martes, julio 27, 2021

LIBRE A BORDO: la empresa mexicana que ayuda a Maduro a evadir las sanciones de EE.UU.

Una investigación counjunta entre el diario español El País y el portal venezolano Armando.Info desnuda los lazos que hay entre la empresa mexicana Libre a bordo y la administración de Nicolás Maduro. Esta relación, encubierta con la ayuda humanitaria para Venezuela sirve para ocultar negocios que evaden las sanciones de EE.UU.

Un grupo de empresarios mexicanos comenzó hace dos años a desarrollar «una opaca red» con la administración de Nicolás Maduro. Todo para el intercambio petróleo por alimentos. Se trata de la empresa Libre a bordo, relacionada con el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador,.

En una investigación conjunta entre Armando.Info y El País, de España, se determinó que esa relación esconde otros negocios. Pero, la misma está camuflageada con el envío de supuesta ayuda humanitaria a Venezuela.

La red, asegura la investigación, «creó un entramado que movió millones de euros por todo el mundo sin apenas dejar rastro. Siempre evadiendo las sanciones impuestas por Estados Unidos a la cúpula chavista».

Libre Abordo «se presentaba como una empresa nombrada por el Gobierno de México para hacer este tipo de operaciones».

La comercializadora, además, asegura haber realizado negocios con Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), la agencia gubernamental para la producción y distribución de comida.

Documentos en poder de ambos medios confirman una relación entre el joven empresario Joaquín Leal y el subsecretario de Exteriores para América Latina y El Caribe, Maximiliano Reyes.

«El número dos de la Cancillería defiende que en su responsabilidad es fundamental apoyar a toda empresa mexicana. Se llame como se llame, sin consultar su posición política ni partidaria”. “Partimos de que los empresarios que se acercan a nosotros lo hacen de buena fe. Desean tener mejores vínculos económicos en la región”, agrega Reyes.

Lea también: CRUZ ROJA VENEZOLANA prestará apoyo en la campaña de vacunación: se instalará en 13 módulos

Lo que hace Libre a bordo

“Libre Abordo fue nombrada por el Gobierno mexicano para entrar en el programa humanitario de intercambios de petróleo por comida con Venezuela. Esto con el propósito de ejecutar la venta de una variedad de productos alimenticios para ser comercializados entre ambos países”.

Así lo asegura la empresa en una presentación corporativa elaborada en enero de 2020. La misma forma parte de los documentos a los que accedió esta investigación.

En el documento, la empresa explica que el acuerdo se fraguó en una serie de conversaciones bilaterales entre ambos gobiernos.

La misma presentación apunta que Libre Abordo llegó a un acuerdo con Segalmex, un órgano que se desprende de la Secretaría de Agricultura ( de México).

“Segalmex recibe instrucciones del Gobierno federal de México para proseguir con la ayuda humanitaria. Esto con la intención de beneficiar a los pueblos de México y Venezuela”, se lee en el documento.

Según la versión de Libre Abordo, Andrés Manuel López Obrador instruyó a Segalmex para venderle 210.000 toneladas de maíz con destino a Venezuela.

La cantidad coincide con la operación que, en junio de 2019, Libre Abordo realizó con la estatal Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpovex).

Los investigadores señalan que «se firmaron dos contratos para suministrar esas toneladas de maíz y 1.000 camiones cisterna de agua potable a cambio de petróleo. Es una operación valorada en 200 millones de euros».

Cómo se trabaja

Los investigadores relatan que «Nicolás Maduro necesitaba canjear petróleo por alimentos ante la presión que sufre por las sanciones impuestas por Estados Unidos desde 2014».

Así, «se pactó el pago de ambos contratos con dos millones de barriles de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA). Esos dos millones de barriles se acabaron convirtiendo en al menos 30 millones en embarques que zarparon entre noviembre de 2019 y mayo de 2020».

De acuerdo con El País y Armando.info, «Libre Abordo justificó el salto de dos millones a 30 millones de barriles por la caída internacional del precio del crudo. La empresa mexicana se asesoró con despachos para completar las operaciones por medio de trueques que se justificaban como ayuda humanitaria”.

De esta forma evadían las posibles sanciones. «A los ojos de Estados Unidos, las llamadas transacciones de ayuda humanitaria no solo se cobraron. Implicaron un negocio de cientos de millones de dólares para un grupo de empresarios a expensas del pueblo venezolano, malbaratando sus recursos naturales».

Las sanciones de EE.UU.

Esa operación provocó que el 18 de junio de 2020 el Departamento del Tesoro estadounidense sancionara a Libre Abordo. También a a Joaquín Leal por hacer negocios con Venezuela.

Entonces, la Unidad de Inteligencia Financiera mexicana inició una investigación para seguir el rastro de los 200 millones de euros.

La pesquisa no tuvo apenas avances hasta que el 18 de mayo. Ese día, la UIF envió una denuncia a la Fiscalía. Allí pedía el aseguramiento (bloqueo) de un centenar de cuentas de Leal y Libre Abordo. Sin embargo, «de los supuestos acuerdos con Segalmex, sin embargo, no hay una sola mención».

La posición de AMLO

La administración de Andrés Manuel López Obrador ha mantenido una posición ambigua respecto a la crisis de Venezuela desde que llegó al poder.

Evitó reconocer a Juan Guaidó como presidente interino, aunque ha contribuido a refugiar opositores y a sacarlos del país.

Las relaciones entre oposición y Gobierno venezolanos con la diplomacia mexicana son estrechas y frecuentes. Esto, hasta el punto de que México se perfila como la posible sede de una negociación entre ambas partes.

En el caso del presidente, que abarca todos los asuntos de México en su conferencia mañanera, se ha referido a Venezuela en muy pocas ocasiones.

Pero, cuando lo ha hecho, solo dice que no se mete en asuntos internos de otros países.

LO MÁS RECIENTE

Sigue leyendo ↓ ↓