sábado, octubre 1, 2022

Hinchazón y dolor de barriga, dos síntomas que avisan de la intolerancia a lactosa

Miyeilis Flores
Miyeilis Flores
Periodista digital

Con el paso de los años tenemos menos capacidad de procesar la lactosa. Te contamos cómo identificar si eres intolerante a la lactosa

Agotamiento, dolor de barriga, gases e hinchazón son cuatro síntomas que te indican que puedes estar padeciendo de intolerancia a la lactosa.

Las personas producimos una enzima conocida como lactasa, que es la responsable de descomponer la lactosa para la digestión.

A medida que crecemos dejamos de producir tanta lactasa, razón por la cual no digerimos bien la lactosa de los productos lácteos.

Al llegar a adultos, hasta el 70% de las personas ya no producen suficiente lactasa para digerir correctamente la lactosa, lo que provoca malestar.

¿Qué es la lactosa?

Al llegar a adultos, hasta el 70% de las personas ya no producen suficiente lactasa para digerir correctamente la lactosa
Al llegar a adultos, hasta el 70% de las personas ya no producen suficiente lactasa para digerir correctamente la lactosa. Foto: Referencial

En la leche se encuentra un tipo de azúcar denominada lactosa, por lo general está presente  en la leche de la mayoría de los mamíferos.

Hay determinadas personas que no la digieren bien, lo que causa molestias. Además, podemos desarrollar intolerancia de pronto, tras una enfermedad o después de una cirugía.

Lea También: AVENA DIVINO TESORO: ayuda a controlar los niveles de azúcar, tiene antioxidantes y mejora las funciones del intestino

Gases

La fermentación de la lactosa en el colon aumenta la producción de los gases hidrógeno, metano y dióxido de carbono, lo que genera a su vez mayor flatulencia. Un dato relevante es que los gases producidos por la fermentación de la lactosa no tienen olor.

Dolor de barriga

Uno de los síntomas más comunes de la intolerancia a la lactosa en niños y adultos es el dolor de estómago y la hinchazón. Esto ocurre cuando el cuerpo no puede descomponer la lactosa.

El problema radica en que la lactosa pasa a través del intestino hasta que llega al colon, donde no pueden ser absorbidos por las células y pasan a fermentarse. Esta fermentación provoca la liberación de ácidos grasos y gases hidrógeno, metano y dióxido de carbono.

Estos ácidos y gases son los que causan calambres y dolor de estómago, por lo general cercano al ombligo.

Mientras que la sensación de hinchazón es causada por un aumento de agua y gas en el colon, que hace que la pared intestinal se expanda, también conocida como distensión abdominal.

Diarrea

Otro de los síntomas de la intolerancia a la lactosa que la  diarrea, esto  al aumentar el volumen de agua en el colon, lo que incrementa el tamaño de las heces, haciéndolas líquidas.

La diarrea se define como una mayor frecuencia, liquidez o volumen de las deposiciones.

 Estreñimiento

Los especialistas explican quelas bacterias en el colon fermentan la lactosa no digerida; lo que produce gas metano.

Y es justamente ese gas metano lo que ralentiza el tiempo que tarda la comida en moverse por el intestino, lo que provoca estreñimiento en ocasiones.

El estreñimiento se caracteriza por heces duras e infrecuentes, sensación de movimientos intestinales que no desembocan en evacuación, malestar estomacal, hinchazón y esfuerzo excesivo a la hora de defecar, reseña Voz Populi.

Facebook Comments
Google News
Síguenos aquí

Mantente actualizado

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
LO MÁS RECIENTE
MÁS SOBRE ESTE TEMA
Sigue leyendo ↓ ↓
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x