lunes, mayo 16, 2022

Infusiones naturales para bajar la fiebre (Recetas)

Si tenemos fiebre leve podemos aprovechar las propiedades antisépticas y antiinflamatorias de determinadas plantas para preparar infusiones que nos ayuden a bajar la temperatura y reforzar el sistema inmunitario

Una de las principales recomendaciones para bajar la fiebre es beber mucho líquido. Además de agua podemos disfrutar de caldos, sopas e infusiones naturales que no solo evitan la deshidratación, sino que también nos reconfortan y alimentan.

En un artículo publicado por Mejor con salud muestran cuáles son las mejores tisanas para reducir la temperatura elevada.

¿Cuándo se considera fiebre? y ¿Por qué se produce?

La temperatura corporal normal ronda los 37,5 °C. Este valor puede subir o bajar levemente según la época del año, el clima o la actividad que realicemos.

No obstante, si aumenta más de 1 °C puede tratarse de una respuesta del organismo ante una enfermedad o condición adversa.

La fiebre no puede ser considerada como una dolencia sino que se trata de un síntoma y puede estar provocada por diferentes razones como:

  • Infecciones virales o bacterianas
  • Dolor de garganta, faringitis o bronquitis
  • Enfermedades relacionadas a problemas del sistema inmunitario
  • Cáncer, sida, lupus
  • Leucemia, mononucleosis, meningitis

Además de la fiebre, estas condiciones pueden incluir otros síntomas entre los que se incluyen:

  • Dolor de cabeza o de oídos
  • Ojos llorosos
  • Deshidratación
  • Agotamiento y somnolencia
  • Escalofríos y “piel de gallina”
  • Infusiones naturales para bajar la fiebre

En la mayoría de los casos la fiebre es una señal de que nos estamos enfermando por un virus o bacteria y no deberíamos preocuparnos más allá de eso. Sin embargo, para reducir la temperatura y ayudar en el tratamiento de la condición que la originó podemos aprovechar las ventajas de las siguientes infusiones naturales:

Té de manzanilla y tomillo

La manzanilla tienes propiedades antiinflamatorias, y el tomillo es antiséptico, por lo que te ayudará a combatir los síntomas de la fiebre. Combinadas son perfectas para bajar la fiebre y mejorar un estado gripal o una enfermedad causada por una bacteria.

Ingredientes

1 taza de agua (250 ml)

10 g de flores de manzanilla

10g de tomillo seco

Preparación

En un cazo coloca el agua y echa la manzanilla y el tomillo.

Calienta hasta que hierva y deja cocinar 5 minutos.

Retira del fuego, tapa y espera 5 minutos más.

Filtra y bebe lo más caliente posible (si lo deseas, puedes endulzar con miel, que también es antiséptica).

Lea también: La miel: el único alimento que no se daña

Infusiones de albahaca

La albahaca no solo sirve para darle sabor y aroma a nuestras comidas, sino también es una planta con muchas propiedades medicinales.

Se trata de un potente antiinflamatorio y antibacteriano que mejora las afecciones de las vías respiratorias, activa el sistema inmunitario y elimina el dolor de cabeza.

Ingredientes

2 cucharaditas de hojas de albahaca seca (10 g)

250 ml de agua

Preparación

Pon el agua en un cazo junto con la albahaca.

Calienta a fuego medio y, cuando hierva, cocina 15 minutos.

Retira, cuela y bebe a temperatura ambiente.

Puedes beber hasta 3 tazas por día.

Té de salvia

Su nombre deriva del latín “salvare” y no podría ser más acertado ya que tiene muchas propiedades, entre las que destaca la antiséptica.

Por eso permite reducir la fiebre en caso de deberse a una infección.

Ingredientes

2 ½ cucharadas de hojas frescas de salvia (25 g)

250 ml de agua (1 taza)

1 ½ cucharadas de jugo de limón (15 ml)

1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

Hierve el agua durante 10 minutos y añade la salvia.

Calienta 10 minutos más y retira del fuego.

Filtra y añade el limón y la miel.

Bebe lo más caliente posible.

Té de jengibre

Si bien la raíz de jengibre tiene la capacidad de aumentar la temperatura corporal, se recomienda en las personas que tienen fiebre leve (no más de 38 °C) debido a sus propiedades antisépticas y reconfortantes.

Ingredientes

 jugo de 1 limón

1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)

250 ml de agua

1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

Hierve el agua durante 10 minutos.

Retira del fuego y echa el jengibre. Remueve bien.

Agrega el jugo del limón y la miel.

Bebe de a sorbos.

Puedes consumir hasta 2 tazas por día.

Mantente actualizado

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

LO MÁS RECIENTE
Sigue leyendo ↓ ↓