miércoles, junio 16, 2021

Hay cada vez más niños venezolanos captados por grupos armados para convertirlos en combatientes

Fundaredes denuncia que estos grupos usan estrategias para seducir a los menores y sus familias, pero también los aterrorizan

La ONG Fundaredes elaboró un informe en cual denuncia que en la zona fronteriza entre Venezuela y Colombia aumenta la cantidad de niños y adolescentes que son captados por grupos armados irregulares que que sean «combatientes».

«La captación de niños y adolescentes en las instituciones educativas, para ser incorporados a las redes de los grupos armados superan, hasta el año 2019, los 30 mil estudiantes. Pero tan solo en el 2019 el reclutamiento directo o indirecto, alcanza a 15 mil infantes y jóvenes», señala el informe, según publicó la periodista especializada en temas militares, Sebastiana Barráez.

El documento alerta que «la guerrilla colombiana capta a niños venezolanos para ingresarlo a sus filas, los grupos armados irregulares explotan a niños y adolescentes venezolanos en la frontera y que los niños venezolanos están expuestos a los enfrentamientos de grupos armados irregulares al asistir a clases en Colombia”.

Describe Fundaredes que los grupos usan varios métodos para «seducir» a los jóvenes.  «Les ofrecen útiles escolares y regalos, incluso dinero, para convencerlos de formar parte de sus filas, a sabiendas de que los padres cuentan cada vez con menos recursos para proveer a sus hijos de una alimentación adecuada, mucho menos de útiles escolares o juguetes».

También advierte la ONG que han logrado «acelerar un proceso ideologizante y de condicionamiento conductual, donde las personas, por miedo, se habitúan a la convivencia con estas organizaciones criminales, llegando incluso a tener asociación con sus actividades ilícitas, buscando así mitigar la ocurrencia de un evento que les afecte en su integridad, vale decir, evitan ser víctimas de estos grupos como resultado de la intimidación alcanzada cognitivamente por ellos».

Incluso, hay una fundación denominada Amigos de la Escuela, a través de la cual la guerrilla colombiana “ingresó en centros educativos rurales, de al menos cinco municipios fronterizos del estado Táchira: Bolívar, Pedro maría Ureña, Junín, Capacho Viejo y Rafael Urdaneta”.

Destaca el informe que la intención fue entregar útiles escolares, regalos y alimentos entre septiembre y noviembre de 2018. Aunque la denuncia fue hecha ante el Ministerio Público, no hubo actuación alguna. Y ese diciembre, la guerrilla “entregó regalos a los niños durante la temporada navideña”.

Fundaredes resalta que recibieron más de 30 denuncias de habitantes rurales de estados Táchira, Bolívar, Apure, Zulia y Amazonas dando cuenta que durante el receso escolar (julio y agosto de 2019), “el Ejército de Liberación Nacional (ELN) aplicó un censo en sus casas para precisar el número de niños y niñas de cada comunidad que asisten a clases, su rango etario, su nivel de escolaridad e identificar sus necesidades con miras a una entrega masiva de útiles escolares”.

La conclusión de Fundaredes es que “20 mil 624 estudiantes habrían sido censados por la guerrilla colombiana para recibir útiles escolares e influencia directa de este grupo armado”.

La organización constató que hasta el año 2018 “la guerrilla colombiana ELN y FARC habían intervenido en al menos 214 escuelas de Táchira, Apure y Amazonas; para el año 2019, la cifra supera las 325”.

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS LEÍDO

Sigue leyendo ↓ ↓