miércoles, mayo 25, 2022

LA OPERACIÓN RESCATE DE Rayan está «muy avanzada», pero es difícil

Los habitantes de Marruecos siguen en vilo por la suerte del pequeño Rayan. Los rescatistas lograron entrar a túnel por donde cayó, pero aún no se sabe si sigue vivo

Lanzados en una carrera contrarreloj, los rescatadores marroquíes entraron muy lentamente este sábado por el túnel donde está el pequeño Rayan. Él es un niño de cinco años que cayó en un pozo el pasado martes y cuya suerte ha tenido en vilo al país y al mundo, pues las imágenes del rescate se han hecho virales.

Las autoridades locales marroquíes informaron de que la operación de rescate del pequeño Rayan, que se encuentra en el fondo de un pozo de 32 metros, está «muy avanzada», pero es difícil pronunciarse sobre su duración.

La dificultad se debe a las características de la parte de tierra que queda por cavar en el túnel horizontal realizado para llegar al pequeño en el fondo del pozo.

Rayan «aparece recostado de espaldas» en las imágenes de una cámara de inspección enviada al estrecho pozo en el que cayó. Así lo declaró a la AFP el responsable de la operación de rescate, Abdelhadi Tamrani.

Sin embargo, el jefe del equipo ha asegurado que conserva «grandes esperanzas» de extraerlo con vida de ese pozo de 32 metros de profundidad. El mismo está cavado cerca de la casa familiar en Ighran, no lejos del pueblo de Bab Berred, en la provincia de Chefchauen, al norte de esa nación.

Los socorristas se esforzaron en enviar oxígeno y agua a través de tubos y botellas que bajaron hasta Rayan. Pero, sin certeza de que el niño haya podido utilizarlos.

Los trabajos de perforación de un túnel horizontal de algunos metros avanzan a paso de hormiga. «Nos quedan unos dos metros para terminar la excavación del túnel horizontal, esperando no tener que enfrentar nuevamente rocas», detalló Tamrani.

Lea también: ¡LLEVAN CUATRO DÍAS TRABAJANDO! Así va el rescate del niño que cayó en una alcantarilla en Marruecos

Camino con obstáculos

De madrugada, una gran roca obstaculizó los trabajos. Según las autoridades locales, tras tres horas de esfuerzos, pudieron sortearlo con ayuda de pequeño material eléctrico para evitar fisuras o desmoronamiento.

Miles de personas, algunas originarias de la región, acudieron para mostrar su solidaridad y acampan allí a pesar del frío glacial de esta zona montañosa del Rif, a unos 700 metros de altitud.

«Vinimos a apoyar a los socorristas. Rayan es un niño de nuestra región, rezamos a Dios para que se salve», dijo un voluntario.

«No nos iremos hasta que salga del pozo», agregó. La policía desplegó refuerzos para evitar que la multitud perturbe las tareas de rescate.

«Conservo la esperanza de que mi hijo saldrá vivo de ese pozo», declaró el viernes por la noche el padre de Rayan a la televisión pública 2M.

«Agradezco a todas las personas movilizadas y a aquellas que nos apoyan en Marruecos y otros lugares».

Mantente actualizado

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓