martes, septiembre 28, 2021
EspecialesOpiniónLa Observación en la crianza
Alejandra Yanez
Periodista. Family Coach.

La Observación en la crianza
L

Observar no es mirar. Observar en la crianza es brindarle a tus hijos la exclusividad de tu tiempo. Es mirar con el corazón y la razón; ambos conectados.

Cuando observamos a nuestros hijos se logra una conexión silenciosa. Nuestros ojos, unas filmadoras que registran mucha información.

La observación sin invasión, nos da la oportunidad de discernir, y conocerlos aún más. Aumentan las posibilidades de saber qué emoción le acompaña y su detonante.

Cuando observamos estamos presentes, con máxima exclusividad. Un paneo ocular logra registrar momentos, movimientos, silencios, sonrisas, lágrimas, sueños, brincos, juegos hasta pensamientos.

Cuando observamos con exclusividad, conciencia, respeto y sobre todo con paciencia la esencia de nuestra crianza se reconforta. Activar y conjugar, desde el hogar, el verbo «Observar» podría ser clave para detectar alguna condición en nuestros hijos que amerite el apoyo de un especialista. En mi caso la «observación» me impulsó a dar ese primer paso para recibir el diagnóstico de Luciana. Dejar a un lado los mitos generacionales y enfocarnos en nuestra realidad, solo así podemos abordar a nuestros hijos con mayor asertividad. Observar es una habilidad que solo afinamos diariamente en pro del bienestar familiar.

LO + VISTO