración de tierras, los proyectos petroleros, las hidroeléctricas entre otros.

Asimismo los procesos de reclamación, restitución y recuperación de tierras, además de los incumplimientos al Programa de Sustitución de Cultivos, han intensificado la crisis de los liderazgos.

Situación que se ha manifestado también con la presencia de grupos armados que se disputan el control de las rutas del narcotráfico.

Por su parte los indígenas del Cauca con autonomía y decisión permanecen en el territorio como condición esencial para garantizar supervivencia.

«Rechazado todas las manifestaciones del conflicto armado y asumiendo una posición de resistencia pacífica ante todos los actos armados», aseguran.

Asesinatos y atentados contra miembros de la Guardia Indígena en esa región del país, parecen derivar del control territorial que la autoridad nativa ejerce en sus resguardos.

«Es el resultado de conflictos muy serios, unos inmediatos por la pandemia porque las comunidades indígenas están controlando territorio, están ejerciendo autoridad», asegura Camilo González, director de Indepaz.

Lo que reclaman los indígenas

Según la ONIC los pueblos indígenas reclaman el derecho a la libre determinación para que se reconozca y se respete sus planes de vida.

Así como los proyectos en su territorio que intervengan con recursos nacionales e internacionales y que fortalezcan las autoridades tradicionales ilegítimas.

Destacan también las comunidades indígenas ser reconocidas como «víctimas del conflicto armado».

Y el reconocimiento de los actores armados a la verdad, la justicia, la reparación integral y la no repetición hacia los pueblos étnicos.

Además los líderes indígenas han sido víctimas del conflicto por contrabando de mercancías, extorsión, secuestro, lavado de activos, apropiación ilegal de tierras y viviendas.

Esto por parte de bandas delincuenciales, el ELN, disidencias de las Farc y la fuerza pública.

«Están diciéndole no a la gente que quiere realizar actividades criminales en esas regiones y chocan estas actitudes con los intereses de estos grupos que los persiguen», señaló González.

Denuncia, además, que el asesinato y ataques contra los líderes indígenas no ha tenido una respuesta adecuada desde el gobierno.

Como “medidas de protección efectivas, reconocimiento de la guardia indígenas y otras que operan en las regiones”, dijo.

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS LEÍDO

Sigue leyendo ↓ ↓