viernes, septiembre 24, 2021

La propuesta de Brito para que diálogos en México no sean un “fracaso”

El parlamentario es pesimista frente a conversaciones, dice que es lo mismo de siempre y que peticiones de las partes no llevarán a acuerdos

Varios argumentos sustenta José Brito para no creer que los diálogos en México entre la oposición y la administración de Nicolás Maduro prosperen.

Asimismo sostiene que se trata de una “reunión de élites” y califica los acercamientos como una “crónica anunciada de un monumental fracaso”.

De igual manera el parlamentario anzoatiguense duda que Noruega sea un país garante de las conversaciones dado que tiene una visión distorsionada de la realidad venezolana.

“Los noruegos tiene una visión errónea de la situación que ocurre en Venezuela”

Además considera que quienes negociarán en México no representan los verdaderos intereses del pueblo venezolano.

En ese sentido califica como un “procedimiento erróneo” que se sienten a hablar solo los extremos de la política venezolana.

«No están los actores válidos de la política nacional porque los frustradores de la esperanza del pueblo a mí no me representan ni a la gran mayoría del país”, apuntó Brito.

Lea también: ¿De qué dialogarán en México?

“La misma cosa en distintas trincheras”

En este sentido, el también jefe de la misión parlamentaria que investiga los daños contra Venezuela en el período legislativo 2016/202,1 sentencia el fracaso de las conversaciones.


“En México están dialogando las élites, no el pueblo”, recalcó Brito, quien además aseguró que “son la misma cosa en distintas trincheras”.

Explicó que quienes conforman el G4 son “jinetes del apocalipsis” y “no van por la solución de los problemas” porque ellos tienen sus intereses particulares.

Asegura que lo que están buscando es la “coexistencia política de ellos con el Gobierno” y garantizar las franquicias de los partidos.

En ese sentido explicó que el G4 va a México por tres razones: “el chuleo a la comunidad internacional, la coexistencia con el Gobierno y generar un nuevo orden porque solo son ellos”.

Consideró que la reunión en México será una “quimera” porque adicionalmente las dos partes llegan pidiendo lo imposible.

Analiza que de su parte el G4 exige “elecciones presidenciales inmediatas” y el Gobierno tiene “una lista de diez condiciones que no le pueden cumplir”.

Confirma que “el juego se trancó” y que negociar en México es una “acción perdida”.

Hizo una advertencia al gobierno de Manuel López Obrador para que no se haga muchas esperanzas en su voluntad de apoyo para resolver la crisis venezolana.

Y lamentó que no se vayan a presentar resultados positivos.

La propuesta Brito

Por otra parte, planteó lo que considera sí puede dar resultado, para ello propuso “una verdadera mesa de diálogo donde se le pueda decir la verdad a la comunidad internacional”.

Donde el punto de inicio de la discusión sea reconocer que en 20 años no ha habido avances en el campo opositor.

Esto porque “la política se ha asumido como una franquicia”, anota.

“Allí en México no van a debatir los problemas económicos de los venezolanos ni las sanciones al país, ni la crisis hospitalaria y tampoco la dolarización del salario y pleno respeto de las garantías de la calidad de vida”, concluyó.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓