jueves, julio 29, 2021

LA MUERTE de tres personas en terribles circunstancias tiene aterrados a los tachirenses

En el último mes, en el esta Táchira han asesinado a tres personas de manera terrible y muy parecida. Los cuerpos tienen signos de tortura y estaban maniatados con cinta de embalar

En el estado Táchira hay mucho miedo. En el último mes han asesinado a tres personas, de la manera más trerrible. En el norte de la entidad han encontrado los cadáveres maniatados y con signos de tortura.

Para las autoridades de la entidad podría significar una nueva práctica criminal. Además de las torturas, a las víctimas también las atan con cinta de embalar. A algunas las golpean, cortan o abalean, y en casos extremos, les prenden fuego. Esto ocurrió en los dos casos más recientes.

Se desconoce quiénes están perpetrando ese tipo de crímenes en esa zona. Pero, en la prensa local aseguran que son acciones propias de grupos subversivos.

Asesinar a una persona de esta manera no solo requiere sangre fría, sino suficiente tiempo y sentirse seguro y cómodo en el lugar donde lo hace, señala una reseña de La Nación.

De los tres casos en cuestión, solo una de las víctimas ha sido identificada. Se trata del comerciante y exfuncionario del Cicpc, David José Bello Ortega, de 26 años. Lo asesinaron el fin de semana reciente, junto a otro hombre (sin identificar).

Ambos cuerpos estaban maniatados y amordazados, aparentemente con cinta de embalar tenían heridas ocasionadas con arma blanca. Estaban quemados y los hallaron en un área boscosa del sector La Llovizna, vía a El Socorro, en La Fría, municipio García de Hevia.

El móvil del doble homicidio no se ha determinado. Sin embargo, se desconoce el paradero del vehículo de Bello. Y se aguarda por la identificación plena del otro cuerpo, que bien podría ser su acompañante, conocido solo como Jean Paul, Javier o Búfalo.

Lea también: ELN niega autoría de atentado en Cúcuta

En Orope

La tercera víctima fatal, presentó algunas de las características similares a los casos anteriores, omitiendo las quemaduras. Era la primera y la localizaron el 16 de mayo, frente a la finca Chamriapa, carretera principal que conduce a Orope. La misma está ubicada a escasos 4 kilómetros del municipio García de Hevia.

La víctima, que aún no ha sido identificada, estaba en la vía pública. Se trata de un hombre, moreno y de contextura delgada. De un metro con 68 centímetros de estatura y de unos 28 años de edad. Como seña particular, tenía labio leporino.

A este le apreciaron traumatismos, escoriaciones y heridas abiertas a nivel del rostro (cortaduras), al igual que los demás. También estaba maniatado con cinta de embalar. Vestía camisa blanca, jeans azul y calzaba zapatos deportivos negros.

LO MÁS RECIENTE

Sigue leyendo ↓ ↓