jueves, junio 17, 2021

«La Nueva Ruta de la Seda» es el trueque de Maduro

La iniciativa de China y uno de sus objetivos más grandes de la década conocida como La Nueva Ruta de la Seda, es un gran proyecto de infraestructura con el que Pekín quiere generar una red comercial internacional y extender su influencia a nivel global. La principal finalidad de este proyecto es acelerar la llegada de sus productos a mercados muy distantes.

En 2013 se creó esta iniciativa que ha generado supuestas oportunidades de infraestructura y desarrollo en una red que se engloba entre Asia, África y Europa.

Venezuela en el lado oscuro de la Ruta

Sin embargo, Pekín tiene el objetivo de consolidarse en el área geográfica de Latinoamérica. Venezuela es uno de sus principales aliados en la ejecución de la Ruta de la Seda.

Para ellos, las tierras venezolanas son proveedoras de agricultura, vías de comunicación, empresas básicas y, por supuesto, la entrega de recursos minerales como el oro, coltán, torio y uranio.

Venezuela ganaría a cambio de estas riquezas el apoyo comercial de China y convertirse en país aliado.

Pekin quiere que los negocios vayan a una sola dirección y esa es China. Sin embargo, a través de los años, la trama de corrupción ha envuelto este ambicioso proyecto, con una alta escasez de normas comerciales y deterioro ambiental. Muchos son los que critican este proyecto pero el régimen de Venezuela se involucra más en el lado oscuro de la Nueva Ruta de la Seda.

Dayana Krays
@dayanakrays

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS LEÍDO

Sigue leyendo ↓ ↓